como ser un buen profesor Tag

Diseños de currículum para trabajar como profesora, maestra, monitora creación currículum profesor, maestro, colegio concertado y privado

Cómo Sobrevivir a tu Primer año como Profesor de Secundaria

    ¡Felicidades! ¡Has conseguido tu primer trabajo de profesor! ¿Y ahora qué? Seguro que te invaden muchos miedos, es normal. Y más cuando hablamos de secundaria. Por eso hoy vamos a ver los siguientes consejos para ayudarte a sobrevivir tu primer año como profesor de secundaria.   Establece una atmósfera de respeto en tu clase. Quieres que tus alumnos te respeten. Una forma de lograr esto es mostrarles respeto. Muestra a los estudiantes que les respetas como personas que tienen una contribución que hacer a la comunidad de la clase. Valora el conocimiento y los antecedentes que los estudiantes traen con ellos y conócelos como individuos. Esto fomenta el respeto y ayuda a hacer conexiones. Si les muestras respeto, en su mayor parte, lo devolverán y estarán dispuestos a trabajar cuando lo pidas.   Crea y sigue rutinas, ¡pero también se flexible! El desarrollo de procedimientos y rutinas en el aula ayudará a tus estudiantes a saber qué esperar y te ayudará a mantener el control. En tu primer año como profesor de secundaria, considera los procedimientos y las rutinas sobre cómo se pasará un período de clase. También cuándo y cómo los estudiantes pueden acceder a sus teléfonos, qué deben hacer los estudiantes cuando ingresan al aula y qué deben hacer los estudiantes cuando tienen que estar ausentes. Se proactivo y considera los procedimientos para seguir las lecciones, acceder a los materiales, abandonar el aula y más. Al mismo tiempo, una vez que se establezcan esas rutinas, ¡no tengas miedo de ser flexible! Si tu clase sigue principalmente un horario y una rutina, entonces esos momentos flexibles se manejan más fácilmente.   Seguimos con más consejos importantes…   Céntrate en lo positivo. El comportamiento negativo a menudo se destaca y puede eclipsar el comportamiento positivo que ocurre en el aula. En lugar de reclamar a los estudiantes que no cumplen todo el tiempo… reconoce a los estudiantes que ESTÁN trabajando. Concéntrate en el comportamiento positivo y recompensa a los estudiantes en consecuencia. Las recompensas pueden ser elogios verbales o podrían estar vinculadas a recompensas basadas en la clase o la escuela. No importa cuán pequeño o grande sea el éxito, es importante reconocerlo.   Permite errores (¡tanto los tuyos como los de tus alumnos!). Es tu primer trabajo de profesor, eres un ser humano, y también lo son tus alumnos. ¡Esto significa que se cometerán errores en tu clase! Podría ser un error académico, un error de comportamiento o un error al no estar preparado. Los estudiantes están probando sus alas y no siempre lo hacen bien… Nadie se propone hacerlo mal. Ayuda a los estudiantes a comprender el error y explora lo que pueden hacer de manera diferente ante una situación similar en el futuro. ¡Y resalta y celebra tus propios errores también!   Sé tú mismo. Sí tú, el nuevo profesor de secundaria. Sé tú mismo para que tus alumnos también puedan serlo. Te respetarán por ser genuino porque eso es lo que están tratando de…

¿Qué hace un gran maestro?

Si has llegado a nuestro blog probablemente sea porque trabajar como profesor es tu gran pasión. Desde aquí nos gusta publicar vacantes docentes cada día, pero también hablar de novedades educativas y noticias de profesores interesantes. Hoy queremos hablar sobre un estudio realizado en Estados Unidos, el cual se centró en los alumnos para averiguar qué significa para ellos contar con un gran maestro o maestra en clase. Desde Kids Health, se preguntó a más de 9,000 niños y adolescentes qué es para ellos un buen profesor, y aquí están las tres respuestas principales: El profesor explica las cosas bien y hace que el tema sea interesante. (33%) El maestro es divertido y tiene mucha personalidad. (25%) El maestro está interesado en lo que los estudiantes tienen que decir. (9%) Alrededor de 3.000 adolescentes hicieron la encuesta y el 13% dijeron que aprecian a los maestros que van más allá del aula y ayudan con otras cosas que no sean el trabajo en clase, como la planificación de la carrera. Alrededor de 6,000 niños más jóvenes también hicieron la encuesta y el 25% dijo que les gusta un profesor que es paciente, comprensivo y está dispuesto a responder a las preguntas. Por ejemplo, Carlota dijo que su maestra favorita es conocida como «la señora Frog». Y es que: «Ella siempre te da notas de ‘Buen trabajo’ cuando haces algo que la impresiona», dijo la estudiante. A Chayna le encantaba la forma en que su maestro de secundaria bromeaba todo el tiempo. Y sabía cuándo mirar para otro lado. «Cuando mi amigo y yo nos estábamos pasando notas, él me miró, pero el asunto es que ¡nos ignoró al pasarnos notas!»La encuesta también dio voz a los profesores, preguntando «¿Qué hace a un gran estudiante?» Alrededor de 3,600 maestros dijeron que estas eran las mejores cualidades en niños y adolescentes: El estudiante está dispuesto a hacer su mejor esfuerzo todos los días. (26%) El estudiante está dispuesto a hacer preguntas cuando él / ella no entiende. (14%) El estudiante es amable y respetuoso con el maestro. (14%) Los maestros también elogiaron a los estudiantes que son positivos, organizados y amables con otros estudiantes. A los niños les pueden gustar los maestros divertidos, pero ¿a los maestros les gustan los estudiantes con sentido del humor? Solo el 7% dijo que sí, e incluyeron una condición: dijeron que les gustaban los estudiantes que son divertidos, pero no molestos.