trámites para desempleados Tag

Resulta ser que la medida impulsada desde el gobierno central para ampliar la jornada laboral de aquellos que se desempeñan en un trabajo en sanidad cada vez suma más detractores, porque aunque desde un principio se levantaron voces en contra de este nuevo esquema de trabajo en hospitales públicos, lo cierto es que ahora son cada vez más los disidentes y el número de protestas asciende semana tras semana.

Ahora ha sido en Castilla y León donde un nutrido grupo de enfermeros y enfermeras se encargaron de gritar bien fuerte y claro que repudian esta nueva medida de las 37.5 horas semanales.

Quienes se dedican al trabajo de enfermero en centros de salud públicos de dicha comunidad autónoma, se encargaron de manifestar su descontento con este aumento de tiempo a trabajar y claro que tuvieron tiempo de explicar los motivos.

En el contexto de esta protesta, la secretaria regional del Sindicato de Enfermería Satse, Silvia Sáez, pudo indicar que la agrupación de enfermeras y enfermeros tienen previstas concentraciones, movilizaciones y medidas de presión para reclamar que no se apliquen estas 37,5 horas para los trabajadores del sector en Castilla y León, porque consideran que ellos ya realizan esta cantidad de horas y la implementación de esta medida empeorará sus condiciones laborales, teniendo que trabajar más días, contando con menos jornadas libres.

Otro de los temores radica en el peligro que representa esta situación en lo concerniente a la pérdida de puestos de empleo de enfermeros en la sanidad de Castilla y León.

La calidad de atención a los pacientes, es otra de las razones que han llevado a los trabajadores a manifestarse en contra de esta ampliación de la jornada semanal, porque suponen que habrá un deterioro en la calidad asistencial y que el paciente lo notará.

Estos son tiempos difíciles para la sanidad pública en España, sin embargo, aún hay quienes pelean por defenderla a capa y espada.

Cobrar la pensión por desempleo y viajar al extranjero ¿qué debes saber al respecto?

Actualmente, muchos españoles intentan sobrevivir a la crisis, con la pensión mínima por desempleo que brinda el Gobierno central, ellos son los denominados “parados”. En ese inmenso grupo de ciudadanos encontramos personas con diversas profesiones, desde vendedores y comerciantes, hasta docentes y profesionales que anteriormente tenían un empleo de médico en hospitales públicos o privados. Lo concreto del caso es que estos individuos deben seguir una serie de reglas para garantizar que su pensión esté disponible todos los meses, y hoy nos centraremos en esas reglas, vinculadas específicamente con el hecho de viajar al extranjero. ¿Qué debe saber una persona que cobra la pensión por desempleo y decide viajar al extranjero? En principio debe saber que hay algunas reglas que han cambiado, debido al aumento de la cantidad de españoles en paro y la necesidad de regular estas prestaciones por desempleo. Hay quienes estarán de acuerdo con ello y hay quienes no, desde aquí sólo nos limitaremos a informar a aquellos que hoy sean beneficiarios de esta pensión y decidan probar suerte en el extranjero. Las nuevas reglas obedecen a la necesidad que tiene el Gobierno central de que los desempleados sean siempre localizables, para ello, el ciudadano que decida marcharse a suelo extranjero, tendrá que realizar una serie de trámites, de modo de seguir cobrando la prestación. ¿Cómo solicitar permiso para viajar al extranjero en caso de estar cobrando la prestación por desempleo? Antes que explicar el proceso de tramitación de permisos para salir al extranjero, es necesario hablar de los requisitos que debe cumplir el desempleado. Este debe ser beneficiario de un subsidio por desempleo y haber permanecido por un periodo mínimo de 4 semanas, a disposición de los Servicios Públicos de Empleo de España. La tramitación del permiso consiste en presentar la solicitud de exportación de prestaciones en la Oficina del Servicio Público de Empleo que corresponda, según el domicilio del beneficiario de la prestación. Allí también se deberá solicitar la expedición del formulario U2, para ser presentado en los países de la Unión Europea, o el formulario E303 para los países Noruega, Suiza, Islandia y Liechtenstein. Luego será momento de inscribirse como demandante de empleo en el país extranjero que decida el desempleado, lo que deberá hacerse en un plazo máximo de 7 días desde la autorización de la exportación de las prestaciones por desempleo. Esta exportación de prestaciones se autorizará por un periodo de 3 meses, que serán prorrogables por tres meses más, una vez transcurrido este periodo y frente al no retorno del ciudadano, se procederá a quitarle el derecho de subsidio, aunque este no haya encontrado trabajo aún.