Los Sí y los No a la hora de redactar una carta de presentación

Cartas de Presentación

Los Sí y los No a la hora de redactar una carta de presentación

 

Los Sí y los No de una carta de presentación

 

¿Cómo redactar una carta de presentación efectiva?

 

Además de preocuparnos por tener un curriculum perfecto, redactar una carta de presentación perfecta también se torna una pieza clave dentro de tu estrategia para la búsqueda de empleo en cualquier ámbito, como la enseñanza.

Cualquiera sea el sector en el que te desenvuelvas, contar con recursos sólidos, siempre será de gran valor. La carta de presentación es un recurso más, pero uno muy importante al que no debes dejar de prestarle la debida atención.

Para redactar una carta de presentación efectiva, tendrás que aprender a segmentar la información que deseas compartir en ella, porque lo más importante es hacer que tu carta sea fácil de leer. De esta forma conseguirás que el reclutador pueda leerla de una sola vez, sin perder tiempo y entendiendo todo lo importante que debe saber sobre el candidato, es decir, sobre ti.

Recuerda que ayer hablamos sobre cómo elaborar un curriculum efectivo. Te recomendamos leerlo para aprender todavía más y conseguir tu objetivo.

 

Los Sí de una carta de presentación

 

Existen prácticas que son más beneficiosas que otras al momento de redactar una carta de presentación. En este caso, hablaremos de los Sí al escribir una, esas estrategias que efectivamente funcionan y debes incorporar.

    • Segmenta la información. Debes entender que el reclutador no tiene demasiado tiempo para tomarse en cada una de las cartas de presentación que recibe. Por tanto, tú debes facilitarle las cosas, organizando la información de un modo claro y eficiente.
    • Sé conciso/a. Por lo general, entre tres y cuatro párrafos serán ideales al redactar una carta de presentación. Utilizarás un primer párrafo para presentarte y el segundo para explicar por qué eres un buen candidato. Luego puedes hablar de tu experiencia laboral anterior, vinculada por supuesto con el puesto ofrecido. Y, finalmente, en el último párrafo, agradecerás la lectura de tu carta e invitarás al reclutador a que te contacte.
    • Datos de contacto siempre visibles. Muchas veces, la carta de presentación es el complemento del curriculum, pero esto no quita que sea necesario colocar en ella los datos de contacto precisos para que el reclutador pueda comunicarse contigo. No debes olvidar colocar tu teléfono y dirección de email, como información principal.

 

Los No de una carta de presentación

 

Ya hemos visto que hay prácticas más aconsejables que otras al momento de redactar una carta de presentación. En este caso, hablaremos de los No, es decir, aquello que debes evitar.

    • Faltas de ortografía. Este es quizás uno de los peores errores que puedes cometer. Esfuérzate, lee detenidamente la carta antes de enviarla y procura incluso leerla en voz alta para identificar errores gramaticales o de tipeo. También puedes enviársela a un conocido/a para que haga una última revisión de todo.
    • Evita que supere una hoja. Si tu carta de presentación supera una hoja, se tornará demasiado extensa para que el reclutador le preste la debida atención.
    • No escribas párrafos muy largos. La carta de presentación obliga de algún modo a tener presente esto de una idea por párrafo. Por ello, no los hagas demasiado largos, para que el texto sea más ligero y fácil de leer.

 

Recuerda: redactar una carta de presentación demanda tiempo y atención a esos detalles que pueden dejarte más lejos o más cerca del empleo que buscas.

SIEMPRE es recomendable dejar este trabajo en manos de expertos si no te ves suficiente preparado/preparada para escribir una carta de presentación perfecta.

También puedes ver diferentes ejemplos de cartas de presentación para agarrar ideas y aprender un poco más cómo hacer la tuya.

 

 

No hay comentarios

Publicar un comentario