Razones por las que no eres productivo al buscar empleo

Búsqueda de empleo

Razones por las que no eres productivo al buscar empleo

 

Razones por las que no eres productivo al buscar empleo

 

Productividad y búsqueda de empleo

 

Cuando comienzas a buscar empleo, ya sea porque has perdido tu anterior trabajo o porque recién te introduces en el mundo laboral, es claramente visible que uno de los recursos más valiosos que tienes a tu disposición es la productividad. Hablemos sobre búsqueda de empleo.

Cuanto más productivo seas al momento de buscar trabajo en colegios privados o simplemente una oportunidad laboral en el sector que desees trabajar, mayores posibilidades tendrás de alcanzar resultados positivos.

La productividad en la búsqueda de empleo suele tener especial relación con la eficiencia y el tiempo. Lo que da como resultado un mejor o peor rendimiento de la persona que busca empleo.

Hoy conoceremos algunas de las razones que más afectan tu productividad de forma negativa.

 

Tiempo y planificación

 

Cuando se ven afectados el tiempo y la planificación al emprender una búsqueda de trabajo, la productividad disminuye.

En el primer caso, lo que suele fallar es una falta de estructura del tiempo. Esto quiere decir que las horas dedicadas a la búsqueda de empleo son insuficientes. O no se programa adecuadamente el uso de ese tiempo para tal fin. En cualquier caso, esto repercute en tu nivel de productividad. Y, por supuesto, afecta tu capacidad para dar con una oportunidad provechosa.

La planificación también puede fallar y, con ello, verse afectada tu productividad. Cuando tu plan es erróneo o cuando hay una ausencia total de planificación, es mucho más fácil identificar tus fallas como candidato. Y, por tanto, son menores tus posibilidades de realizar una óptima búsqueda de empleo.

 

4 motivos por los que no eres productivo al buscar empleo

 

Falta de experiencia y habilidad

 

¿Acaso se necesita tener experiencia en la búsqueda de empleo? Siempre habrá una notable diferencia entre los experimentados y los novatos. Y esto puede ser identificado en cualquier contexto, no sólo al hablar de búsqueda de empleo.

Lo cierto es que, para iniciar la búsqueda de empleo y hacerlo de forma provechosa, es necesario tener algunas habilidades y saberes adquiridos al respecto. Si empiezas a buscar trabajo, pero nunca lo has hecho, no estaría demás que busques información sobre cómo iniciar la búsqueda, planificarla y ejecutarla de manera efectiva. Esto es parte de ser productivo. Nadie nació sabiendo y ya no es tan simple como enviar el curriculum. Ahora tienes que combinar ello con la participación en redes sociales, la creación de una marca personal, con cuidar tu reputación online, con hacerte visible, etc., etc.

 

Falta de confianza

 

Creer que la batalla está perdida, aún antes de iniciarla, es claramente un atentado a tu productividad como profesional en la búsqueda de empleo. La falta de confianza o la baja autoestima parecen ser instancias inevitables en el proceso de buscar trabajo. Pero instalarse en estos estados no sólo es peligroso a nivel profesional, sino que también afecta negativamente tu vida personal.

 

Falta de apoyo

 

Pareciera ser mentira que una actividad que depende sólo de ti se viera afectada por los demás, tu entorno, tus afectos, pero es así. La falta de apoyo, muchas veces disfrazada de presión familiar, puede hacer más estresante la tarea de buscar trabajo. Y, con ello, puede disminuir tu eficiencia a la hora de concretar la planificación semanal que has hecho por ejemplo, lo que irremediablemente afectará tu productividad.

 

Estrés

 

Tomarte la tarea de encontrar trabajo de buena manera no siempre es posible y muchas veces caes en comportamientos nocivos y en actitudes bastante negativas. Eso es parte del estrés que genera el hecho de no tener empleo y necesitarlo.

El estrés puede ocasionar fastidio, ansiedad, depresión, entre otros estados. A veces necesitas tomarte un tiempo para repensar qué es lo que realmente quieres hacer y qué posibilidades tienes de conseguirlo. Tomarse un respiro puede ser una saludable decisión, para recargar pilas y retomar la búsqueda de forma más productiva.

 

No hay comentarios

Publicar un comentario