profesor de Primaria Teruel Tag

 

La candidatura espontánea y su seguimiento al optar a un trabajo en colegios concertados y privados

 

Ya lo hemos dicho en varias oportunidades, pero nunca está demás reafirmarlo: buscar trabajo es el verdadero trabajo. Con esta frase damos por entendido que la búsqueda de trabajo en colegios privados y concertados, por ejemplo, requiere de dedicación, esfuerzo y por sobre todas las cosas, mucha constancia en la tarea.

Entre las muchas razones que te obligarán, de algún modo, a ser constante y dedicado en tu intento por trabajar en colegios privados, no podemos dejar de mencionar algunas. Por ejemplo, el seguimiento que cada autocandidatura debe tener. Sí, si crees que la búsqueda de trabajo en colegios privados sólo implica el envío de curriculum, estás en un error. Buscar empleo es mucho más que eso y parte de ello consiste en hacer un seguimiento de tu accionar en pos de encontrar un puesto para ti.

 

La dinámica de la autocandidatura

 

La esencia de la autocandidatura en enseñanza consiste por ejemplo en enviar el curriculum a colegios privados y concertados. Puedes usar los distintos canales de comunicación que la escuela tenga, el correo postal, el correo electrónico o formulario de contacto, entre otros medios. También podrías presentarte personalmente. Aunque claro, si el centro al que quieres enviar tus datos está ubicado fuera de la región en la que vives, recorrer largas distancias con la pérdida de dinero y el tiempo que eso genera, puede no ser lo más provechoso.

En la autocandidatura eres tú quien va en busca de una oportunidad de trabajo en colegios concertados. Tú serás quien contacte a la escuela, se dirija directamente a ella y se ofrezca como profesor. Ya sea que exista o no una convocatoria de personal abierta.

La dinámica de la autocandidatura implica proactividad, iniciativa, decisión y un esfuerzo particular de parte del candidato.

Pero hay algo más que implica esta dinámica: el adecuado seguimiento de esta actividad.

 

La autocandidatura y su seguimiento

 

Sin el adecuado seguimiento de tu autocandidatura, lo que pierdes es información valiosa y principalmente tiempo.

Cuando envías tu curriculum y carta de presentación a un colegio, estás depositando tiempo en la tarea. Si luego no revisas en qué estado se encuentra esa candidatura, no podrás medir los resultados que ha dado tu actividad y por tanto, no puedes saber si estás encaminado o no a concretar tus objetivos.

Y cuando hablamos de objetivos, podemos estar refiriéndonos simplemente a la concreción de una entrevista de trabajo simplemente.

El seguimiento debería atender 4 puntos básicos: escuela a la que envías tu autocandidatura, persona con la que te has contactado y fecha del contacto. Y, por último, situación, es decir, entrevista pendiente, entrevista concertada, respuesta a la candidatura, colegio descartado, etc.

Hacer un seguimiento te permitirá continuar avanzando y no detener ni tu mente  ni tu actividad a la espera de una respuesta.