trabajo en empresas Tag

¿Cómo buscan candidatos las empresas?

El dato que todo candidato quiere conocer Eres uno de los cazadores de oportunidades de empleo en empresas y por ello a ti te hablamos sin pelos en la lengua. Si pudieses elegir acceder a un único dato para contribuir a tu búsqueda de trabajo en empresas ¿cuál sería? Desde aquí suponemos que debería estar relacionado con la información precisa acerca de cómo contratan las empresas hoy en día, es decir, cuáles son los métodos más utilizados, y cuanto más específica sea la información mejor, por ejemplo, pudiendo saber qué medios utilizan las empresas para contratar candidatos en función de una categoría profesional.  A este dato y otros más relacionados podrás acceder hoy aquí. Los métodos más utilizados para buscar candidatos Un estudio elaborado por Adecco e Infoempleo hace referencia a que el 70 por ciento de las empresas de España dejará de recurrir al conocido Servicio Público de Empleo (SEPE) para buscar candidatos. Pero este no es el único dato extraído de dicho informe, porque lo más importante es quizás la información precisa acerca de los métodos más utilizados por las compañías para buscar candidatos. De esta manera, se destacan los portales de empleo online y las redes sociales como medios favoritos para encontrar candidatos que quieran trabajar en empresas. Se estima que de aquí a dos años el 87 por ciento de las compañías utilizarán estos métodos en lugar de cualquier otro. Tanto las webs corporativas, como la promoción interna o los contactos personales, son otros métodos que se emplean actualmente y que suponen las siguientes alternativas sucesivas a las redes sociales y los portales de empleo en Internet. La tendencia de los candidatos no sorprende, pues estos aseguran que el medio elegido para enviar el curriculum a empresas y postularse a vacantes de trabajo son los portales laborales en primer lugar. Luego le siguen  las empresas de selección, los propios contactos personales y en último lugar las redes sociales, lo que podría ser el desafío de aquí en adelante para los profesionales que quieran pensar en su proyección a futuro. La candidatura espontánea sigue en auge Ahora bien, además de detallarse los métodos predilectos de las compañías para buscar aspirantes a una vacante, el informe de Adecco también revela cuáles son las tendencias en cuanto a categoría profesional. De este modo, cuando se trata de contratar directivos, las compañías optan por las empresas de selección. Si se trata de vacantes orientadas a mandos intermedios, la promoción interna y las redes sociales son los métodos más usados. Los puestos técnicos muchas veces suponen otra clase de iniciativa por parte de las firmas y por tanto, estas prefieren acudir a universidades para encontrar candidatos idóneos. Y si se trata de los empleados, más del 50 por ciento de empresas recurren a las candidaturas espontáneas, es decir, aquellos curriculums que llegan a sus bases de datos sin responder a una convocatoria específica. Con lo cual, si te estabas preguntando qué tanto sirve distribuir el curriculum en empresas sin saber si…

¿Cómo gestionar las imágenes en Facebook si actualmente buscas trabajo en empresas?

No hay dudas de que al momento de citar las fuentes de las que obtienen información los reclutadores, con respecto a sus candidatos, Linkedin aparece en el primer lugar. Pues es este el canal en el que los profesionales dan  a conocer su experiencia y conocimientos de cara a su proyección laboral. Lo que tampoco se puede negar es que existe detrás de Linkedin otra red social que cada vez se posiciona con mayor fuerza en tal sentido, y esa no es otra que Facebook. Entendiendo el funcionamiento de Facebook Para que entiendas mejor es necesario aclarar que Facebook no está siendo utilizada como una plataforma profesional, sino que los reclutadores y las empresas en general, utilizan Facebook como fuente de información y es más de una vez empleado este servicio en los procesos de selección, al momento de conocer otros detalles de los candidatos que se postulan a una vacante de trabajo en empresas. Entendiendo este punto. Ahora debemos decirte que Facebook es, probablemente, de las redes sociales más personales que habitan en la red. Esto quiere decir que allí se conoce mucho de la vida de una persona y cuanto más activo sea el usuario, más información habrá de él. Pero también está claro que Facebook como plataforma es de las más restrictivas en cuanto a la privacidad de sus usuarios, pero para ello, el usuario debe aprender a configurar la privacidad de su cuenta, algo que no siempre sucede. En este caso, queremos enseñarte a gestionar la privacidad de las imágenes en Facebook, para que tu búsqueda de empleo en empresas no se vea afectada por tu actividad en la red social de Mark Zuckerberg. ¿Cómo gestionar la privacidad de tus fotos en Facebook? De más está decir que desde el momento en que tu objetivo es trabajar en empresas y tratas de insertarte en el mercado laboral, la actividad en tus redes sociales será importante, no sólo e Facebook, sino en Linkedin, Twitter, Google Plus y el resto de plataformas en las que tengas presencia, porque lo que está en juego es tu reputación y presencia online, esto quiere decir que así como cuidas tu reputación en la vida en general, debes hacer lo propio en plataformas como Facebook, por este motivo, debes tener cuidado con el contenido que subes allí. Hablando concretamente de las fotos, lo que tienes a tu disposición son las herramientas de configuración de la privacidad. Esto permite que puedas modificar el acceso a ellas o la forma en la que se muestran en la red social. Si se trata de fotos que tú has subido, puedes escoger el público que tendrá acceso a esa foto o bien eliminarla si crees que no es apropiada para que esté dentro de tu perfil. Si la foto que está en tu galería dentro de tu perfil pertenece a otra persona, puedes desetiquetarte o pedir la eliminación de la misma. Para realizar cualquiera de estas tareas, tendrás que dirigirte a la imagen en cuestión y…

Ahora se podrá recomendar a contactos de Linkedin para un puesto de trabajo en empresas

Linkedin introduce mejoras en la plataforma Si buscas trabajo en empresas es momento de apostar fuertemente a Linkedin. Las últimas mejoras que se han anunciado en la plataforma podrían ser de gran utilidad para quienes estén en plena búsqueda de empleo en empresas, pero para ello primero debes saber de qué se tratan tales mejoras y también aprender a sacarles partido. La primera de esas mejoras está pensada para los reclutadores y por tanto, la herramienta que recibe la mejora es Recruiter. Ahora, este producto recibirá una actualización pensando en la agilización de los procesos de selección, facilitando la búsqueda de candidatos en la plataforma. La segunda mejora y la que te afecta directamente a ti que actualmente buscas trabajar en empresas, lleva por nombre Referrals y ha sido diseñada para que a partir de su implementación sea posible recomendar a contactos de la red social para un puesto en la empresa que trabaja el usuario. Te contamos cómo funcionará Linkedin Referrals Referrals, como dijimos antes, es una nueva funcionalidad que comenzará a implementarse en breve en Linkedin y que pretende facilitar las recomendaciones en la plataforma. De este modo, si tú tienes un contacto en Linkedin que trabaja en una determinada empresa en la que posiblemente te gustaría trabajar y un día hay una vacante disponible, él podría recomendarte para el puesto. Los empleados podrán, de este modo, recomendar personas de su red de contactos en Linkedin para que ellos opten a puestos dentro de la misma compañía en la que trabajan. Estos empleados  recibirán sugerencias de candidatos, para facilitarles también la tarea, candidatos que por cierto cumplan los requisitos. Finalmente, quienes pertenezcan a la empresa que está contratando, podrán dar a conocer a sus contactos las oportunidades de trabajo existentes. La puesta por el networking en Linkedin Claramente, Referrals es una gran apuesta por el networking, en tanto se trata de una herramienta a aplicar y aprovechar dentro de la red de contactos. Se trata de personas recomendando a sus contactos dentro de la red social, para un determinado puesto de empleo y eso supone la puesta en marcha de estrategias que favorezcan la recomendación, esto es, la apuesta por el networking. Ahora más que nunca será importante el cuidado que tengas sobre tu red de contactos, el tipo de relaciones que establezcas con tus colegas en la plataforma, así como también el fortalecimiento de tu perfil, la actualización necesaria para que este logre ser sugerido a tus contactos y para que luego estos te recomienden. Es una cadena de tareas que te llevará a una cadena de resultados, siempre beneficiosos para tu proyección profesional.

Entrevista de trabajo en empresas: ¿decir la verdad o lo que el entrevistador quiere oír?

María es convocada a una entrevista de trabajo en empresas. La recibe un entrevistador muy entusiasta y agradable en el trato. Se siente confiada, cree que el encuentro se llevará a cabo en buenos términos y en un clima satisfactorio. Mientras caminan para conducirse a lo que ella imagina, será la oficina del reclutador, María nota que allí no se trabaja con cubículos u oficinas separadas, sino que los espacios abiertos son notoriamente el modo en que está organizado el espacio de trabajo. Al llegar a un escritorio, prácticamente al final de la sala en la que se puede ver cómo el resto de empleados trabaja en sus distintas tareas, el entrevistador le pide  a Maria que tome asiento. Inmediatamente María se dice a sí misma “¿aquí me entrevistará? ¿Frente a toda esta gente?”. Los nervios de María van en aumento, al tiempo que el entrevistador finalmente le pregunta: “¿qué opinión le merecen los espacios de trabajo compartidos o abiertos como este?” ¿Cuál crees que debería ser la respuesta de María? ¿La verdad  o lo que el entrevistador quiere oír? Esa es la cuestión El ejemplo de María y los espacios abiertos es tan sólo uno de tantos que podrían darse en la realidad. Cuando buscas empleo en empresas, no sabes a qué clase de contextos te enfrentarás. Ni siquiera conoces las preguntas exactas que te harán y muchas veces, ignoras los objetivos del reclutador y por ello, te cuesta descifrar qué es lo que quiere escuchar. Entonces, en este sentido, se vuelve una decisión difícil la de elegir entre decir la verdad  o lo que el entrevistador quiere oír. Lo que se puede hacer al respecto es ser sincero sin ser negativo. Principalmente, cuando se trata de hablar de ti y de tus mejores o peores cualidades, cuesta encontrar el equilibrio entre decir la verdad o decir lo que el entrevistador quiere oír. Si nos regimos por lo que este querría escuchar, siempre será la verdad, pero esto enfocado a que cuando se te pregunta por tus defectos, no respondas cosas como “ser demasiado responsable o perfeccionista”, pues claramente, eso sería poco real. La idea es que puedas centrarte en aquellas características que tienes que mejorar, pero que no sean centrales en el puesto o rol que tendrás que desempeñar en caso de ser contratado. También puedes hablar de desafíos que tienes por delante y de las formas que has buscado de sortear los obstáculos. Contar tu historia desde un lugar mucho más humano y sincero, puede hacer el encuentro mucho más interesante para ambas partes y eso seguramente, redundará en mejores resultados al momento de ser escogido o no para trabajar en empresas.

Cuando eres un candidato con miedo ¡se nota!

¿Se puede disimular el miedo en una entrevista? Hay verdaderos maestros de la simulación, pero no se da en el común de los casos. Si buscas trabajo en empresas y el temor te paraliza al sólo pensar que tendrás que enfrentarte a un entrevistador, será difícil apelar a simular no tener miedo. No es imposible, pero no es lo ideal. El miedo debe tratarse, es la mejor inversión que puedes hacer de cara a tu proyección profesional. Porque puede que en una entrevista logres dominar tus propios impulsos de salir corriendo, pero ¿qué sucede si no consigues el empleo en empresas en cuestión? ¿Te imaginas padeciendo lo mismo una y otra vez? Más que fingir que no tienes miedo, y siempre hablando de miedos paralizantes o que te ponen en evidencia clara frente al reclutador y atentan contra tu candidatura, lo mejor es identificar a qué le temes y trabajar en ello. ¿Por qué surge el miedo al buscar empleo en empresas? Hay tres características que suelen encontrarse en quien se paraliza frente a la idea de enfrentar una entrevista que le permita conseguir trabajar en empresas. Estas son: Inseguridad: la persona no confía en su valía, no se cree lo suficiente para el puesto de trabajo en cuestión, no se siente seguro sobre sí mismo. Control: la persona se siente insegura ante la falta de control de la situación, al tener que someterse a un proceso de selección en el que, muchas veces, las pautas no están claras. Vergüenza: la clave para entender la vergüenza como característica presente en quienes tienen miedo al enfrentar una entrevista, es pensar en el rechazo y la posibilidad de que suceda eso en el proceso de selección. Por supuesto que hay muchas razones que pueden llevar a un profesional a tener miedo de afrontar una entrevista o un proceso de selección, pero también es verdad que la clave siempre estará en poder identificar primero, la existencia del temor y luego, la razón y el tipo de miedo, dado que no todos son iguales. ¿Existe una solución al miedo en la búsqueda de trabajo? Afortunadamente, muchas personas han experimentado en algún momento de su vida esta clase de miedo a buscar empleo y a afrontar todas las instancias que la búsqueda trae consigo. Y decimos “afortunadamente”, porque ello ha posibilitado que sean muchos los que trabajaron para dominar ese miedo y al fin y al cabo, poder continuar con sus vidas y con sus búsquedas puntuales de empleo en empresas. Lo que nos sirve de muestra para saber que para el miedo, existe una solución. Algunos tips a tener en cuenta: -Identificar la emoción, es decir, el miedo. -Trabajar activamente en él, no taparlo. -Buscar estrategias para combatirlo. -Identificar tus puntos fuertes. -Deshacer creencias negativas. -Prepararte ante cada entrevista, incluso si es necesario, practica.

Referencias en el curriculum ¿incluirlas o no incluirlas? esa es la cuestión

Al momento de elaborar el curriculum que te permitirá postularte a puestos de empleo en empresas, siempre hay detalles que te cuesta definir, tienes dudas de si debes incluir ciertos datos o dejarlos a un lado mejor. Entre esos apartados, podemos ubicar a las referencias, puesto que no siempre sabemos si debemos incluirlas o no y en caso de que lo hagamos, cómo hacerlo. Para ayudarte a decidir sobre esta cuestión, te brindamos tres alternativas, luego nos cuentas con cuál te quedarías. Incluir referencias en tu CV Incluir las referencias en el curriculum que te ayudará a buscar trabajo en empresas implica de tu parte, la responsabilidad de conseguir esas referencias, es decir, el consentimiento de las personas que citarás como tales, para que un reclutador, en un futuro, las contacte para obtener información sobre ti. Además de ello, debes ser claro al citarlas en tu CV, no sólo con nombre y apellido, sino también, especificando qué puesto ocupaba en la empresa, el periodo que trabajaste con esta persona, identificar la compañía y finalmente, colocar los datos de contacto fidedignos, preferentemente un número telefónico y una dirección de correo electrónico. No incluir referencias en tu CV Otra alternativa es no incluir las referencias en el curriculum. Hay quienes aseguran que si un reclutador necesita referencias de tu experiencia y perfil profesional, te las pedirá y por tanto, no deberían aparecer en el curriculum. Sin embargo, lo que sí se recomienda es que a una entrevista de trabajo te dirijas con referencias aparte del curriculum, es decir, no debes incluirlas en el CV, sino llevarlas en un documento aparte del CV y sólo entregarlas en caso de que el entrevistador lo requiera. En cierta forma, es una buena estrategia que apuesta a suministrar sólo la información precisa que pide el reclutador en el proceso de selección y como es sabido, no todos los reclutadores y procesos de selección son iguales, así es que es una forma de adaptarte a cada situación particular. Referenciar a las recomendaciones de tu perfil Linkedin La tercera alternativa para gestionar las referencias en relación a tu curriculum, teniendo en cuenta que es un apartado a contemplar al momento de elaborar dicho documento, de cara a conseguir gracias a este, trabajar en empresas, es la de referenciar a las recomendaciones que tienes en tu perfil de Linkedin. Ya sabes que uno de los apartados más valiosos que ofrece desde hace algún tiempo la red profesional Linkedin, es la de poder incluir recomendaciones, ya sea de antiguos empleadores, colegas, compañeros de proyecto, etc. Lo que se trata aquí es de saber utilizarlas en tu curriculum. Para ello, si tienes un CV online puedes incluir la URL que lleve a quien lo lee a ese apartado, o si es en papel, citarlas y dejar la URL allí plasmada para que si al reclutador le interesa, pueda consultarlas.