Consejera de Salud andaluza asegura que la comunidad es la más estable en empleo en sanidad

¿Debemos creer en lo que los políticos nos dicen? Cierto es que a través del voto, de algún modo, hemos elegido a quienes hoy nos representan, pero también, es muy cierto que somos los principales testigos de lo que ocurre en las calles, porque es en donde trabajamos, estudiamos y nos relacionamos a diario y es allí donde nos enteramos que un vecino que se dedica a trabajar de médico está buscando empleo porque no consigue; que la hija de una amiga acaba de finalizar sus estudios en enfermería y busca trabajar de enfermera en algún centro de salud, pero aún no lo logra; o también, que un amigo que vive en otra zona del país ha quedado sin su empleo en un hospital de una pequeña ciudad a causa de los recortes. Si nos dicen que hay estabilidad laboral en alguna comunidad autónoma de España ¿debemos creerles?

La consejera de Salud de Andalucía, María Jesús Montero, se ha encargado de destacar: “más de 13.000 personas, entre profesionales sanitarios, personal de gestión y de servicios, han conseguido una plaza fija en el sistema sanitario público andaluz, gracias a la última oferta de empleo público del año 2007”. Esto es lo que generaría la “estabilidad laboral” que tanto necesita la comunidad en materia de salud. Una estabilidad que estaría disfrutando el 80% de quienes se dedican a trabajar de médico de familia en la región y el 70 % de los pediatras. Todo lo que ayuda a situar en el mapa español a Andalucía, como la zona con más plantilla fija y mayor estabilidad de empleo en el sector sanitario en toda España. Insisto ¿debemos creerle a Montero?

La consejera de sanidad andaluza, ha expresado que desde la comunidad y particularmente, desde el área que ella dirige, se está haciendo todo lo posible para que el aumento de la jornada laboral semanal de quienes hoy tienen trabajo en sanidad, medida impuesta por el gobierno central, tenga un impacto mínimo en la cuestión de empleo en hospitales de la comunidad, sobre todo, para que esto no afecte la plantilla de interinos, que podrían ser los más perjudicados al respecto. Montero ha recordado también que la merma de interinos podría haber sido mayor, pero se trabajó en la prevención de ello.

Salir de la versión móvil