sanidad Baleares Tag

Sindicatos rechazan el despido de 81 sanitarios como medida de ahorra en Baleares

Lamentablemente en España se ha tergiversado el significado del término “ahorro”, porque hoy en día, cuando muchos políticos hablan de ahorro, la población lo entiende como recorte o ajuste y en efecto, en realidad se trata de ello. Algo así es lo que sucede en Baleares, una región en la que como medida de ahorro, se había pensado en el cierre de los Hospitales Joan March y General. Por supuesto que quienes se dedican a trabajar en la sanidad de dicha comunidad levantaron su voz en contra de esta medida, y ¿cuál es la alternativa al cierre que desde la administración autonómica han pensado? El despido de trabajadores sanitarios. 81 profesionales que se dedican a trabajar en la sanidad de Baleares, concretamente en los Hospitales Joan March y General, podrían quedar en la calle, si la administración autonómica decide terminar con la medida de ahorro propuesta anteriormente, es decir, el cierre de ambos hospitales, para concentrarse en el despido de 81 trabajadores. Por supuesto que dos de los sindicatos más representativos de España, CCOO y UGT, se han pronunciado al respecto y han rechazado esta propuesta en el marco de la Mesa Sectorial de Sanidad, propuesta que fue expuesta por el Ib-Salut  a los principales sindicatos del sector sanitarios en Baleares. Desde CCOO y UGT se ensayaron posibles caminos de mejora en tal sentido, asegurando que para ahorrar en sanidad en Baleares no es necesario acudir al despido de profesionales que se dedican a trabajar en los hospitales Joan March y General, sino que se pueden optimizar al máximo los recursos y de esta forma, conseguir reducir costes en el sector sanitario, uno de los principales puntos de atención para la administración autonómica. 81 profesionales que tienen empleo en la sanidad de la región hoy están en la mira, ¿podrán librarse de semejante presión o serán indefectiblemente nuevas víctimas en este “plan de ahorro” que el Ejecutivo de Baleares desea implementar?

Sindicatos sanitarios en Baleares van a Tribunales por la no devolución de complementos de 1.200 médicos

La situación laboral en España es un tema candente, esto quiere decir que los debates en torno a este tema suelen enardecer a muchos. Las noticias que circulan en base a este tema no son de las más alentadoras que hemos oído y claramente, la crisis en la región parece estar garantizada en todos los sentidos, si a esto le sumamos cada vez más nuevas situaciones de recortes hacia los trabajadores, recurrir a la justicia es sólo una anécdota. Hoy es Baleares la comunidad autónoma que nos ocupa, esta es la región que ha servido de escenario para que los sindicatos sanitarios principales, CCOO, UGT, STEI-i y USAE, acudieran a la justicia, en reclamo por los complementos que la Administración de la comunidad ha determinado quitar a quienes se dedican a trabajar en la sanidad. La presencia de los principales dirigentes sindicales frente al Tribunal de Arbitraje y Mediación de Baleares (TAMIB), tiene un justificativo particular, dado que la sentencia del año 2010, que anula la concesión de ciertos complementos a aquellos que se dedican al empleo de médicos en las Islas, según los sindicatos, no debería aplicarse en el caso de unos 1.200 profesionales. En palabras textuales del Secretario General de Sanidad de CCOO, Manuel García, esta medida «no era de aplicación al personal laboral y mucho menos del personal en formación»,  dado que estos deben tener reglas de negociación distintas, a quienes se dedican a trabajar en hospitales en calidad de personal estatuario y funcionarial. De todas formas, lo que las organizaciones sindicales han realizado en esta oportunidad, no es más que comenzar a acercar posturas, para poder llegar  a una conciliación con la administración autonómica, que es, en definitiva, la que debe dar el primer paso para revertir el asunto, por las buenas, ya que de lo contrario, se espera un regreso a los tribunales hasta obtener la respuesta esperada.

Médicos de Baleares a huelga indefinida por la no devolución de complementos salariales

La noticia de hoy involucra a quienes tienen trabajo de médico en la comunidad autónoma de Baleares, allí, estos empleados públicos han convocado a una huelga y recurrirán a la justicia debido a la quita del salario que quieren implementar desde la Consejería de sanidad de dicha región. El Sindicato Médico Libre de Baleares (Simebal) es el que se manifiesta en contra de las medidas de recorte que quieren implementar desde la administración de Baleares. En realidad, contra una de ellas, que ciertamente, suena irrisoria, porque estamos hablando de la devolución que obligarán a efectuar a aquellos que tienen empleo de médico en la comunidad autónoma. Según una medida impulsada desde el Govern de Baleares, los médicos tendrán ahora que devolver algunos de los complementos pactados, para cobrar por hora de guardia, precisamente, el mismo valor que hace seis años. Esto se desprende de la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Baleares, la cual se encarga de anular la concesión de ciertos complementos salariales que perciben quienes se dedican a trabajar en la sanidad de la región, en calidad de médicos, por lo que serán obligados a devolver ese dinero extra que desde el año 2008 perciben. Isidro Torres, presidente del Sindicato Médico, ha sido quien dio a conocer que se convocará a una huelga indefinida para el mes de julio, la misma afectará a unos 4.000 trabajadores sanitarios, siempre en repudio a esta devolución de complementos que deben efectuar los médicos. Torres también ha advertido que de concretarse esta medida de recorte, quienes se dedican a  trabajar de médico en Baleares, tendrían que estar devolviendo hasta 50.000 euros, una cifra que realmente no están dispuestos a abonar. Desde el Sindicato Médico también mantienen la opción de recurrir a instrumentos legales para revertir esta sentencia, sin embargo, de todas formas, la huelga ya es un hecho.

En Baleares los médicos están preocupados por la situación luego del cierre de hospital

Quizás hay regiones en España que presentan más recursos que otras, comunidades autónomas que incluso pueden tolerar o soportar una serie de ajustes masiva, pero no es este el caso general, dado que puede suceder que una medida de recorte ocasione pérdidas tales que hagan incluso retroceder el sistema gravemente. Algo así es lo que consideran desde el Sindicato Médico de Baleares, una organización que, a través de su presidente,  Isidro Torres, se ha encargado de manifestar su rechazo a las medidas de ajuste anunciadas por el Govern, en referencia a un Plan para el Equilibrio Económico. Básicamente, lo que desde el sindicato reclaman está relacionado con el cierre del Hospital General y el centro de salud Juan March, servicios que precisamente, se trasladarán a la Cruz Roja y al hospital San Juan de Dios. Todo esto servirá para realizar un ajuste de 347,9 millones de euros, en cumplimiento con el objetivo de déficit del 1,5% marcado por el Gobierno central de Mariano Rajoy. Frente a este panorama, es que desde dicho sindicato aseguran que quienes tienen empleo de médico en la región se han convertido en un simple chivo expiatorio de la crisis, dado que son ellos precisamente, quienes deben soportar constantes ataques a su buena voluntad y labor. Isidro Torres ha sido el encargado de funcionar como portavoz en este caso, asegurando que frente a este panorama de recortes y crisis se hace muy difícil para quienes se dedican a trabajar en la sanidad de Baleares mantener la calidad asistencial. Por supuesto que además, todo cierre de hospital, en algún punto, termina dejando sin trabajo en sanidad a algún profesional, pese a las promesas que puedan surgir al respecto, si a esto le sumamos el hecho de que se han anunciado una serie de medidas de contención de gastos de personal y gasto de bienes y servicios, todo ello da como resultado un panorama muy desalentador para aquellos que hoy tienen empleo en centros de salud de Baleares.

Baleares apuesta por el incentivo a la contratación de seguros médicos privados, IDIS celebra

Tiempo atrás hablamos sobre la medida que desde  el Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad (IDIS) habían impulsado, la misma establecía un incentivo a todos aquellos que decidieran contratar un seguro de medicina privado, ahora se ha conocido la primera comunidad autónoma que ha decidido aplicar esa medida y el IDIS celebra la decisión. El Gobierno de Baleares es el que ha dado el visto bueno al proyecto que ha impulsado el IDIS, el mismo persigue un objetivo claro y ese es precisamente fomentar la contratación de seguros en la sanidad privada, para hacer crecer al sector privado en lo que medicina compete. ¿Qué beneficios dará Baleares a aquellos que decidan contratar un seguro en la medicina privada? La comunidad se encargará de aplicar una deducción del 15 por ciento de los gastos de los contribuyentes que sean mayores de 65 años, personas con un 65 por ciento de minusvalía y las familias numerosas, esta clase de beneficio claro estará destinado a todos aquellos que adquieran un seguro en la sanidad privada. En declaraciones realizadas desde el IDIS, se pudo evidenciar la conformidad con Baleares por la medida adoptada, desde este organismo se quiso dejar constancia de su apoyo a la comunidad, siendo la primera que da un paso semejante para concretar el incentivo a quienes contraten un seguro en la sanidad privada. Básicamente desde el IDIS apuestan a una colaboración entre los sectores públicos y privados de la sanidad, para ello es requisito descomprimir el sistema público y la sanidad privada se convierte entonces en la solución ideal. Apostando por el incremento en la contratación de seguros médicos privados, se achicarían listas de espera, se descomprimiría el sistema público, y, principalmente, se generaría mayores puestos de empleo en hospitales, se incrementaría las alternativas en trabajo de médicos y se fortalecería la oferta de empleo en sanidad, con lo cual la calidad asistencial también se beneficiaria.