Un acuerdo muy particular entre médicos y Consejería sanitaria de Castilla y León

Un acuerdo muy particular entre médicos y Consejería sanitaria de Castilla y León

De cuando en cuando, sindicatos y políticos llegan a algún que otro acuerdo, a veces a fuerza de voluntad de algunas de las partes, otras gracias al consenso, ¿a cuál de estos casos pertenecerá la noticia del día? Porque sucede que la Consejería de Sanidad de Castilla y León y el sindicato CESM, han logrado un acuerdo para que quienes se dedican a trabajar de médico en la región no sufran la rebaja de sus retribuciones, a cambio de que estos mantengan la eficiencia del sistema sanitario y contribuyan además a la sostenibilidad del mismo. Desde la consejería están trabajando en la posibilidad de alcanzar el mismo acuerdo con otros colectivos del sector.

El acuerdo al que ha suscrito la Consejería de Sanidad y la de Hacienda de Castilla y León con el sindicato CESM, ha sido pensado siguiendo tres objetivos concretos: contribuir a la reducción del gasto público, para poder cumplir con el déficit que la comunidad debe llevar a cabo, pero al mismo tiempo, manteniendo la estabilidad de la sanidad pública en las condiciones que hoy todos conocemos. Esto, por supuesto, garantiza de alguna manera que quienes hoy tienen empleo en sanidad, precisamente, aquellos trabajadores representados a través del CESM, puedan seguir percibiendo la retribución actual, sin ver peligrar la merma en este sentido. Uno de los principales temores de los médicos de la región.

Gracias al acuerdo que en Castilla León se ha podido implementar entre la consejería sanitaria y el sindicato CESM, se podrá garantizar el  mantenimiento del nivel retributivo y las condiciones laborales de quienes tienen empleo en hospitales públicos de la región; mejorar la eficiencia del sistema sanitario público de la comunidad, para que este sea sostenible, sin que se produzca la merma de la calidad asistencial; y alcanzar los objetivos de déficit, que forman parte de la iniciativa de estabilidad presupuestaria a la que ha suscrito Castilla y León. A partir de ahora entonces, un grupo de profesionales estará tranquilo de que sus retribuciones mensuales no sufrirán pérdidas considerables, claro, eso sí, deberán mantener su compromiso de garantizar la eficiencia de su labor y con ello, aportar calidad al sistema.

No hay comentarios

Publicar un comentario