huelgas sanidad Tag

El 2012 fue el año de las huelgas en la sanidad española

España está en crisis y esta crisis se viene acentuando desde hace tiempo, sin embargo, el año 2012 representó para muchos el punto más álgido del quiebre total del Estado de bienestar, miles vieron como sus empleos peligraban y otros tantos perdieron su trabajo, quedando en la calle, con pocas posibilidades de conseguir otro empleo en el corto plazo. Quienes se dedican a trabajar en sanidad, fueron duramente golpeados durante el 2012 a causa de despidos masivos, recortes en salarios, oferta de empleo nula y la no renovación de contratos, todo ello, llevó al colectivo sanitario español a las calles, a los encierros y a ser uno de los sectores más activos en lo que a las huelgas respecta. Durante el año pasado, quienes tenían empleo en la sanidad o estaban en busca de él, fueron parte del crecimiento notable que sufrió el sector en términos de huelgas y protestas. De hecho, se triplicó la participación de estos profesionales en las manifestaciones que se realizaron a lo largo del año, dejando como saldo final una participación de un total de 45.213 trabajadores del área de salud en las huelgas del sector. El sanitario se convirtió de esta manera, en el quinto colectivo que convocó más protestas y que resultó más participativo en ellas. Además de registrarse el incremento en el número de participantes en las huelgas, se evidenció el crecimiento de la cantidad de jornadas de protesta, siendo de una media de 4,3 jornadas para cada trabajador. El caso de los residentes de Sevilla En referencia al crecimiento de las huelgas en la sanidad de España, concretamente en Sevilla, los especialistas internos residentes (EIR), a mediados de 2012, iniciaron un paro indefinido de varias semanas, esta huelga fue parte de los titulares de los principales medios de comunicación y el hecho de que se prolongara por varias semanas, demostró la falta de voluntad de la administración autonómica para llegar a un acuerdo, pero por otro lado, ahora el tema es noticia nuevamente porque  la Inspección Provincial de Trabajo de la región emitió un informe en el que concluye que el SAS vulneró de manera indirecta, el derecho a la huelga de quienes se dedicaban a trabajar en la sanidad en la modalidad EIR, contratando a otros profesionales para que los suplantara en actividades. Este asunto ahora podría llegar a denuncia ante el Juzgado de lo Social, como motivo de lesión de tutela de derechos y libertades públicas. Las huelgas en sanidad parecen no detenerse, lo que no hace más que evidenciar la dura realidad en cuanto al empleo y la calidad del mismo para el colectivo sanitario.

España se moviliza contra los recortes en sanidad

En los últimos días hemos sido testigos de numerosos casos de movilizaciones que se suceden en territorio español, ¿a causa de qué? De los recortes consecutivos que se han aplicado en el sector sanitario y que han dejado como saldo negativo, una merma en la calidad asistencial y una falta notable de oportunidades de empleo en centros de salud. La huelga ha golpeado con fuerza en regiones como Cataluña, Madrid y Comunidad Valenciana, áreas en las que en los últimos días pudimos evidenciar como quienes se dedican a trabajar de médico o enfermero, salieron a las calles a protestar por lo que creen que es justo: mayor inversión en la sanidad, menos recortes y más oportunidades laborales para los sanitarios. En el día de hoy, en Madrid se ha convocado a una huelga en los hospitales públicos, no sólo a causa de los recortes que se han producido en el sector, sino además, como forma de protesta frente a los intentos de privatización de la sanidad pública. La defensa es a favor del sistema público y de la calidad asistencial para todos los ciudadanos por igual. A esto debemos agregar las distintas complicaciones que los profesionales de la salud están sufriendo a causa de los distintos ajustes de personal,  todo lo que atenta contra las oportunidades de empleo en sanidad para médicos y enfermeros. Cataluña ha sido protagonista en la jornada de ayer,  día miércoles, tras organizar otra jornada de huelga en los centros de salud de la región, una protesta que ha contado con el respaldo tanto de profesionales del sector sanitario, como de los usuarios del servicio. Los reclamos en todas las comunidades son similares, el repudio a los recortes y la necesidad de plantarle una contraofensiva a los intentos de dañar la sanidad pública y de quitar oportunidades de trabajo en centros de salud a los médicos y enfermeros catalanes. En Comunidad Valenciana, los sanitarios finalizaron ayer miércoles un encierro en el Hospital General por 48 horas, a favor de la sanidad pública y en contra de la privatización de servicios.

Los sanitarios madrileños en pie de guerra

A poco de que finalice este año 2012, cargado de incertidumbre y crisis, el sector sanitario madrileño atraviesa una difícil situación, en pleno enfrentamiento con la Consejería de Sanidad de Madrid, a causa de la nueva reforma sanitaria que se propuso desde el gobierno regional. Decimos que quienes se dedican a trabajar en centros de salud de la comunidad están en pie de guerra porque han comenzado una serie de jornadas de protesta, que podrían ser indefinidas, hasta tanto no se arribe a una solución o, en su defecto, a una negociación que satisfaga a todos. Sin ánimos de ser pesimistas, vemos esto como una utopía, un tanto difícil de cumplir. La reforma impulsada desde el gobierno regional madrileño, implicaría una considerable pérdida de puestos de empleo en la sanidad pública, lo que sumado a los recortes que a lo largo de todo el año se han evidenciado  en el sector, generaría una crisis laboral notable en el sector, agregando más profesionales al actual grupo de desempleados sanitarios. Concretamente, desde los sindicatos, se cree que se podrían perder unos 8.000 puestos de trabajo en sanidad, lo que repercutiría gravemente en el sector sanitario de Madrid y representa un hecho que los trabajadores no van a permitir. Por ello las medidas de protesta adoptadas hasta el momento y de cara al futuro. Movilizaciones continuas es lo que se pretende establecer en Madrid, como contraofensiva a los recortes y el planteo de una nueva reforma sanitaria en la región. Además de las huelgas programadas para esta semana, los días 19 y 20 de diciembre ya se han fijado dos nuevas jornadas de protesta, aunque también está la posibilidad de que la huelga sea indefinida. De todas formas, uno de los principales reclamos y objetivos de parte de sindicatos del sector es poder juntar firmas para que se produzca la reprobación del gobierno regional y del consejero de Sanidad, Javier Fernández-Lasquetty. Sin dudas los sanitarios en Madrid están en pie de guerra.

Más de 5.000 residentes sanitarios andaluces de huelga indefinida

La huelga es un instrumento de lucha de los trabajadores, este es un hecho innegable, aunque muchos puedan criticar que a veces ciertos grupos hacen uso y abuso de esta clase de recurso, para exigir lo que creen que es justo, no hay dudas de que la protesta forma parte de los mecanismos legítimos por los que la clase trabajadora se manifiesta y expresa aquello que necesita. Hoy debemos hablar de los sanitarios residentes de Andalucía y su instrumento de lucha: la huelga indefinida ¿acaso esta es una manera adecuada de enfrentar la situación de crisis actual que atraviesan quienes se dedican a trabajar en sanidad en la región? ¿Qué nos han demostrado otros ejemplos de huelga indefinida que se han presentado durante este 2012? Que los trabajadores pueden conseguir mucho o no conseguir nada, con la consecuente pérdida de días de trabajo, en caso de que lo tengan, o la pérdida de tiempo para buscarlo, así como también, pueden lograr la negociación esperada con las administraciones comunitarias y el arribo a una solución. En el caso concreto de Andalucía, en dicha comunidad se evidencia que más de 5.000 residentes sanitarios se encuentran en estado de huelga indefinida a causa de las medidas de recorte que ha sufrido todo el colectivo de la sanidad y con ello, todos los que desean acceder a un puesto de empleo en hospitales de la región. Desde el sector sanitario de Andalucía se exige a la Consejería de Salud y Bienestar Social, que tome una postura con respecto a esta huelga indefinida por parte de 5.000 sanitarios residentes, dado que claramente esta protesta afectará la calidad asistencial, pero además, se ha evidenciado que habiendo transcurrido más de 3 días de que se comience con la medida, hasta el momento no ha habido reacción alguna por parte de la consejería, y esto podría entenderse como la falta total de interés en la solución de la problemática que aglutina, en este caso, a quienes se dedican a trabajar en sanidad en calidad de residentes, entre ellos, médicos, enfermeros, psicólogos, veterinarios y farmacéuticos.

Consejero de sanidad en Asturias explica y defiende las reformas que afectan a los trabajadores del sector

Aunque se podría decir que la actual crisis española no perdona a nadie, ni discrimina entre una comunidad u otra, lo cierto es que hay regiones que demuestran estar atravesando por una situación más compleja, al menos hablando en términos de tensión social. Ese parece ser el caso de Asturias, donde hace pocos días los sindicatos de la sanidad encabezaron protestas en defensa del empleo en centros de salud de la región y en contra del actual consejero sanitario de la región, Faustino Blanco. Es en esta comunidad autónoma en donde se evidencia una situación un tanto hostil entre quienes se dedican a trabajar en la sanidad y el gobierno autonómico, en este caso, acusando a un principal responsable por la crisis que atraviesan, el consejero Blanco. Para hacer incluso más notorio el grado de desencanto que aquellos que hoy tienen empleo en hospitales de la región sienten con respecto al consejero, sólo debemos recordar que la semana pasada los sanitarios exigían la dimisión de Blanco de su cargo, con lo cual, el nivel de tolerancia a las reformas que este impulsó es nulo. Blanco, por su parte, ha aprovechado estos últimos días para explicar en detalle las reformas que desde su cartera se intentan llevar a cabo. Básicamente, haciendo alusión a un punto que genera la mayor discordia que es el del aumento de la jornada laboral semanal de los trabajadores del sector. «Reorganizar los servicios en aras de lograr una mayor eficiencia en la utilización de los recursos, sin que afecte a la calidad asistencial prestada a los usuarios», de esta forma se expresó el consejero de sanidad del Principado de Asturias haciendo referencia al objetivo que persigue la implementación de la medida de aumento de la jornada laboral semanal, una medida que según quienes hoy conservan su trabajo en hospitales de la región, ha sido impuesta de manera forzosa, sin llegar a un acuerdo con los principales implicados en el tema. La oposición por su parte, coincide con los trabajadores acerca de la necesidad de ser más flexible en pos de un acuerdo.

CC.OO Aragón convoca una huelga sanitaria de una hora el 24 de septiembre próximo

Al parecer hemos llegado a una instancia del año en la que los trabajadores se han cansado de esperar una solución que provenga de mano de la autoridades y por ello, suscriben a una medida de protesta clásica y al mismo tiempo oportuna: la huelga. Y en este caso, debemos decir que la huelga se llevará a cabo en Aragón, precisamente, en los centros sanitarios pertenecientes al Servicio Aragonés de Salud. Es el sindicato Comisiones Obreras (CC.OO.) en la región el que ha impulsado esta medida de protesta. En este caso, el justo reclamo del sindicato no hace más que plantear una vía de batalla para aquellos que se dedican a trabajar en la sanidad aragonesa, persiguiendo un único objetivo: «reconducir la negociación colectiva». Ha sido el secretario general de la Federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarios (FSS) de CC.OO. Aragón, Juan A. Urdániz, quien se tomó un momento para explicar que en la Mesa Sectorial hasta el momento, no se ha llevado la negociación colectiva como corresponde, de hecho, el portavoz aseguró que desde Sanidad sólo se limitaron a presentar un documento que mostraba las distintas medidas de ajuste que se implementarían en el sector, sin dejar lugar a una explicación acerca de cómo se efectuarían tales medidas o si se pueden o no negociar. Por supuesto que no ha sido sólo CC.OO el sindicato que tuvo que soportar lo que se vivió en esa Mesa Sectorial, dado que otros como el Sindicato Médico CEMS en Aragón, también ha tomado el camino de la protesta y por ello se convocó una huelga del 24 al 30 de septiembre para aquellos que se dedican a trabajar en hospitales y del 1 al 7 de octubre en la atención primaria y enfermería. De esta forma, CC.OO también se une a la protesta, habiendo elegido el día 24 de septiembre, como el epicentro de su jornada de huelga, aunque esta será de una hora simplemente. La misma implicará a todos aquellos que se dediquen a trabajar en centros de salud de Aragón.