reformas enseñanza Tag

A nadie le viene en gracia la palabra “crisis”, sobre todo si ella está asociada a la situación en la sanidad pública, sin embargo, esto forma parte de la realidad innegable en España, aunque debemos advertir que las acepciones de esa diminuta, pero  a la vez, gigante palabra son muchas, ¿por qué no pensar en el termino crisis como un sinónimo de cambio?

Por lo menos de esta forma lo cree la cultura oriental, y no es una manera errada de ver las cosas, todo lo contrario, aplicado esto a la situación que atraviesa el sistema de sanidad pública, entendemos que esta necesita un cambio, las políticas de Estado para con la salud pública han ido en desmedro de esta área, principalmente con las condiciones en que quienes se dedican a  trabajar en clínicas u hospitales deben desarrollar su labor y claro en la calidad del servicio que estos brindan.

Los sucesivos recortes que el gobierno ha hecho en pos de salvar la economía del país fueron mellando en los diferentes sistemas que lo sustentan, siendo la sanidad en España y la educación, los principales sectores afectados, ¿cuál es el camino a seguir? ¿Qué medidas deberían implementarse para revertir esta situación?

Desde aquí podemos animarnos a improvisar una posible salida al caos. Trabajar en conjunto, salud pública con salud privada, ya hace algunos días hablamos de los beneficios que genera la sanidad privada en España, los cuales son muchos y todos repercuten precisamente en la cuestión de atención y economía.

No apuntamos a que la salud pública deje de existir como tal, sino que pueda servirse de los beneficios que la salud privada tiene para ofrecer, el principal y fundamental es que ayuda a descongestionar el sistema público, acelerando los procesos de atención, además de generar mayores fuentes de trabajo.

Este último es uno de los puntos esenciales, ya que una de las bondades que ofrece la sanidad privada o concertada es que el acceso a empleo de medico o trabajo de enfermera en hospitales concertados es más sencillo, debido a que como cualquier empresa, se debe distribuir el curriculum en hospitales, para lo cual existen diferentes medios, esto acelera el proceso de elección de personal y con ello la gestión en sanidad.

Porque es preciso salvar la salud pública entonces, es que la sanidad privada también debe sobrevivir a los embates de la actualidad económica en España.

Wert se mantiene firme en la implementación de las reformas en enseñanza

Con este título, podemos entender que aunque le pese a quienes tienen trabajo en la enseñanza, y a toda la comunidad educativa, los recortes se llevarán a cabo, lo que sigue haciendo mella en la popularidad del gobierno español actual. El ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert, ha manifestado que las reformas en la enseñanza pública de España seguirán su curso, pese a que estas no sean aceptadas o a que hagan mella en la imagen de él mismo. A Wert hoy se lo tacha como el ministro de los recortes, y en efecto, quién puede negar que así sea. Quienes siguen de cerca lo que sucede con la cartera de educación, saben que desde el cambio de gobierno, se ha apelado a una serie de medias de recortes, agravándose el panorama  entre marzo y abril pasado, cuando se anunció que se ahorrarían 3.000 millones de euros en el presupuesto del sistema público de enseñanza. Pese a que Wert mantuvo encuentros con los representantes de quienes se dedican a trabajar en escuelas, y que en esas reuniones los sindicatos hayan demostrado su negativa ante las medidas de reforma anunciadas. Desde el Ministerio educativo se continuó con el proceso, aun sabiendo todo lo que vendría después, huelgas, movilizaciones en toda España y hasta pérdidas de días lectivos a causa de esta situación. Aunque Wert entiende que este reclamo de aquellos que hoy tienen empleo en enseñanza, o que desean acceder a él, es legitimo, lo cierto es que su respuesta ha sido contundente: «nada va a variar el rumbo que este Gobierno tiene que tomar, al margen del impacto electoral y de la popularidad del propio ministro. No pensamos en las siguientes elecciones sino en la siguiente generación», sentenció el ministro. Parece entonces, que las medidas de recorte han sido establecidas desde hace tiempo en el seno del poder político, sin importar quién pudiera oponerse, o cómo se verían afectados los protagonistas del sector, es decir, maestros, profesores y alumnos.