sanidad público-privada Tag

En lo que parece ser una medida que generará más de una polémica, el actual consejero de la Generalitat Catalana, Boi Ruiz, propondrá una nueva reforma al sistema de salud español, le pese a quien le pese.

Y decimos esto porque a poco de haberse dado a conocer los planes de Ruiz, ya se alzaron las voces en contra y suponemos que aquí no acabará el asunto y muchos más se opondrán a esta medida.

Esta nueva modalidad propondría un cambio sustancial en el actual sistema de sanidad español. Ya hace algunas semanas hablamos de los planes del Gobierno catalán de reestructurar el servicio de salud público, la propuesta en aquel entonces era segmentar la estructura de sanidad pública en 20 empresas.

Ahora por lo que apuesta Ruiz es por una póliza sanitaria según la renta, es decir, los ciudadanos españoles tendrían que contratar obligatoriamente un seguro médico privado, a partir de cierto nivel de renta.

Esta es una medida que propone Ruiz para evitar una fisura inminente en el sistema sanitario de España, como consecuencia de los recortes que el nuevo gobierno de Mariano Rajoy deberá aplicar cuando suma el mando.

El consejero aseguró que debería iniciarse un debate para discutir sobre el futuro de la sanidad en España y principalmente para pensar en un modelo asegurador distinto.

Claramente esta propuesta habla de una relación mucho más estrecha del sistema público con el de la sanidad privada, ya que en definitiva el planteo de Boi es que el sector público y el privado deben cooperar y no competir como hasta ahora.

También el consejero habló a las patronales para que acerquen el detalle de sus necesidades tanto para sus representados, quienes se encargan de trabajar en la sanidad, como también sobre las dificultades que encuentran en el ejercicio diario de la profesión.

Este modelo nuevo, que hasta el momento es sólo una propuesta, invita a pensar en la sanidad de España desde otra óptica, en la que salud pública y salud privada se unen para salvar el sistema sanitario del país. ¿Tendrá consenso?

A partir del 2013 en Valencia se apostará a la gestión público-privada

La crisis en España ha hecho que las distintas comunidades autónomas deban pensar en nuevos modelos de gestión, al menos, para sus servicios esenciales, y los que principalmente, acarrean mayores gastos, así es que en los últimos días se ha dado a conocer que el servicio sanitario público de Valencia recurrirá a otro tipo de gestión en sanidad, para poder hacer frente a lo que se viene. Básicamente, como siempre, suele aparecer el fantasma de la sanidad privada en todo este asunto, un tipo de gestión que claro, muchos se encargan de criticar, pero que finalmente, suele ayudar a sortear ciertos trances, como, en este caso, la crisis económica actual. De todas maneras, será en enero del 2013, cuando este nuevo modelo de gestión público-privada se implementará de manera efectiva en Valencia. Con este nuevo modelo de gestión en los centros de salud valencianos, se piensa recaudar alrededor de 443 millones de euros al año, en concepto de ahorro, y es básicamente esa la premisa fundamental de esta medida: ahorro. Ha sido el vicepresidente y portavoz valenciano, José Císcar, el encargado de dar a conocer esta noticia, Císcar aseguró: «el modelo sanitario español no da para más […] o aplicamos la colaboración público-privada, o tendríamos que subir los impuestos a los valencianos del orden de 500 euros anuales por cada ciudadano». De todas formas, aquellos que se dediquen a trabajar en sanidad, deben saber que  el personal estatutario de Sanidad, ya sea funcionarios de carrera y funcionarios interinos, continuarán dependiendo de la Agencia Valenciana de Salud, esto en coordinación con el gerente del departamento. En cuanto al personal laboral, esto quedará bajo la gestión privada. También se precisó que quienes tienen empleo en hospitales de Valencia no sufrirán cambios de horario, pero, sí se tendrá que recurrir a una coordinación entre el gestor y la Conselleria de Sanidad con respecto a este tema. Debemos especificar, de todas maneras, que hay muchos detalles que la Conselleria valenciana debe regular, pero el caso es que es un hecho que en el 2013 se recurrirá a la gestión público-privada en la sanidad de la región.