enviar el curriculum a colegios privados y concertados Tag

La autocandidatura y su seguimiento para trabajo en colegios privados

    Ya lo hemos dicho en varias oportunidades, pero nunca está demás reafirmarlo: buscar trabajo es el verdadero trabajo. Con esta frase damos por entendido que la búsqueda de trabajo en colegios privados y concertados, por ejemplo, requiere de dedicación, esfuerzo y por sobre todas las cosas, mucha constancia en la tarea. Entre las muchas razones que te obligarán, de algún modo, a ser constante y dedicado en tu intento por trabajar en colegios privados, no podemos dejar de mencionar algunas. Por ejemplo, el seguimiento que cada autocandidatura debe tener. Sí, si crees que la búsqueda de trabajo en colegios privados sólo implica el envío de curriculum, estás en un error. Buscar empleo es mucho más que eso y parte de ello consiste en hacer un seguimiento de tu accionar en pos de encontrar un puesto para ti.   La dinámica de la autocandidatura   La esencia de la autocandidatura en enseñanza consiste por ejemplo en enviar el curriculum a colegios privados y concertados. Puedes usar los distintos canales de comunicación que la escuela tenga, el correo postal, el correo electrónico o formulario de contacto, entre otros medios. También podrías presentarte personalmente. Aunque claro, si el centro al que quieres enviar tus datos está ubicado fuera de la región en la que vives, recorrer largas distancias con la pérdida de dinero y el tiempo que eso genera, puede no ser lo más provechoso. En la autocandidatura eres tú quien va en busca de una oportunidad de trabajo en colegios concertados. Tú serás quien contacte a la escuela, se dirija directamente a ella y se ofrezca como profesor. Ya sea que exista o no una convocatoria de personal abierta. La dinámica de la autocandidatura implica proactividad, iniciativa, decisión y un esfuerzo particular de parte del candidato. Pero hay algo más que implica esta dinámica: el adecuado seguimiento de esta actividad.   La autocandidatura y su seguimiento   Sin el adecuado seguimiento de tu autocandidatura, lo que pierdes es información valiosa y principalmente tiempo. Cuando envías tu curriculum y carta de presentación a un colegio, estás depositando tiempo en la tarea. Si luego no revisas en qué estado se encuentra esa candidatura, no podrás medir los resultados que ha dado tu actividad y por tanto, no puedes saber si estás encaminado o no a concretar tus objetivos. Y cuando hablamos de objetivos, podemos estar refiriéndonos simplemente a la concreción de una entrevista de trabajo simplemente. El seguimiento debería atender 4 puntos básicos: escuela a la que envías tu autocandidatura, persona con la que te has contactado y fecha del contacto. Y, por último, situación, es decir, entrevista pendiente, entrevista concertada, respuesta a la candidatura, colegio descartado, etc. Hacer un seguimiento te permitirá continuar avanzando y no detener ni tu mente  ni tu actividad a la espera de una respuesta.  

Trabajar en la enseñanza privada: mucho más que empleo en colegios

Trabajar en colegios privados y concertados La primera alternativa en la que uno piensa cuando de trabajar en la enseñanza privada se trata, es apostar por un trabajo en colegios privados y concertados. Para poder acceder a un puesto de empleo en esta clase de institución, es necesario que te postules a las vacantes puntuales que se oferten o puedes enviar el curriculum a colegios privados y concertados a modo de candidatura espontánea, una práctica sumamente recomendable, porque muchas veces se necesitan cubrir vacantes rápidamente y las instituciones no lanzan una convocatoria para las mismas, sino que las cubren con los candidatos que ya forman parte de la base de datos de curriculums recibidos. Sea cual fuere el caso, para conseguir empleo en colegios privados no necesitarás atravesar por oposiciones, sino que el proceso de selección es más directo, como en una empresa, donde envías el curriculum, acudes a una entrevista y luego te dicen si has quedado en la vacante o no. Trabajar en la enseñanza no reglada Otra alternativa vinculada a la enseñanza privada, es la enseñanza no reglada, es decir, no necesariamente trabajar para determinadas instituciones, sino, la posibilidad de trabajar de forma particular, brindando clases de repaso o apoyo particulares o en grupos reducidos, ya sea en un espacio propuesto por ti o en el domicilio de los propios alumnos. En los últimos tiempos se ha visto con mayor frecuencia el surgimiento de academias o centros especializados que brindan apoyo escolar y en esos casos, se contratan profesores para que impartan clases. Otra salida son los centros especializados, que brindan una formación más específica, ya sea en materias técnicas, artísticas o idiomas por ejemplo. ¿Y si colaboras con empresas? Una tendencia que poco a poco está cobrando fuerza, es la de las empresas que contratan profesores en materias específicas para impartir capacitaciones que se destinan a sus empleados. Las materias más abordadas en las compañías son aquellas vinculadas a los idiomas e informática, pero de a poco van incorporándose nuevas asignaturas que son elementales para el ámbito empresarial y para los trabajadores en general.  La idea de estas alternativas dentro de la enseñanza privadas es que tú puedas identificar en qué áreas te gustarías trabajar, pero también, en cuáles serías realmente útil y podrías tener más posibilidades de crecer como profesional de la enseñanza.