sanidad Castilla y León Tag

Nuevo régimen de vacaciones y permisos para el personal sanitario de Castilla y León

Entre las muchas negociaciones que quienes se dedican a trabajar en sanidad y los responsables de las consejerías sanitarias autonómicas deben llevar a cabo, figuran los regímenes de vacaciones y permisos, porque los trabajadores tienen derechos adquiridos tras años de lucha y por ello, es necesario continuar avanzando en mejoras contundentes para los profesionales. La buena nueva está vinculada al régimen de vacaciones y permisos que se ha acordado modificar en Castilla y León, para todos aquellos que se dedican a trabajar en la sanidad de la región. El acuerdo formó parte de la última Mesa Sectorial sanitaria efectuada en la comunidad. ¿Qué modificaciones se introdujeron en el régimen de vacaciones y permisos de sanitarios de CyL? La Consejería sanitaria de Castilla y León y las distintas centrales sindicales, acordaron actualizar régimen de las vacaciones y los distintos tipos de permisos que obtienen quienes se dedican a trabajar en centros de salud públicos de la comunidad, contando ahora con la novedad vinculada al derecho a los 22 días hábiles de vacaciones retribuidas cada año natural de servicio activo, esa es la primera y principal modificación aplicada al régimen, pero además, se contemplan algunos cambios en los permisos para la realización de estudios, capacitaciones  o asistencia a cursos que estén vinculados, de manera directa, con las funciones sanitarias. ¿Qué ocurrirá con los permisos para los sanitarios de CyL? Los permisos retribuidos a quienes hoy tienen empleo en sanidad en Castilla y león, serán otorgados con  previa petición y una posterior justificación. Por supuesto, se contemplan los permisos por maternidad y paternidad, en el que se regulan los días otorgados por parto, paternidad, adopción o preadopción. En los permisos por estudios, se introduce un interesante cambio, que implica poder incluir la asistencia a exámenes o pruebas para la constitución de bolsas de empleo, se tendrá especial consideración hacia quienes se desempeñan en turnos rotatorios o nocturnos. También se han incluido dos nuevos permisos, uno es el del proceso de recuperación por enfermedad del empleado  y el otro está destinado al profesional que tenga a su cargo a personas discapacitadas.

La Junta de Castilla y León abrirá nuevas bolsas de empleo en sanidad

Pese a la falta de oferta de empleo en centros de salud de la administración pública, desde Castilla y León se han enfocado en abrir nuevas bolsas de empleo en sanidad, las mismas servirán para 65 categorías sanitarias diferentes. Ha sido la propia cartera de salud de la comunidad, el organismo que realizó el anuncio, brindándole nuevos aires de esperanza a quienes hoy buscan trabajo en hospitales de la región. La apertura de estas bolsas de empleo en sanidad, tiene por objetivo brindar acceso a nuevos profesionales que aún no han tenido la posibilidad de ingresar a  ninguna y al mismo tiempo,  permitirán añadir méritos a aquellos candidatos que ya formaban parte de alguna bolsa. Según se ha detallado desde la Consejería de sanidad de Castilla y  León, las bolsas de trabajo en sanidad han sido pensadas para acceder, de manera temporal, a plazas dependientes de las instituciones sanitarias de la Gerencia Regional de Salud. Estas se encuentran vinculadas a los procesos selectivos que fueron convocados a través de las ofertas de empleo público, pero debido a la ausencia temporal de oferta de trabajo en la sanidad pública para este año 2013, se ha considerado oportuno iniciar con esta medida en el menor tiempo posible. Por ello, ya se ha comenzado a publicar progresivamente, las convocatorias de apertura de bolsas de empleo en los sitios oficiales, exactamente serán 65 categorías las que se verán beneficiadas con esta novedad. El plan de apertura de bolsas de trabajo en la sanidad de Castilla y León, ya ha dado sus primeros pasos y de hecho, ya se han publicado las primeras convocatorias referidas a las categorías de: enfermera/o especialista, matrona, fisioterapeuta, técnico de imagen para diagnóstico, técnico de laboratorio de diagnóstico clínico, técnico de anatomía patológica, celador y operario de servicios. La publicación de la próxima bolsa tendrá lugar los días 4 y 5 de marzo de este 2013 y estará enfocada en la categoría de auxiliar administrativo sanitario. Según lo esperado, esta medida supondrá una herramienta para dinamizar la cuestión de empleo en centros de salud de la región, permitiendo que se incrementen las expectativas en cuanto al nivel de ocupación e incorporación al mercado laboral.

Un acuerdo muy particular entre médicos y Consejería sanitaria de Castilla y León

De cuando en cuando, sindicatos y políticos llegan a algún que otro acuerdo, a veces a fuerza de voluntad de algunas de las partes, otras gracias al consenso, ¿a cuál de estos casos pertenecerá la noticia del día? Porque sucede que la Consejería de Sanidad de Castilla y León y el sindicato CESM, han logrado un acuerdo para que quienes se dedican a trabajar de médico en la región no sufran la rebaja de sus retribuciones, a cambio de que estos mantengan la eficiencia del sistema sanitario y contribuyan además a la sostenibilidad del mismo. Desde la consejería están trabajando en la posibilidad de alcanzar el mismo acuerdo con otros colectivos del sector. El acuerdo al que ha suscrito la Consejería de Sanidad y la de Hacienda de Castilla y León con el sindicato CESM, ha sido pensado siguiendo tres objetivos concretos: contribuir a la reducción del gasto público, para poder cumplir con el déficit que la comunidad debe llevar a cabo, pero al mismo tiempo, manteniendo la estabilidad de la sanidad pública en las condiciones que hoy todos conocemos. Esto, por supuesto, garantiza de alguna manera que quienes hoy tienen empleo en sanidad, precisamente, aquellos trabajadores representados a través del CESM, puedan seguir percibiendo la retribución actual, sin ver peligrar la merma en este sentido. Uno de los principales temores de los médicos de la región. Gracias al acuerdo que en Castilla León se ha podido implementar entre la consejería sanitaria y el sindicato CESM, se podrá garantizar el  mantenimiento del nivel retributivo y las condiciones laborales de quienes tienen empleo en hospitales públicos de la región; mejorar la eficiencia del sistema sanitario público de la comunidad, para que este sea sostenible, sin que se produzca la merma de la calidad asistencial; y alcanzar los objetivos de déficit, que forman parte de la iniciativa de estabilidad presupuestaria a la que ha suscrito Castilla y León. A partir de ahora entonces, un grupo de profesionales estará tranquilo de que sus retribuciones mensuales no sufrirán pérdidas considerables, claro, eso sí, deberán mantener su compromiso de garantizar la eficiencia de su labor y con ello, aportar calidad al sistema.

Según SATSE se reducen plantillas de enfermeras en distintas comunidades españolas

Aseveraciones como estas solemos oír con frecuencia, los sindicatos se encargan de dar su versión de los hechos en cada oportunidad que se les presenta y, en este caso, no es la excepción. Sucede que ahora son quienes se dedican a trabajar de enfermeras en distintas comunidades autónomas, las que parecen ser víctimas de nuevas medidas de recorte. El Sindicato de Enfermería SATSE, se ha encargado de dar a conocer distintos casos que podrían entenderse como atentados hacia quienes tienen empleo en la sanidad  en el área de enfermería, evidenciando que en distintas comunidades autónomas se procederá a la reducción de plantillas. Desde SATSE se plantean casos concretos en los que claramente se puede apreciar que aquellos que hoy poseen un trabajo de enfermera en algunas de las principales autonomías de España, están en peligro de pasar a formar parte de la tasa de desempleados, porque se reducirían plantillas en distintas regiones. Puntualmente, desde el sindicato dieron a conocer que en Castilla y León, se tiene prevista una reducción en la plantilla de enfermería de la Unidad de Agudos de Psiquiatría perteneciente al Hospital San Telmo. Al parecer, a partir de ahora, se pasará de contar con 3 enfermeras a sólo 2. Esto se ve realmente dificultoso para aquellas que se desempeñan en un trabajo de enfermera en esta clase de institución, porque se trata de una unidad muy problemática para el correcto desarrollo de la labor de los profesionales, teniendo en cuenta el  perfil de sus pacientes. Antes decíamos que desde SATSE se dio a conocer la reducción de plantilla en enfermería en Castilla y León, ahora toca el turno de hablar de otra comunidad, Andalucía. Porque el sindicato aseguró hace pocos días que en la provincia de Córdoba, en el transcurso del verano, desde el 1 de julio al 15 de septiembre, se ha evidenciado la destrucción de 260 puestos de empleo de enfermeras, si a esto se suman otras categorías en las que también se ha visto una merma en la cantidad de plazas cubiertas, entonces el total ascendería a 500 profesionales en la calle, sólo en el verano. Los motivos aducidos para tal recorte, van desde el aumento de la jornada laboral semanal de los sanitarios y el cierre de varios centros de salud en el horario de la tarde.

Castilla y León bajará la ratio de pacientes por profesional en el ámbito urbano y lo subirá en el rural

Un tema que continua su curso en Castilla y León, la semana pasada dábamos cuenta de una situación que, por supuesto, había traído algunas voces en contra en referencia a quienes se dedican a trabajar en la sanidad del ámbito rural, dado que una nueva modificación en la repartición de recursos era tachada de discriminatoria, sin embargo, pese a las objeciones recibidas, la administración autonómica decidió continuar con las gestiones pertinentes y ahora debemos hablar de una medida que ya es un hecho. La noticia que dábamos a conocer la semana pasada hacía referencia al traslado de 130 profesionales que hoy tienen empleo en la sanidad de localidades rurales y que pasarían a formar parte de las regiones urbanas, dado que en ellas se requería de mayor personal, ya que es donde se asienta un mayor volumen de la población. Aunque esta medida fue tomada como discriminatoria, precisamente, para quienes viven en el ámbito rural, ciudadanos que tienen los mismos derechos que aquellos que viven en las zonas urbanas, lo cierto es que desde la Consejería la medida  ya fue aprobada y se implementará en breve. Con ello, se incrementará el ratio de pacientes por profesional que se dedica a trabajar en hospitales de pueblos rurales, y se disminuirá el ratio de pacientes en las regiones consideradas urbanas. El plan supone el traslado de 81 personas que hoy tienen empleo de médico y 46 personas que tienen trabajo de enfermeros en la sanidad de zonas rurales, a áreas urbanas. Desde la administración autonómica se asegura que la asignación de recursos ha variado muy poco y es necesario rediseñarla para poder equilibrar recursos apelando a criterios de equidad, accesibilidad y calidad, para todas las regiones de Castilla y León. En este caso, según las investigaciones de la consejería sanitaria, se requiere una mayor cantidad de recursos en las áreas urbanas, en referencia a la cantidad de habitantes.

Tachan de discriminatoria la reubicación de sanitarios del sector rural

Esta era una de las posibilidades que seguramente se habían contemplado al momento de plantear poner en marcha la reubicación de sanitarios, dado que en principio, se trataría de reubicar a unos 130 profesionales que se dedican a trabajar en la sanidad en poblaciones rurales, trasladándolos, precisamente, a asentamientos urbanos, allí donde el grueso de la población se encuentra y donde quizás sean más necesarios sus servicios. ¿Qué es lo que resulta “mal visto” en esta cuestión?  Pues, en realidad, esta clase de medida se traduce como discriminatoria para aquellos que viven en las zonas rurales, precisamente, la Alianza por la Unidad del Campo que forman UPA y COAG, ha lamentado esta posibilidad de reubicación, tachándola como una ofensiva discriminación, en referencia a la propuesta de la Junta de Castilla y León de trasladar a unos 130 profesionales que se dedican a trabajar en hospitales de zonas rurales, a áreas consideradas urbanas. ¿Por qué la Consejería de sanidad de la comunidad tomó tal decisión? Porque se consideró que quizás las zonas mayormente pobladas, es decir, las consideradas urbanas, requerían de una cantidad más elevada de personal, para poder ofrecer un servicio satisfactorio. Esto se debe básicamente a la cantidad de sanitarios con los que se debe contar de acuerdo a la cantidad de personas que posea una determinada ciudad. Sin embargo, esta hazaña que intentará llevar a cabo la comunidad no es bien vista, precisamente, por quienes viven en las zonas rurales, dado que se ha tomado como una discriminación a esta población que merece igual calidad de atención y de servicios que las áreas rurales. Es de esta forma como se ha instalado el debate, lo que se evalúa en este caso, no es específicamente la labor de quienes tienen empleo en sanidad en calidad de médicos o enfermeros, sino la reubicación que aquellos que se desempeñan en zonas rurales podrían sufrir a partir de ahora.