sanidad Asturias Tag

Oposiciones sanidad en Asturias: 10.911 aspirantes para optar a las 472 plazas en enfermería

Este es el tipo de noticia que de seguro sorprende a muchos. Básicamente, hablamos de las oposiciones en sanidad, próximas a celebrarse en Asturias, para cubrir las plazas disponibles en enfermería. En concreto, mañana sábado, a las 11 AM, darán inicio las pruebas selectivas destinadas a quienes desean obtener un empleo de enfermero en hospitales públicos de la región, pero estas oposiciones, tienen una particularidad, dado que se presentarán un total de 10.911 aspirantes, que optarán por una de las 472 plazas ofertadas, lo que da como resultado un ratio bastante elevado de opositores por plaza, una media de 23 aspirantes por cada una de ellas. Desde el Servicio de Salud del Principado de Asturias (Sespa), se ha informado que el examen tendrá lugar en un total de siete pabellones y en la sala mirador del recinto Ferial Luis Adaro, en Gijón, hasta allí llegarán los 10.911 aspirantes que optarán a las 472 plazas en enfermería. Del total de opositores que se presentarán a la prueba selectiva de mañana, 10.763 corresponden al turno libre, otras 53 pertenecen al de promoción interna, mientras que los restantes 95 se disputarán las 24 vacantes que han sido reservadas a personas con discapacidad. La cantidad de opositores admitidos, ha motivado la incorporación de más de 200 colaboradores al tribunal de selección, quienes realizarán labores de vigilancia, entrega y recogida de ejercicios. El temido efecto llamada En los últimos tiempos, al hablar de oposiciones, ya sea en enseñanza o sanidad, las comunidades autónomas intentaban evitar, del modo que podían, el temido efecto llamada, que no es más que ocasionar que se presenten más candidatos de los esperados para optar por las plazas ofertadas, lo que se intenta impedir es que sean candidatos de otras regiones los que engrosen la lista de aspirantes. Pues esto ha ocurrido en Asturias, dado que un 66,7 por ciento de diplomados que se presentarán en el examen, proviene de otras comunidades, encontrando casos significativos en las autonomías limítrofes, como Castilla y León, con 2.562 aspirantes o Galicia, con 1.318.

En Asturias se denuncia la falta de especialistas oncológicos como resultado de los recortes

Las administraciones autonómicas en España cometen errores, muchas veces, aplican indiscriminadamente recortes sin medir las consecuencias, entendemos que en tiempos de crisis se debe ajustar un poco el presupuesto, pero las partidas necesarias como las de sanidad, requieren de bastante más cuidado, porque un error en ellas podría ser fatal para muchos, y esto no sólo es en sentido figurado. En Asturias, recientemente se ha denunciado que a raíz del incremento de la aplicación de medidas de recortes en los centros de salud de la comunidad, se ha reducido el número de médicos especialistas en oncología que se dedican a trabajar en la sanidad de la región. El portavoz de Sanidad de Foro en la Junta General del Principado, Albano Longo, se ha encargado de señalar que los recortes que han sido efectuados desde la Consejería de Sanidad de Asturias «están perjudicando al tratamiento de aquellos pacientes que pertenecen al área de oncología del Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA)», precisamente, a causa de la reducción del número de especialistas, profesionales que se dedican a trabajar de médico en áreas tan complejas como la de oncología y que hoy no pueden acceder a un puesto de empleo en la región, a causa de las medidas de ajuste, las cuales no sólo afectan a los facultativos, sino que principalmente, atentan contra los pacientes. En Asturias se ha reducido las plantillas de médicos especialistas, como parte de la estrategia de ahorro que ha sido impulsada desde la administración autonómica en cada una de las áreas públicas que gestiona. La falta de profesionales que se dediquen a trabajar de médicos  especialistas en los centros de salud de la región, se debe en parte a la reducción en la contratación de especialistas, principalmente, en Oncología Médica, a la falta de cobertura en las jubilaciones, sumado a la eliminación de los contratos de interinidad. Todo ello, ha influido en la realidad actual, en la que predomina el deterioro de la calidad asistencial, quizás para quienes más lo necesitan.

La sanidad asturiana y un nuevo recorte de personal

Estas son, precisamente, las noticias que más lamentamos dar, sin embargo, debemos hablar de ello, como parte de nuestro compromiso asumido con los sanitarios españoles, con respecto a brindarles información sobre la situación de empleo en centros de salud del país. Hoy ha llegado momento de volver a mencionar la palabra recorte como eje de la política de gobierno de una comunidad autónoma en particular: Asturias. Lo que sucede es que la Consejería de Sanidad del Principado de Asturias, ha iniciado con una nueva oleada de recortes, concretamente, con quienes se dedican a trabajar en hospitales de la región. En total, serán 202 los profesionales que hoy poseen empleo en sanidad en Asturias y dejarán de gozar de este beneficio a causa de un nuevo recorte o ajuste que en la comunidad será implementado a partir del 1 de enero del 2013. 202 trabajadores sanitarios de Oviedo serán los que quedarán en la calle, formando parte del grueso de desempleados con que cuenta la comunidad. Vale decir que la gran mayoría de sanitarios pertenecen al Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA) y de ellos, unos 35 son profesionales médicos. Este representaría el mayor recorte de personal que se implementaría en el HUCA. Debemos decir que la preocupación en el área de salud de Asturias no sólo se manifiesta en esos 204 trabajadores que dejarán de contar con un empleo en sanidad, sino que además, los pronósticos alarman demasiado a quienes se desempeñan en el sector. Lo que se espera al finalizar el 2013, que aún no inició, es  que el  HUCA pierda unos 1.000 trabajadores, estos constituirían prácticamente el 20% de la plantilla total de dicho hospital que a estas alturas cuenta con 5.000 trabajadores sanitarios. Un recorte semejante, además de dejar muchas personas sin empleo en sanidad, dejaría una gran incertidumbre y preguntas por responder ¿cómo se continua? Sería una de ellas.

El fin del conflicto sanitario en Asturias?

Nos preguntamos si la noticia de hoy puede llegar a significar el final de un conflicto dilatado en el tiempo, entre la administración del Principado de Asturias y quienes se dedican a trabajar en sanidad en la región, porque al parecer, desde la consejería sanitaria de la comunidad, han decidido dar el brazo a torcer sobre un punto muy importante en el que no se llegaba a un acuerdo: las horas de guardia. Por eso el título de esta noticia, ¿acaso este acto de la administración podría representar el fin a un conflicto que ha ocupado las primeras planas de los diarios y que parecía no tener un desenlace feliz? Ahora sólo restaría conocer la versión de los hechos de parte de los profesionales sanitarios. ¿En qué consiste la nueva información que conocemos sobre el conflicto de los sanitarios con la administración autonómica de Asturias? Concretamente, se supo que en los próximos días, las autoridades sanitarias de la región, ofrecerán a quienes se dedican a trabajar de médico en los hospitales de Asturias, un pacto que establece una rebaja considerable del número de horas que tendrán que recuperar, a cambio de descansar las jornadas posteriores a las guardias nocturnas. En total, los profesionales deberían cumplir un máximo de 9 horas mensuales, en concepto de devolución o recuperación de la liberación de las mañanas que deberían trabajarse luego de las tareas desempeñadas durante la noche. Estas 9 horas serían devueltas por las tardes. ¿Cuáles son los antecedentes de esta medida de cambios en el horario a cumplir en las guardias? El modelo que imperaba como propuesta fundamental de la consejería de sanidad, antes de conocerse este anuncio, establecía que dado que quienes se encargan de trabajar en centros de salud asturianos, no trabajarían más por las mañanas tras salir de guardia, estarían adeudando un total de 7 horas. ¿Cómo debían recuperar esas horas? Se debatían dos caminos posibles: o bien dejar de abonarles a los profesionales las primeras horas realizadas en las guardias o, de lo contrario, que estos devolvieran las horas por la parte. Los cálculos hacían pensar que los facultativos tendrían que recuperar unas 23 horas por la tarde, lo que supondría una notable merma en su salario. Al parecer, la propuesta de la consejería es olvidar esta clase de medida, y apostar sólo a un máximo de 9 horas mensuales a recuperar por las tardes ¿aceptarán esta propuesta aquellos que hoy tienen empleo en la sanidad asturiana?

Fallo del Tribunal Constitucional permite que médicos asturianos puedan trabajar en sanidad privada y pública

El Tribunal Constitucional, a través de un fallo reciente, dio a conocer una medida que los médicos del Principado de Asturias estaban aguardando desde hace tiempo: a partir de ahora, quienes se dedican a trabajar en la sanidad pública, también podrán hacerlo en la privada, puesto que el fallo viene a eliminar la obligatoriedad que pesaba sobre la labor médica acerca de la exclusividad con el sistema público. Uno de los principales inconvenientes que generaba esta medida, residía en que los profesionales médicos,  veían como se cerraban ante sus narices nuevas oportunidades de empleo en sanidad, precisamente, por una ley que a estas alturas era obsoleta para el colectivo médico, teniendo en cuenta además el contexto de crisis actual. ¿Por qué continuar cerrando puertas a quienes hoy se dedican a trabajar de médico en la sanidad española? Esta debe ser una de las preguntas abordadas por el Tribunal Constitucional, para decidir en torno a la exclusividad que tenían los médicos asturianos para trabajar en el sector público. Puesto que si nos situamos en el contexto de crisis actual, seguramente, esta medida ya quedaba un tanto fuera de foco, cuando la falta de empleo en centros de salud públicos ha arrojado, por así decirlo, a los profesionales sanitarios a buscar nuevas alternativas laborales, entre las que se incluyen, aquellas pensadas en el ámbito privado. Mientras que en Asturias continúa el conflicto entre la administración autonómica y los profesionales sanitarios, a causa de la falta de acuerdo en lo que respecta al nuevo horario que tendrán que cumplir los trabajadores del sector, el fallo del Tribual Constitucional acerca de la nulidad de la exclusividad médica para con el sistema de salud público, resulta ser una noticia favorable para los profesionales. El Tribunal encontró a esta medida como abusiva, teniendo en cuenta que un Gobierno no debería decidir sobre el régimen de trabajo en sanidad que adopta un determinado profesional y además hacerlo de manera obligatoria. Debemos decir que esta medida estaba vigente desde el año 2002 aproximadamente, y que además, era Asturias la única comunidad autónoma que cumplía con ella.

Continúa el conflicto entre sanitarios y el Principado de Asturias

Existe actualmente un conflicto sanitario en España que se ha extendido más allá de lo esperado, la falta de negociación, la falta de voluntad para hacerlo y la imposibilidad de que se produzca el diálogo entre las partes participes, es lo que ayuda a dilatarlo y lo que más preocupa. Nos referimos a lo que sucede entre el Servicio de Salud del Principado de Asturias (Sespa) y quienes se dedican a trabajar en sanidad en la región. ¿Qué es lo que se sigue discutiendo? El acuerdo por la ampliación de la jornada laboral semanal de los sanitarios y la oferta de empleo en centros de salud que están bajo la órbita del Sespa. Hasta el momento, el acuerdo sólo se ha logrado con UGT, uno de los principales sindicatos sanitarios en Asturias, sin embargo, aún queda mucho trabajo por delante. Mientras se intenta por algún medio llegar a un acuerdo entre el Sespa y los sindicatos, continúa aumentando el descontento entre los profesionales que se encargan de trabajar de médico o enfermeras en la región y con ello, se van agotando las posibilidades de diálogo tan necesarias y esperadas. A esto debemos sumar las huelgas constantes, que desde el gobierno regional son interpretadas como  la ausencia total de la voluntad de dialogo y negociación, mientras que los trabajadores lo entienden como su legitimo derecho. Frente a este panorama, el único sindicato que ha negociado y firmado un acuerdo con el Sespa ha sido UGT. En ese acuerdo, entre otras cuestiones, se ha pactado que los trabajadores del turno de noche tendrán cuatro días más de descanso anuales; se asegurarán 200 empleos y se convocará la Oferta de Pública de Empleo (OPE) de enfermeras, lo cual supondría unos 400 puestos de trabajo en sanidad. El panorama en Asturias parece incierto en el área de sanidad, teniendo en cuenta que tras los largos meses de enfrentamiento entre el Sespa y sindicatos, sólo uno de estos organismos ha firmado un acuerdo, mientras que los restantes aún parece que no lo harán. A esto debemos agregar que la comunidad ha sido catalogada como una de las líderes en la subida del desempleo en España, lo que no sólo se aplica a quienes se dedican a trabajar en hospitales de la región, sino a nivel general. Con lo cual, la situación para el Principado no es la ideal y mantener un  conflicto semejante en la sanidad pública puede ser aún más desfavorable ¿qué es lo que le espera a la sanidad asturiana?