noticias sobre educacion Tag

Trucos y consejos para encontrar trabajo de profesor

Acceder a las vacantes docentes es algo sencillo, lo más importante es que contemos con un currículum atractivo, donde demostremos cada una de las técnicas en la enseñanza que dominamos y capacidad de manejo de grupos de estudiantes. Tendremos así, en conjunto, una síntesis profesional donde se pueda ver nuestra experiencia con facilidad. Esto nos puede permitir conseguir trabajar en colegios de la forma más rápida posible. El curriculum es la primera impresión que el colegio tiene de cada persona. Los reclutadores no suelen pasar más de 7 segundos con cada uno y, o encuentran una motivación que les haga guardarlo o fácilmente mandarán nuestro curriculum al grupo de descartados. Por esto, nosotros siempre repetimos la vital importancia de tener mucho cuidado a la hora de elaborar nuestro cv y carta de presentación. Si no se tienen los conocimientos apropiados siempre recomendamos ponerlo en manos de un profesional. ¡Es clave a la hora de encontrar trabajo en la enseñanza! Como bien sabrás, las ofertas de empleo de profesor son muy amplias y variadas. Es necesario realizar una supervisión diaria, como mínimo, para lograr hallar la oportunidad que más se adapte a nosotros. Muchas de las ofertas, tal y como puedes ver en nuestro blog, tienen un plazo de presentación del curriculum muy breve ya que algunas son bajas inesperadas de otros profesores que requieren ocuparse rápidamente. Por lo que postular a estas ofertas el mismo día que se publican puede ser clave para ser los elegidos. Es muy importante hacer caso a los pequeños consejos que encontramos sobre como buscar trabajo de profesor. En nuestro blog los podréis encontrar junto a pequeños trucos y estrategias que podéis seguir para intentar llegar al objetivo: encontrar empleo en la enseñanza.    

La escuela y la familia

Un tema que hoy nos gustaría tratar es sobre la relación de los profesores con los padres de los alumnos en el día a día de la escuela. Como bien sabes, el trabajo de profesor es mucho más que explicar unos temarios. Tal y como hemos comentado en antiguos blogs, el docente debe de gozar de unas características que le permitan un desarrollo adecuado durante la jornada académica, permitiendo a sus alumnos alcanzar el conocimiento de una forma comprensible, y capaz de reforzarse si se requiere. Para trabajar en la enseñanza se requiere de mucha paciencia y habilidades impresionantes para relacionarse con un gran número de personas, a las que se les imparte conocimiento y se les evalúa constantemente, verificando sus progresos. Un docente es el encargado de que las generaciones siguientes alcancen todas sus aspiraciones y se conviertan en los profesionales del mañana, y por ello, es necesario que el empleo de profesor sea tomado con una vital importancia, y las exigencias precisas esperando que todo lo propuesto se cumpla. Pero, en todo esto, ¿Qué papel tienen los padres o tutores? Y es que, tal y como coinciden gran número de estudios, el hecho de que los padres  demuestren una participación y cooperación en la escuela, creando una relación de confianza con los profesores, ofrece grandes ventajas. Entre estas ventajas destacamos: Respuestas a las necesidades. Motivación creciente. Satisfacción del alumnado, padres y docentes. Mejor aceptación de los objetivos y evolución. Un reequilibrio de los padres. Una reducción de conflictos y de la resistencia al cambio. Se comparte la responsabilidad. Un aumento de la productividad. Y, ¿Cómo el docente puede ayudar a que esto se cumpla?. Existen distintas opciones como pedir ayuda a los padres para establecer esa confianza entre ambos, escuchar las opiniones de los padres, organizar tiempo de conversación con ellos y convocar a ambos padres en las reuniones.

Competencias del profesor eficaz

Para ser calificado como un profesor competente se requiere reunir un conjunto de requisitos importantes a la hora de desempeñar esta profesión de tan alta responsabilidad, ya que de esto depende el desarrollo de todo un grupo de estudiantes. No se trata solo de orientar en conocimiento académico, ya que el estudio es un proceso bilateral en el que se aprende enseñando. A veces se ignora que, lejos de la seguridad del empleo y otros beneficios que incentivan a muchos a enrumbarse por esta profesión, también conlleva a infinidades de exigencias a las que atender. Con paciencia, respeto y otras virtudes la enseñanza, sin duda, puede tornarse en una carrera satisfactoria, plena de oportunidades en el desarrollo personal y profesional. Por lo tanto, para todos los interesados en contribuir con el progreso íntegro y la formación de ciudadanos con carácter y personalidad, es preciso tener en cuenta las siguientes competencias: El aprendizaje va de la mano con la adaptación a los cambios y no cabe duda que el profesorado se enfrenta a esa realidad; con el devenir de los años la experiencia en el ámbito educativo trae innumerables retos que superar, y es allí donde entra en juego la importancia de saber controlar situaciones adversas inevitables. Otra competencia que está estrechamente relacionada con estas es la flexibilidad que permite no solo estabilizar el nivel de estrés, sino también tener control de cualquier situación que pueden generar los estudiantes. La profesión docente implica dedicación total, constituye un deber de profesores  aprender y adquirir nuevas habilidades de cara a las exigencias de los avances tecnológicos. Esto se logra asistiendo a seminarios sobre diferentes temas y disciplinas durante sus periodos de descanso. Es posible que toque afrontar diversos problemas que se le presentan a los estudiantes, por lo cual es conveniente mantener una actitud positiva. Una mente abierta siempre contribuye a que los alumnos se sientan bien respaldados. Un profesor eficiente incentiva en los estudiantes al aprendizaje con altas expectativas, que involucre esfuerzo en el logro de objetivos. Se debe evitar el conformismo y la mediocridad. La tarea a emprender es de suma delicadeza al tratarse de la conducción de generaciones futuras, sin embargo, alcanzarán el éxito y se destacarán aquellos docentes que aspiren a más en su trabajo.

Ser profesor innovador en España

Existen muchos profesionales de la educación que han marcado su imprenta al crear sistemas personales para la enseñanza, otros simplemente sustituyen libros por juegos didácticos y hasta sus propios videojuegos. En un mundo tan dinámico como el estudiantil se hace imperativa la llegada de profesores con espíritu,  que trabajen con lógica  y su corazón, utilizando los dos hemisferios cerebrales. Este tipo de docentes, a los que llamamos “innovadores”, se sienten cómodos trabajando el simbolismo, la metáfora, y el diseño, para lo cual requiere de estímulos  creativos, así como ser poseedor de características, actitudes y controles especiales que le permitan aprovechar las situaciones que cotidianamente debe enfrentar a fin de convertirlas en aprendizaje total. Es por lo tanto invaluable encontrar maestros que cumplan con un conjunto de  valores, conocimientos y habilidades propias al desarrollo de objetivos comprensibles, hechos prácticos y entendibles. Esto le brindara capacidades de ir más allá de los conflictos enfrentándolos de forma  efectiva, por lo que  necesita comunicación y trabajo y una constante lucha contra las verticales estructuras y lineamientos característicos del sistema educativo tradicional. El profesor creativo tiene su personalidad y estilo de enseñanza propia. Sin embargo, existe una base de virtudes comunes entre ellos: sensibilidad, imaginación, deseos de salirse de estereotipos establecidos; manifiesta ganas de ponerse en el lugar de los estudiantes; y dispone de gran capacidad para entablar relaciones cordiales. Aparte de todo eso, disfruta con emprender trabajos difíciles en contextos escabrosos. Un buen profesor innovador en España tiene siempre en mente que  la actual generación representa un reto diferente por los avances tecnológicos, los alumnos tienes más conocimientos y por lo tanto son más manipuladores. Esto hace difícil imponer cambios, es por eso que debe fomentarse el cambio en actitudes y aptitudes. Reinventar y experimentar en la cotidianidad del ámbito escolar; estar dispuesto a correr riesgos y superar errores. Esta nueva forma de entender la relación maestro-alumno supone la modificación del concepto de éxito en la clase. En un mundo tan cambiante se hace imprescindible la presencia en nuestras escuelas de profesores innovadores al tanto del uso de las nuevas tecnologías y las redes sociales y su gran influencia social entre los jóvenes.