Noticias Educativas

25 Ene 2012

Una de las gratas noticias que anunciábamos a principios de este 2012 era la posibilidad de que se realizaran oposiciones docentes en la comunidad autónoma de Andalucía, de hecho, esta fue una de las pocas regiones en las que se aseguró que habría convocatoria, pero ahora frente al miedo del veto a tal medida, una de las consejeras del gobierno andaluz sale en defensa de la enseñanza pública de la comunidad. La consejera de Presidencia del Gobierno andaluz, Mar Moreno, ha sido la encargada de dejarnos el siguiente titular: “las prioridades de Andalucía no se deciden en la calle Génova, sino en San Telmo”. Esto en alusión al posible veto que el gobierno de Mariano Rajoy pudiera ponerle a las oposiciones docentes que se dieron  a conocer en la comunidad andaluza. Según la consejera, en Andalucía se ha convocado oposiciones porque son realmente necesarias para el sistema educativo de dicha comunidad y, principalmente,  porque la educación es una prioridad imperiosa para los socialistas, flameando la bandera de incondicionalidad a la enseñanza pública. Sin embargo, los 2389 puestos de empleo en la enseñanza andaluza que se prometieron semanas atrás, podrían terminar en promesa sin cumplir, si el gobierno de Rajoy decreta el veto o la suspensión a la contratación de semejante caudal de empleados públicos. La decisión final la sabremos en breve, porque será el próximo 26 de enero, cuando José Ignacio Wert, el ministro de Educación, Cultura y Deporte de España, hará su propuesta a los responsables autonómicos de Educación, la misma implica que se aplace un año, hasta el 2013, la convocatoria de empleo en la enseñanza pública, ya que la postura de la mayoría de los gobiernos autonómicos es no convocar nuevas plazas, es decir, no convocar oposiciones y con ello, no generar nuevos puestos de trabajo en colegios públicos. Wert hará su propuesta en la Conferencia Sectorial. No sabemos qué deparará todo esto, pero la duda es ¿seguirá el gobierno andaluz defendiendo las oposiciones docentes pese al pedido del gobierno central?...

24 Ene 2012

Resulta ser que nuevamente el fantasma de posibles despidos a personas que se dedican a trabajar en la sanidad de una de las comunidades autónomas de España, circula por ahí, sembrando el miedo entre quienes tienen empleo en hospitales públicos. Médicos, enfermeros y auxiliares son todas posibles víctimas de este mal al que hoy todos reconocemos como “desempleo”. La continua crisis evidenciada en España y sus respectivas comunidades autónomas, ha repercutido en cada una de las áreas sustanciales del sistema, siendo sanidad y educación, las que representan los mayores temores y, fundamentalmente, hasta el momento las que más se resisten a los recortes, a los consecutivos ajustes que amenazan no sólo la estabilidad en quienes hoy pueden trabajar en sanidad o educación, sino también a la calidad del servicio asistencial que se brinda. En tal sentido, podemos decir que el sistema de salud público de la comunidad autónoma de Madrid es hoy el señalado con un dedo, específicamente por   la Asociación de Médicos y Titulados Superiores de Madrid (AMYTS) y el Ilustre Colegio oficial de Médicos de Madrid (ICOMEM). Ambas instituciones se encargaron de elaborar un estudio en conjunto, para evaluar el impacto que los recortes planteados para este 2012 pudieran tener en el sector sanitario de Madrid y las conclusiones no son para nada positivas, todo lo contrario. Los cambios en los horarios de trabajo en la sanidad pública de dicha comunidad, representarían una pérdida de 1.500 puestos de empleo en hospitales públicos. ¿Alarmante verdad? Esta pérdida notable de tantos puestos de trabajo en centros de salud, estaría relacionada con la no renovación de contratos principalmente. Por ello desde AMYTS e ICOMEM han pedido que se mantenga un trato preferencial o especial con los médicos, tratando de diferenciarlos del resto del personal sanitario, aunque el pedido principal es que se mantenga la transparencia sobre la situación de presupuesto, que es en definitiva, lo que permitirá saber a los profesionales que se desempeñan en un empleo en sanidad, si conservarán o no sus puestos de trabajo....

23 Ene 2012

La comunidad autónoma de Aragón nos da de que hablar, sobre todo en estos últimos días que se han hecho diversos anuncios desde el gobierno de dicha región y se han suscitado distintos conflictos, pero en este caso, debemos hablar sobre una partida presupuestaria que se destinará al área de educación, exactamente a la enseñanza universitaria. La consejera de Educación, Universidad, Cultura y Deporte del Gobierno de Aragón, Dolores Serrat, ha sido quien firmó un acuerdo de colaboración con el rector de la Universidad de Zaragoza (UZ), Manuel López. Este convenio establece que el Ejecutivo se compromete a subvencionar a dicha institución con un total de 304 mil euros para la adaptación de la universidad al Espacio Europeo de Educación Superior (EEES). Estas podrían ser buenas noticias para aquellos que desean acceder a un empleo de profesor en universidades, puesto que el rector de la UZ ha asegurado que la mayor parte de ese dinero será asignado a la contratación del profesorado. Claro que López también evidenció que se utilizarán otras partidas presupuestarias para poder brindarle una alternativa de trabajo de profesor, a quienes lo deseen y califiquen para el puesto. Al parecer el EEES o también conocido como Plan Bolonia, ha planteado muchas necesidades docentes, no sólo para la Universidad de Zaragoza, sino también para las instituciones de toda España, con lo cual podríamos inferir que se necesitarán aún más personas que puedan desempeñarse en un empleo en la enseñanza universitaria a lo largo y ancho de toda España. Desde la consejería de educación aragonesa aseguran que esta medida es destacable, teniendo en cuenta el marco de crisis económica que atraviesa el país y específicamente la comunidad, sin embargo, se contempla de manera especial la situación de la UZ puesto que se conoce su estado critico y se espera que aumente la calidad del servicio educativo que brinda a lo largo de este 2012....

20 Ene 2012

Esto lo anunciamos hace algunas semanas, en distintas comunidades autónomas de España se comenzará a implementar un incremento en el tiempo de trabajo en hospitales y distintos centros de salud, en realidad, lo que aumentará será la jornada semanal de cada uno de los profesionales que se dedica a trabajar en sanidad. La medida establece que la jornada laboral de quienes tienen empleo de médicos y enfermeras en hospitales públicos, aumentará un total de 2.5 horas, lo que supondrá que en lugar de las 35 horas semanales que en la actualidad deben cumplir, ahora pasen a llevar a cabo un total de 37.5. Esta medida fue rechazada por todos los sindicatos que se encargan de defender los derechos de quienes tienen trabajo en la sanidad pública. Ahora ha sido el consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Javier Fernández Lasquetty, quien se aseguró de dar a conocer que se está trabajando para llegar a un acuerdo con los sindicatos de la comunidad, para poder llevar la medida a cabo, de la manera más pronta y correcta posible. El consejero afirmó que se mantienen conversaciones continuas con los dirigentes de cada uno de los sindicatos que nuclean a los trabajadores de sanidad, ya sea médicos, enfermeros y auxiliares. Desde un principio, esta medida fue rechazada por los principales sindicatos, quienes se dedican a trabajar en sanidad aseguraron que de esta manera, el sector es victima de un nuevo recorte y que además esta modalidad de trabajo en hospitales públicos representará la perdida notable de numerosos puestos de empleo en el área, con lo cual traerá más complicaciones que soluciones. En tal sentido, Lasquetty tuvo tiempo de decir que el de los profesionales de la salud es un esfuerzo necesario, debido a una situación muy complicada, difícil y el peor momento para la economía de España en los últimos 50 ó 60 años. También recordó que algunos años atrás, cuando parecía que había dinero suficiente, se pasó de la jornada semanal de 37.5 horas a las 35, tratando de matizar esta medida poco feliz para los trabajadores....

19 Ene 2012

Porque sucede que ya hemos visto y escuchado muchas veces, como los consejeros del Gobierno español eran enviados a prometer, prometer lo imposible quizás o prometer soluciones para acallar las voces en contra, esta vez es  la ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato, quien es enviada al frente de batalla a realizar lo que mejor saben hacer estos funcionarios públicos: prometer. Por supuesto que su promesa estuvo relacionada a la sanidad pública y lo que exigen quienes se dedican a trabajar en hospitales del sector. Desde su jura como ministra de la cartera de salud, Mato se ha empeñado en hacer promesas, sobre todo aquellas vinculadas a quienes se desempeñan en empleos de médicos o enfermeros en el sistema público, porque en cierta medida, es allí donde se encuentran los principales focos de tensión, en la clase trabajadora, que repudia los consecutivos recortes y que no dudará en recurrir a la huelga si es necesario. Para evitar esto precisamente, es que Ana Mato ha asegurado a médicos y enfermeros que no dudará en atender sus reclamos, ella dijo que prestaría especial atención a los reclamos del sector, priorizando las necesidades de quienes se dedican a trabajar en la sanidad pública de España. Estas palabras las pronunció en la reunión que la ministra mantuvo con el presidente de la Organización Colegial de Enfermería, Máximo González Jurado y el presidente de la Organización Médica Colegial, Juan José Rodríguez Sendín. También de esa reunión fue partícipe la presidenta del Consejo de Colegios Oficiales de Farmacéuticos, Carmen Peña. Esta reunión se enmarca precisamente, en la ronda de encuentros que Mato ha programado con todos los agentes que pertenecen al sector sanitario. El objetivo que se persigue en tal sentido, está vinculado al hecho de alcanzar un acuerdo e intentar llevar calma, en un contexto de crisis e incertidumbre, a quienes poseen empleo en la sanidad pública....

18 Ene 2012

Ayer nomás evidenciábamos cómo la sanidad privada estaba también sufriendo los embates de la crisis que vive España, hoy tenemos que hablar de lo que ocurre con los centros educativos concertados de ciertas comunidades autónomas ¿los recortes no distinguen lo privado de lo público? Al parecer no lo hacen, porque ahora han llegado incluso hasta los colegios concertados, y aunque se prometa una pronta solución, no está del todo claro el asunto. Son tres comunidades las mayores afectadas, Valencia, Castilla La Mancha y Baleares, en estas tres regiones, las respectivas administraciones no efectúan el pago correspondiente de las partidas presupuestarias, exactamente desde el mes de junio, con lo cual la situación de la enseñanza concertada en estos lugares es bastante compleja. Por fortuna para quienes se encargan de trabajar de maestros en escuelas concertadas, hasta el momento sus salarios han sido abonados en tiempo y forma, porque esto depende de las respectivas consejerías de educación de cada comunidad, sin embargo, el mantenimiento de los establecimientos, así como la nómina del personal de administración y servicios, dependen de ese dinero que desde junio no llega. En estos últimos días, los dirigentes de los centros concertados católicos, agrupados en Escuelas Católicas, advirtieron que un total de 600 de sus 800 centros educativos se encuentran afectados por la carencia de fondos públicos. Debemos destacar que un total de dos millones de alumnos son escolarizados en estos colegios y también, en mayor o menos medida, se ven afectados por esta situación. Mientras que desde Escuelas Católicas exigen que se plantee un calendario de pago, el President de la Generalitat valenciana, Alberto Fabra, aseguró que su Gobierno se encuentra trabajando para tratar de resolver el  impago en las próximas semanas. Una cosa es segura en todo este asunto, mientras que aún quienes se dedican a trabajar en colegios concertados pueden obtener su sueldo todos los meses, estos establecimientos ven peligrar el mantenimiento de las instalaciones, el abastecimiento de insumos, entre otras cuestiones, no vaya a ser cosa que de un día para el otro se comience con los atrasos en los salarios de quienes poseen empleo en centros educativos concertados, porque ahí si se desata la debacle....