sanidad País Vasco Tag

Cierto es que la evolución del sistema de salud privado ha sido notable, sin embargo, existe una historia y un porqué detrás del  esquema actual de sanidad privada, conocerlo es necesario para no caer en prejuicios o reproches hacia esta modalidad de servicio asistencial.

Sucede que muchas veces el sector y los profesionales que se dedican a trabajar de médico en hospitales privados, así como también enfermeras y otro tipo de trabajadores sanitarios, son tildados de meros empresarios, se desvaloriza su labor precisamente porque pertenecen a un sistema privado que funciona como cualquier empresa.

Sin embargo, el enfoque de estos que levantan su dedo acusador es un tanto acotado y por ello están perdiendo de vista otra clase de información relevante.

El sólo hecho de que la sanidad privada tenga una gestión y administración empresarial, no significa que deje de ser un servicio destinado a la población española.

De hecho, si nos basamos en estadísticas, la calidad asistencial que brinda la sanidad privada a aquellos que acceden a esta,  en muchos casos, puede ser igual o incluso superior a la salud pública, aunque no se trata de entrar en comparaciones absurdas, lo cierto es que la calidad en el servicio que brinda la sanidad privada española es óptima y eso es innegable.

Por ello, no consideramos justo o acorde, aquellas descalificaciones a los profesionales del sector, quienes han decidido trabajar en la sanidad privada, en ocasiones porque encontraron en este el espacio que el sistema publico no les daba, y otras veces, porque eligieron un modelo de excelencia asistencial diferente.

La evolución en tal sentido, ha sido tal que en el 2007 la cantidad de personas que se dedicaban a trabajar en la salud pública superaban las 50.000, hoy hablamos de más de 350.000 profesionales que se desempeñan en el sistema privado con éxito, brindando su aporte y experiencia para enriquecer aún más la calidad del servicio sanitario en España.

La defensa por defensa misma de la sanidad privada no es el objetivo, todo lo contrario, sólo se trata de demostrar que este sistema funciona, sólo eso.

Un programa del sistema sanitario vasco premia al personal que hable euskera

Euskaraz bai sano! así se llama el programa impulsado por Osakidetza, el sistema sanitario vasco. Dicho programa está dando de qué hablar ¿por qué? Pues porque lo que propone es al menos llamativo, en tanto se premiará, con un incentivo económico, al personal sanitario que use el euskera en los centros de salud de la comunidad. Destinado específicamente a quienes se dedican a trabajar en la sanidad vasca y mantengan un contacto directo con pacientes, el programa ya ha sido noticia en diversos medios de comunicación y ha recibido las críticas de muchos por lo que propone. La polémica está servida y la administración autonómica vasca es la principal señalada. ¿En qué consiste Euskaraz bai sano!? Básicamente es un programa de incentivo para el personal que preste servicio dentro del sistema vasco de Salud,  Osakidetza. El mismo ha sido pensado para incentivar económicamente el uso del euskera en los centros hospitalarios, no sólo entre médico y paciente, sino también entre profesional y profesional, es decir que será importante que la implementación de la lengua se lleve a cabo de cara a los usuarios del servicio y entre los propios compañeros de tareas. Además de ello, Osakidetza creará el primer registro lingüístico del País Vasco, en el que quedará incluida toda la población. Bajo este concepto, a todos los usuarios que se registren en la sanidad pública vasca, se les deberá requerir la lengua en la que desean ser atendidos y del mismo modo, los profesionales podrían indicar cuál es su preferencia lingüística. En cuanto al tipo de incentivo económico que obtendrían los sanitarios, no hay información concreta al respecto. Críticas al programa de incentivos económicos para el personal sanitario que hable euskera Críticas es precisamente lo que le sobra al programa Euskaraz bai sano! impulsado por la Consejería de Sanidad de País Vasco. Una de las principales objeciones que se presentan frente a esta iniciativa, está vinculada a las condiciones del actual servicio de salud pública de la comunidad, dado que muchos afirman que en realidad, al paciente no le interesa en qué idioma le habla el médico que lo atiende, sino más bien que se le preste un servicio de calidad, en el que los profesionales tengan los recursos necesarios para brindar la mejor atención, más allá del castellano o del euskera que emplee el personal. Otros aseguran que se trata de un programa discriminatorio contra el euskera y contra el ciudadano, puesto que el registro de pacientes y profesionales para la identificación de preferencias de idioma, sólo servirá para etiquetar a las personas, atentando así contra el principio de igualdad que todos los usuarios y trabajadores deben tener garantizado. No estamos del todo seguros de cuán viable sea este programa, pero suponemos que habrá más noticias que compartir acerca de él.

Personal sanitario funcionario en Euskadi podrá elegir entre tres tipos de jornada laboral

Quienes se dediquen a trabajar en la sanidad de Euskadi, y concretamente, cualquier trabajador público de la comunidad, podrá optar por una de las tres modalidades de jornada laboral establecidas en la “Circular sobre jornadas y horarios del personal funcionario y laboral al servicio de la Administración General de la Comunidad Autónoma de Euskadi y sus organismos autónomos para el año 2013”. La propuesta establece que los empleados públicos tendrán la posibilidad de elegir entre tres tipos de jornada laboral: partida, continua o mixta, sumado al hecho de poder optar por flexibilizar sus horarios tanto de entrada como de salida. El Consejo de Gobierno de País Vasco se encargó de darle luz verde  a las nuevas modalidades horarias para quienes hoy tienen empleo en la sanidad pública de la región, en calidad de  trabajadores funcionarios, sumado al resto de empleados públicos de la mencionada comunidad autónoma. Gracias a ello, se estipula un total de 1.587 horas anuales, aproximadamente, para la jornada de presencia efectiva de los profesionales. Por otra parte, se ha ahondado en cuestiones vinculadas a la vida personal de los trabajadores, por ello, los empleados que, por ejemplo, tengan menores de 12 años a su cargo o que deban atender a familiares con dificultades de movilidad o enfermedades graves que hayan sido acreditadas, podrán flexibilizar su horario, entrando más tarde o saliendo antes de cumplir con la jornada de trabajo. Tipos de jornada para funcionarios en Euskadi Euskadi aprobó tres modalidades de  jornada laboral para los empleados funcionarios de la comunidad, en donde están incluidos aquellos que se dedican a trabajar en centros de salud públicos de la región. Existe una jornada partida, la cual establece un horario de trabajo de mañana y tarde, de lunes a jueves, que debe sumar un total de 8 horas y 15 minutos por día, mientras que los viernes se realizará una jornada continua durante 7 horas. La jornada continua, por su parte, está pensada para sumar, de lunes a viernes, un total de 7 horas y media por día. Para aquellos que escojan la jornada mixta, se ha fijado un horario de jornada continua para los lunes, miércoles y viernes, mientras que la jornada partida será  los martes y jueves.

Proponen que los trabajadores de sanidad perciban su salario en función de su rendimiento

Esta es una propuesta que puede generar polémica y dejar a muchos debatiendo al respecto ¿Quiénes están a favor de percibir sus retribuciones en base a rendimiento? Algunos estarían de acuerdo, pero seguramente, muchos otros no pensarían de la misma forma. En este caso, la opinión que nos interesa es la de los sanitarios. Sucede que el presidente del XXX Congreso de la Sociedad Española de Calidad Asistencial (SECA), Alberto Colina, ha propuesto a la administración de País Vasco que a partir de ahora se le abone parte del salario a aquellos que se dedican a trabajar en la sanidad de acuerdo a criterios de rendimiento. «No se trata de rebajar los sueldos sino de establecer una parte variable en la retribución en función del trabajo y eficiencia de cada uno», aseguró Colina, este actualmente se desempeña como responsable del servicio de Cirugía General del Hospital de Cruces-Barakaldo y cree que quienes hoy tienen empleo en sanidad, deberían percibir una parte de sus retribuciones en base a la calidad de su trabajo, a su rendimiento. ¿A qué se debe esta propuesta? Pues a que los recursos económicos sanitarios son un tanto limitados y por ello la crisis que hoy vive la región, se ve aún más acrecentada por este motivo. Por ello, y para responder a la demanda de la sociedad que requiere de un sistema sanitario de calidad, esta es una de las medidas que se entienden como más útiles a llevar a cabo. Se ha hecho hincapié en la necesidad de establecer un sistema salarial que funcione por porcentajes,  en referencia a la efectividad de cada profesional que se dedique a trabajar de médico o enfermero en la sanidad, sin embargo, también se  ha reconocido que la introducción de estos criterios en la sanidad pública, puede resultar muy complejo y difícil. Y por otra parte, ¿cuántos sanitarios estarían dispuestos a resignar el salario total que hoy perciben, en pos de trabajar todavía más de lo que hoy lo hacen? Quizás la cuestión habría que plantearla con mayor claridad, para que los profesionales no pierdan dinero y no tengan que matarse trabajando por un salario aún insuficiente.

La consejería de sanidad de País Vasco afirma que no reducirá personal de atención primaria

Muchas veces las disputas políticas determinan panoramas inciertos en las distintas comunidades autónomas, precisamente en País Vasco se ha presentado esta clase de situación, a raíz de las declaraciones de una parlamentaria del PP vasco. La critica de Laura Garrido, parlamentaria del PP vasco, apuntaba principalmente a la consejería de sanidad de la región, porque se decía que desde la administración vasca tenía pensado implementar medidas de recortes tales, que afectarían al personal de atención primaria de salud. Básicamente, esta clase de recorte que anunciaba Garrido repercutiría negativamente en quienes tienen empleo en la sanidad de País Vasco, como personal de refuerzo del área de atención primaria de salud. La parlamentaria enfatizó en su oportunidad, que la consejería sanitaria implementaría en los próximos meses un recorte de personal que iría en desmedro del trabajo en hospitales, aquel que realizan profesionales en calidad de sustituciones. El ajuste pensado para los próximos meses dejaría a varias personas que se dedican a trabajar en la sanidad vasca sin empleo. Sin embargo, ahora ha sido el propio Departamento vasco de Sanidad el que se manifestó en relación a estos dichos claramente alarmantes para quienes se dedican al empleo de médico o enfermero en los hospitales de la comunidad. En un comunicado de dicha consejería se afirmaba lo siguiente: “Osakidetza no pretende modificar su política de sustituciones ni este verano ni en los próximos meses. Es más, es constatable y demostrable que el número de sustituciones ha ido creciendo con el paso de los meses”. Por otro lado, el departamento que dirige Rafael Bengoa, también se encargó de advertir que los dichos de Garrido son absolutamente falsos y que carecen del más mínimo fundamento, además exhortaron a la parlamentaria a que fundamente sus acusaciones, dado que hasta el momento no lo ha hecho. Por supuesto, esta clase de disputas genera malestar en quienes se dedican a trabajar en hospitales de la región y con justificación sobrada, dado que siembran el temor en un momento en el que todo es incertidumbre.