Dos reglas de oro al hacer Networking para Trabajar en Colegios Privados

Dos reglas de oro al hacer Networking para Trabajar en Colegios Privados

 

networking para trabajar en colegios privados

 

A ti, que estás en el paro y que desde hace algún tiempo te encuentras buscando trabajo en colegios privados y concertados, puede que esto de la red de contactos o hacer networking te cueste demasiado.

Lo cierto es que puede que te resulte una práctica algo embarazosa. Principalmente, porque tienes una idea equivocada de lo que en realidad implica construir una red de contactos profesionales.

Si eres de los que creen que el networking consiste en pedir favores, molestar a tus conocidos para que te recomienden en algún puesto, ser insistente al punto de agotar al otro, estás en un error, de eso no se trata el networking.

Para orientarte mejor, te hablaremos de dos reglas de oro que debes tener en cuenta al momento de construir tu propia red de contactos, de cara a conseguir una oportunidad de trabajo en colegios privados y concertados.

 

No pidas un favor

 

Piensa en la red de contactos como una verdadera construcción, como un proyecto que estás creando de manera que, al cabo de un tiempo, puedas disfrutar de lo que has cosechado, pero de igual forma, debas seguir trabajando en él eternamente.

Si tu sistema para generar contactos profesionales consiste en pedir favores a diestra y siniestra, llegará un punto en que agotarás la voluntad de tus contactos por tenderte una mano. No es que estos dejarán de hacerlo porque son malas personas que no quieren ayudarte, sino que terminarán alejándose poco a poco, debido a que el vínculo que los une no está fundado en base a una entrega recíproca. Tú pides mucho, pero das poco.

En lugar de pedir un favor, solicita a tus contactos consejos, que te orienten y te ayuden a encontrar el camino más provechoso para contactar con un reclutador. Este además, es un viaje que garantiza un mejor aprendizaje.

Del mismo modo, procura tender una mano cuando uno de tus contactos necesite un consejo de tu parte.

 

No pidas un trabajo

 

Una práctica bastante común que se suele ver entre quienes están iniciando con el networking, es la de pedir un trabajo directamente a sus contactos, como quien pide un aventón.

La base fundamental para que una red de contactos funcione es el intercambio mutuo de información de valor, que pueda ayudar a cada uno de los profesionales a estar más cerca de dar con una oportunidad de empleo provechosa, de acuerdo a un objetivo laboral preciso.

En lugar de pedir un trabajo, al contacto se le debe pedir sugerencias. Estas indicaciones pueden consistir en información acerca de un determinado colegio que está contratando profesores, de la pronta apertura de una academia de idiomas privada en la ciudad o el nombre de una persona que trabaja en el área de recursos humanos de un colegio privado, por ejemplo. Estas sugerencias son las que, al final del día, pueden marcar la diferencia.

 

No hay comentarios

Publicar un comentario