¿Cómo ser un gran candidato al buscar trabajo en colegios privados?

¿Cómo ser un gran candidato al buscar trabajo en colegios privados?

 

Cómo convertirte en un interesante candidato al buscar trabajo en colegios privados

 

El que busca no necesariamente tiene que encontrar

 

Antes defendíamos a capa y espada esa tendencia que hace referencia al poder de la búsqueda por sí sola, para que una persona consiga lo que desea o necesita. Algo así como  “el que busca encuentra”.

Si bien es cierto que iniciar una búsqueda ya nos acerca más al objeto buscado o necesitado, no hay una relación tan directa como se piensa en eso de buscar y encontrar.

Si hablamos estrictamente de la búsqueda de empleo y más concretamente de la búsqueda de trabajo en colegios privados y concertados, el mercado hoy exige un esfuerzo más por parte de los candidatos. Pues la ley de oferta y demanda que rige en el mercado laboral hace que los reclutadores sean más estrictos quizás al momento seleccionar a un aspirante.

Si quieres dar la talla y finalmente conseguir trabajar en colegios privados y concertados, es tiempo de que aprendas cómo hacer tu propuesta a una institución educativa en la que quieras conseguir empleo.

 

¿Qué ofreces y qué facilitas?

 

Los reclutadores desean contratar profesionales que sean claros en cuanto a su propuesta de valor y específicos al respecto de lo que ofrecen. Así, vemos que se toma como un valor añadido que el candidato exprese qué es lo que puede ofrecerle a la institución a la que se está postulando. Y qué facilita como docente, en este caso, al frente de una clase y como miembro del colegio en cuestión.

Para ello, puedes valerte de la carta de presentación, donde expresarás o dejarás en claro qué es lo que puedes hacer por el centro educativo en el que te estás postulando.

Si no sabes por donde iniciar, te proponemos un cuestionario para que tú mismo respondas:

 

  • ¿Qué puedo ofrecer como profesor?
  • ¿Tengo claro qué puedo ofrecer como miembro de una empresa o institución educativa?
  • ¿Qué puedo aportar desde mi lugar?
  • ¿Qué necesidades soy capaz de cubrir?

 

Preguntante esto a ti mismo y las respuestas te ayudarán a confeccionar la carta de presentación en la que se exprese claramente cuál es tu propuesta de valor como candidato profesional.

 

No hay comentarios

Publicar un comentario