Sanidad España Tag

El 2012 fue el año de las huelgas en la sanidad española

España está en crisis y esta crisis se viene acentuando desde hace tiempo, sin embargo, el año 2012 representó para muchos el punto más álgido del quiebre total del Estado de bienestar, miles vieron como sus empleos peligraban y otros tantos perdieron su trabajo, quedando en la calle, con pocas posibilidades de conseguir otro empleo en el corto plazo. Quienes se dedican a trabajar en sanidad, fueron duramente golpeados durante el 2012 a causa de despidos masivos, recortes en salarios, oferta de empleo nula y la no renovación de contratos, todo ello, llevó al colectivo sanitario español a las calles, a los encierros y a ser uno de los sectores más activos en lo que a las huelgas respecta. Durante el año pasado, quienes tenían empleo en la sanidad o estaban en busca de él, fueron parte del crecimiento notable que sufrió el sector en términos de huelgas y protestas. De hecho, se triplicó la participación de estos profesionales en las manifestaciones que se realizaron a lo largo del año, dejando como saldo final una participación de un total de 45.213 trabajadores del área de salud en las huelgas del sector. El sanitario se convirtió de esta manera, en el quinto colectivo que convocó más protestas y que resultó más participativo en ellas. Además de registrarse el incremento en el número de participantes en las huelgas, se evidenció el crecimiento de la cantidad de jornadas de protesta, siendo de una media de 4,3 jornadas para cada trabajador. El caso de los residentes de Sevilla En referencia al crecimiento de las huelgas en la sanidad de España, concretamente en Sevilla, los especialistas internos residentes (EIR), a mediados de 2012, iniciaron un paro indefinido de varias semanas, esta huelga fue parte de los titulares de los principales medios de comunicación y el hecho de que se prolongara por varias semanas, demostró la falta de voluntad de la administración autonómica para llegar a un acuerdo, pero por otro lado, ahora el tema es noticia nuevamente porque  la Inspección Provincial de Trabajo de la región emitió un informe en el que concluye que el SAS vulneró de manera indirecta, el derecho a la huelga de quienes se dedicaban a trabajar en la sanidad en la modalidad EIR, contratando a otros profesionales para que los suplantara en actividades. Este asunto ahora podría llegar a denuncia ante el Juzgado de lo Social, como motivo de lesión de tutela de derechos y libertades públicas. Las huelgas en sanidad parecen no detenerse, lo que no hace más que evidenciar la dura realidad en cuanto al empleo y la calidad del mismo para el colectivo sanitario.

Traumatólogos, pediatras y ginecólogos los más demandados en el sector online

Cuando hablamos de buscar nuevas fuentes de empleo en sanidad, nos referimos a aquellas que se tornan más novedosas, más dinámicas y más accesibles para los usuarios y profesionales, por supuesto, la metodología online, ha derribado muchas de las barreras que se solían construir en el pasado entre médico y paciente, no sólo por la posibilidad de mantener contactos más fluidos, sin tener que estar cara a cara, sino además, porque ahora es posible hacer de la gestión administrativa de turnos por ejemplo, una cuestión muchos más práctica para ambas partes. Turnos online, esa es una de las tantas modalidades en boga en el sector sanitario, una alternativa que hasta el momento pondera a traumatólogos, pediatras y ginecólogos como los más demandados del segmento. Los pacientes que hacen uso de plataformas web para acceder a un turno médico, buscan principalmente a quienes se dedican a trabajar en sanidad en especialidades como traumatología, pediatría u obstetricia, aunque vale destacar que los profesionales más buscados son siempre los pediatras y ginecólogos, lo que se revela por la participación mayoritaria del género femenino, en esta clase de  gestiones online para tratar con un médico. Otro dato que se destaca de este análisis, está vinculado al predominio de público más joven haciendo uso de estas facilidades provistas por la web 2.0, quienes se decantan por la elección de un profesional sanitario a través de las plataformas avanzadas que conviven en Internet. Pedir un turno a través de la red ofrece beneficios a pacientes y profesionales, haciendo un uso más efectivo del tiempo de quienes tienen empleo de médico y permitiendo que el usuario pueda acceder en tiempo real a la agenda del facultativo en cuestión y organizar mejor que día hará su cita. Para los profesionales, esto también es provechoso, porque entre las opciones destacadas brindadas por las webs que gestionan turnos online, está la posibilidad de obtener un feedback del usuario, del internauta que prueba el servicio y que accede a la prestación médica incluso, esa valoración del paciente, permite revisar qué cuestiones merecen una mejoría, apostando, de esta forma, a un servicio de calidad.

Se necesitan médicos en Alemania ¿qué debes tener en cuenta para obtener un empleo allí

El rumor dice que en Alemania se necesitan médicos, hay un faltante considerable de profesionales que se dediquen a trabajar en la sanidad en calidad de facultativos de la medicina y por ello, el país busca trabajadores en otras latitudes. Claro, son sus países vecinos europeos es donde centra su mirada el gobierno y las empresas de origen alemán que buscan sanitarios dispuestos a prestar servicio en su estado. España ha resultado ser una de las plazas más elegidas, lo que no dudamos se debe a la alta cualificación que poseen quienes han escogido la profesión de médico en suelo español.  Pero si estos decidieran buscar oportunidades de empleo en la sanidad alemana ¿qué es lo que deberían tener en cuenta? Los profesionales españoles que se dedican a trabajar de médico y decidan enfocar su búsqueda de empleo en la sanidad alemana, deberían tener en cuenta dos aspectos clave: el idioma y la aprobación de su título. Algo que en realidad, en prácticamente todas las regiones de Europa será necesario, excepto en zonas muy puntuales donde el idioma no sea problema, pero la convalidación del título es ciertamente un requisito imprescindible. El idioma en Alemania puede resultar una complicación, teniendo en cuenta que para ejercer la profesión de médico en el país será necesario alcanzar el nivel B2, este es el mínimo exigido, puesto que permite comunicarse claramente con el paciente, aunque siempre se recomienda instruirse con mayor profundidad en el idioma, para mejorar la calidad de atención brindada y debido a las complicaciones que el propio lenguaje establece, teniendo en cuenta que el alemán es una lengua muy técnica. ¿Por qué podría interesarse un médico español en trabajar en la sanidad alemana? Básicamente, es una experiencia profesional más, aunque también es una experiencia personal inolvidable, salir del entorno habitual y seguro en el que uno se suele mover, para probar suerte en el extranjero, aprender de colegas de otras latitudes y enriquecerse con lo que el día a día ofrezca en otro país. Concretamente enfocándonos en Alemania, podríamos decir que el salario de quienes se dedican al trabajo de médico en el país está estipulado por convenio y además se trata de un sueldo que se da a conocer públicamente. Para tener un ejemplo de lo que podría percibir un profesional, diremos que un residente de primer año puede ganar alrededor de 3.800 euros brutos al mes, dejando aparte las guardias, por las que se percibe otra paga. El salario es mayor una vez que la residencia concluya y el profesional se especializa en una determinada área. ¿Crees que este sería motivo suficiente para probar suerte en la sanidad alemana?

En Sanidad se contratarían más mujeres que hombres

Pese a que no abogamos desde aquí a generar disputas de género, lo cierto es que noticias como estas suelen sorprendernos y al mismo tiempo, maravillarnos, por el rol que ocupa hoy la mujer como trabajadora en la escena pública y en este caso, en el sector de empleo en sanidad. Sin saber a ciencia cierta a qué se debe este fenómeno, en los últimos tiempos se ha registrado un incremento notable en el número de contrataciones en sanidad, enfocadas en el género femenino. Hoy, las mujeres son prácticamente mayoría en el sector sanitario en toda España, acentuándose el porcentaje en algunas comunidades autónomas como Andalucía. Los porcentajes avalan la tendencia de contratación en alza que favorece a aquellas mujeres que se dedican a trabajar en sanidad, aunque claro, hay quienes podrán decir que en tiempos de crisis, en realidad, la generación de empleo en cualquier esfera pública es prácticamente nula, pero aun así, las pocas plazas disponibles son generalmente, obtenidas por profesionales del género femenino. En la provincia de Córdoba, precisamente en la comunidad de Andalucía, se estima que  del total de profesionales con ocupación en algún empleo sanitario público, el 69 por ciento, es mujer. Una tendencia que también se ve repetida en otras regiones españolas. ¿Cómo podría justificarse el aumento de contrataciones de mujeres en el ámbito sanitario? No se conoce verdaderamente los motivos de esta tendencia, aunque podemos presuponer algunas cuestiones: Mayor implicación de la mujer en áreas de especialización Al hacer comparaciones entre hombres y mujeres, se suele decir que ellas son más aplicadas y disciplinadas, lo que puede ser útil al momento de presentarse en alguna de las pruebas selectivas que se dan en sanidad La profesión de enfermería ha sido desde siempre una gestionada por mujeres, la incursión del hombre en esta área si bien ha aumentado en los últimos tiempos, continúa siendo inferior a la del sector femenino y es precisamente, el empleo en enfermería, el que suele contar con mayores plazas dentro de la sanidad. Independientemente del motivo que cause la inclusión de la mujer en el área de salud, trabajar en sanidad es una excelente manera de ganarse la vida, ayudando a otros y creciendo profesional y humanamente, sin importar quien ejerza la profesión, siempre es necesario que haya interesados en hacerlo.

Plazo hasta el 12 de abril para sanitarios en edad de jubilación que deseen una prórroga en su actividad

Hace algunos meses habíamos dado a conocer la situación que debían enfrentar quienes se dedican a trabajar en sanidad, pero que se encontraban próximos a jubilarse. Estos profesionales debían enfrentar el ocaso de su carrera y de su actividad laboral, pero lo bueno de ello es que  a través de una disposición del Gobierno central, quienes estuvieran interesados en dilatar por algún tiempo esta instancia jubilatoria, podían hacerlo presentando una petición de prórroga. Claro que la autorización de esa prórroga quedaría supeditada a las necesidades de personal que tuviera el centro de salud en el que se desempeña el interesado. Por ello, pese a que se trataba de una iniciativa interesante para los médicos en edad de jubilación, lo cierto es que la medida por si sola no aseguraba la continuidad laboral del profesional. ¿Qué es lo que sucede ahora? Pues se ha dado a conocer un plazo máximo para la presentación de esa prórroga. El próximo 12 de abril expirará el plazo para poder presentar la petición de prolongar la actividad sanitaria más allá del límite de edad jubilatoria. Quienes hoy tienen empleo en centros de salud de España y concretamente de Madrid, donde se ha dado el plazo máximo del 12 de abril, podrán realizar su petición de manera formal, presentando su solicitud, acompañada además de una Memoria en la que se deberá detallar la trayectoria profesional del interesado, además de  explicar el proyecto en el que participará el solicitante, que será precisamente el que justificará de algún modo la actividad necesaria que realizará el profesional durante el tiempo de concesión de la prórroga. Aquellos que hoy tengan trabajo en la sanidad madrileña y estén en edad de jubilación, deben saber que además de contar con un plazo máximo para presentar su solicitud de prórroga, precisamente, hasta el 14 de abril, la prolongación que recibirán, en caso de obtener respuesta positiva, es de un total de un año, que de todas maneras también será prorrogable, lo que quiere decir que transcurrido ese año, el profesional puede que tenga la posibilidad de volver a solicitar la dilatación de su actividad, en caso de que el proyecto del que participa no haya finalizado o en caso de que el facultativo requiera continuar prestando servicio. Desde la Consejería de Sanidad de Madrid, se anunció que se pretende mantener en servicio activo hasta un 30 por ciento de los sanitarios que deseen seguir trabajando en los centros de salud de la región.

Se despiden 14 trabajadores sanitarios del Hospital Nacional de Parapléjicos en Castilla-La Mancha

Los recortes, aunque parecen mala palabra a estas alturas en España, se han instalado en cada comunidad autónoma, principalmente, en el sector de empleo público. Ahora toca hablar del despido que sufrieron 14 profesionales que se dedican a trabajar en la sanidad de Castilla-La Mancha. Algunos podrán decir que 14 trabajadores no representa un número significativo a considerar, pero ¿y si esos despidos marcan la extinción de ciertas categorías sanitarias en el centro de salud en el que se efectuaron? ¿Eso si les da un carácter de mayor gravedad? ¿Aporta más dramatismo a la noticia? Sea uno, 15 o 20 trabajadores, la repercusión en sus vidas será siempre significativa y por otro lado, ejercerá una influencia notablemente negativa en el servicio de salud en cuestión. El despido de 14 profesionales que tenían empleo en la sanidad de Castilla-La Mancha, en el Hospital Nacional de Parapléjicos, ha despertado el repudio de La Junta de Personal del Área número 1 de Salud de Toledo. Desde allí se denunció lo grave de la situación, no sólo porque no se ha incurrido en negociaciones para tratar el tema de las plazas que se amortizaron, sino además, porque no se les consultó o informó debidamente sobre estos despidos, lo que vulnera su estatuto marco. A esto, debemos agregar que desde la junta de personal se asegura que la gestión del área sanitaria pública en la región es pésima, al punto tal que se han justificado los despidos en base a la baja actividad del hospital, cuando la realidad es otra. 14 Personas que se dedican a trabajar en centros de salud y concretamente en este caso, en el Hospital Nacional de Parapléjicos de Castilla-La Mancha, garantizaban la existencia de las especialidades profesionales necesarias, ahora, con la supresión de estas plazas, que por cierto pertenecen a distintas categorías, algunas especialidades dejarán de existir en el centro de salud, lo que atenta claramente hacia el paciente y hacia la calidad del servicio. Cuando ocurre esta clase de situación, nos preguntamos ¿hasta dónde llega el límite del recorte? ¿Puede acaso el objetivo de ahorro atentar contra la salud de los ciudadanos? Si son realmente necesarios los profesionales ¿por qué no se los cuida como merecen? Por supuesto, entendemos que estas dudas no tienen respuesta, no al menos de parte de quienes deben responder por las medidas irregulares en lo que a la gestión del empleo y servicio público respecta.