¿Desmotivado? 4 recomendaciones para seguir enfocado al buscar trabajo

Empleo docente

¿Desmotivado? 4 recomendaciones para seguir enfocado al buscar trabajo

 

4 recomendaciones para seguir enfocado al buscar trabajo

 

Cuando trabajas mucho para conseguir empleo docente y no lo obtienes

 

Suele suceder. Te quedas sin empleo y lo primero que comienzas a hacer es decirle a todos tus contactos y colegas que necesitas encontrar un nuevo empleo docente (o cualquier otro empleo). Por supuesto, entiendes que la red de contactos es muy importante en toda búsqueda de empleo.

También te apuntas a los principales portales de empleo de profesor. Ajustas tu curriculum, creas un perfil en LinkedIn, pues has leído por ahí que esta es una buena estrategia para hacerte visible en el segmento online y de esta forma, acceder a más oportunidades laborales en tu sector.

Pasan algunos días y comienzas a enviar el curriculum hospitales de tu ciudad, provincia e incluso, de toda la comunidad autónoma. Pasan semanas y no obtienes si quiera un llamado para una entrevista de trabajo. Comienzas a desanimarte y la actitud positiva que en un principio tenías, parece esfumarse. La consecuencia irremediable, es que pierdes la motivación y eso complica tu enfoque.

 

¿Por qué es tan peligrosa la desmotivación al buscar trabajo?

 

Estar desmotivado es lo opuesto a estar motivado. Sí, lo sé, es una obviedad lo que acabo de escribir, pero es cierto al 100%. La motivación genera una sensación de poder en las personas, nos hace sentir importantes, verdaderamente involucrados con nuestro proyecto, cualquiera sea y creer en que la posibilidad estará ante nosotros en cualquier momento. Y esto también se traslada a la búsqueda de empleo docente.

Cuando te sientes motivado, te mueves, porque es precisamente eso lo que propicia la motivación, que te muevas hacia la meta que quieres concretar, que agotes todas las instancias posibles para lograrlo y que incluso inventes nuevas alternativas cuando todo parezca haberse terminado.

La desmotivación, por el contrario, puede interpretarse como desesperanza ante los obstáculos que encuentras para concretar tu objetivo. Surge en el individuo una serie de mecanismos negativos basados en un estado de angustia y pérdida de entusiasmo y energía.

La desmotivación, bajo esta concepción, puede verse como una respuesta normal en quienes se ven bloqueados o limitados ante la imposibilidad de alcanzar un objetivo, sin embargo, sus consecuencias deben prevenirse.

Lo peligroso de la desmotivación es que esta sea constante. Todos podemos sufrir episodios de desmotivación, pero lo importante es saber identificarlos para poder introducir el cambio necesario para salir de ese trance. Instalarse en la desmotivación es ingresar en un círculo vicioso en el que puede verse afectado la confianza en uno mismo, la fuerza de voluntad, la capacidad de vincularnos con los demás, la productividad y la capacidad creativa.

 

4 recomendaciones para recuperar la motivación al buscar trabajo

 

  • No te olvides del por qué. Todos tenemos un motivo por el que actuamos de la forma en que lo hacemos. Tenemos una razón que nos impulsa a hacer cada cosa que emprendemos. Cuando sientas que estás desmotivado, ten presente este porqué. Piensa por qué estás buscando empleo docente, por qué estás realizando la búsqueda de esa manera y no de otra, recuerda qué es lo que te impulsó a elegir la carrera que elegiste, este siempre es un buen motivador.
  • No olvides los pequeños detalles.  El ser humano tiende a ser “resultadista”, si es que existe esa palabra. Solemos enfocar la mirada siempre en la meta, en el resultado final, perdiendo enfoque del aquí y ahora, del camino que estamos atravesando para llegar a esa meta. Disfrutar de los pequeños detalles es parte del accionar que a partir de ahora puedes implementar dentro del proceso de búsqueda de empleo. Siempre habrá pequeños logros de los que sentirse orgulloso o contento. Sé más consciente de ellos.
  • Metas diarias. Es difícil lo sé, no es sencillo decirte que te enfoques en los pequeños detalles cuando lo único que tú quieres es dar con una oportunidad de empleo docente que te permita respirar tranquilo a fin de mes. Pero si no quieres caer en la desmotivación, será importante ser conscientes de que no siempre puedes manejar los tiempos en los que suceden las cosas y quizás eso que tanto deseas, tarde más de lo esperado. Por ello, una buena alternativa es ponerte metas diarias, por ejemplo, enviar el curriculum a 5 instituciones específicas, investigar empresas de tu sector y contactar con al menos cuatro colegas para contarles tu situación y solicitar su colaboración.
  • Descansa. Nada más revitalizante que un momento de ocio o de hacer las cosas que más te gustan. Leerte un libro, ver una película, hacer deporte, visitar amigos, dormir, pasear, lo que sea que te haga feliz y que despeje tu cabeza, será válido en este caso, porque obsesionarte con la dificultad de no encontrar empleo tampoco te ayudará a resolver las cosas.

 

No hay comentarios

Publicar un comentario