Noticias Educativas

05 Mar 2012

Desde hace tiempo venimos oyendo acerca del famoso Decreto 302, que afecta específicamente a quienes se dedican a trabajar en la enseñanza de Andalucía, pero ¿qué implica este decreto? Y ¿por qué es tan controversial? Lo que sucede es que hace pocos días, los cinco sindicatos que defienden a quienes se dedican al trabajo de profesor, ya sea en calidad de interino o de planta permanente, se reunieron con la Consejería de Educación para tratar las modificaciones que se le harían al famoso Decreto 302, sin embargo, lejos de haber alcanzado un acuerdo, las disidencias en tal sentido se hicieron más que evidentes, no hubo arreglo posible y por ello el debate continua sin fecha de final establecida. El Decreto 302 se encarga de regular la forma en la que quienes desean obtener un empleo en la enseñanza pública andaluza  acceden a él. Hasta antes que este saliera a la palestra, el baremo con el que se media que un profesional era apto para obtener un trabajo en un colegio era su cantidad de años de experiencia, lo que le daba un determinado puntaje, que, regularmente, le permitía acceder al empleo en cuestión. Con este sistema quienes estaban claramente beneficiados eran los interinos, ya que a mayor cantidad de años acumulados, mayor puntaje y con ello mayores posibilidades de acceder a un puesto de trabajo en escuelas públicas. Pero ahora, el Decreto 302 viene a romper esta estructura dado que lo que prima al momento de obtener un cargo en algún centro educativo es la nota que se logró en las oposiciones docentes. La reunión entre los sindicatos y la Consejería andaluza, precisamente, estaba pactada para llegar a una unanimidad en cuanto a las modificaciones que esta norma sufriría, sin embargo, no se llegó a tal acuerdo y todo quedó en la nada, como antes o peor incluso. Aunque la Junta de Andalucía quiere aprobar cuanto antes estos cambios en el Decreto 302, lo cierto es que la lucha con los sindicatos será ardua....

02 Mar 2012

Desde aquí, en más de una ocasión hemos abogado por la defensa del sistema de salud público, pero también por el complemento de esta con la sanidad privada, porque muchas veces para salir de una crisis, es necesario trabajar en conjunto, aunque no se esté de acuerdo en un 100% con lo que plantean estas posturas. La crisis que atraviesa el sistema sanitario español requiere de medidas concretas. No sólo está en juego la calidad del servicio que se le brinda a la población, sino además, un centenar de personas que viven del trabajo en la sanidad, es decir, profesionales que se dedican a trabajar de médico, enfermero, auxiliares y demás. Todos ellos ven hoy que su empleo en hospitales públicos pende de  un hilo y con ello nadie puede ejercer su labor en paz. Toda esta situación repercute en cada sector de la sanidad pública en España, quizás para revertir entonces esta situación, o, al menos intentar dar con un alivio ante tanto estrés, la Ministra de Sanidad, Política Social e Igualdad, Ana mato ha asegurado que recurrirá a la gestión público-privada para garantizar una sanidad  universal, gratuita y de calidad. Según la ministra, para revertir la situación crítica actual, es necesario buscar formulas de gestión, entre ellas combinar o complementar la sanidad privada con la pública. Mato aún no ha planteado medidas concretas a adoptar con respecto a este tema, pero sí ha enfatizado su intención de que sanidad privada y sanidad pública funcionen en equipo. Una de las declaraciones precisamente, que dejó deslizar la ministra, hizo referencia al hecho de que cuando una persona va a atenderse a un centro hospitalario, lo único que le interesa es que lo atienda el  mejor médico y que utilice los mejores métodos para curarlo, sin importarle si pertenece a la sanidad pública o a la privada. Esto podría plantear un nuevo paradigma para el Sistema Nacional de Salud, llevando algo de tranquilidad, al menos, a quienes hoy tienen empleo en hospitales y clínicas....

01 Mar 2012

Al parecer, no todos los que tienen empleo en sanidad están descontentos con el aumento de la jornada laboral semanal, y parte de eso queda evidenciado en la opinión que desde el Colegio de Médicos de Madrid (ICOMEM) ofrecieron con respecto al tema. Esta comunidad médica ha podido ver un rasgo de positividad en el aumento de la jornada laboral semanal que pasará de las  35 a las 37,5 horas. El colegio se mostró satisfecho con el acuerdo alcanzado con la Consejería de Sanidad de Madrid en la Mesa Sectorial, donde se acordó de qué manera se iban a implementar esas dos horas y media de aumento. A estas alturas, muchos ya deben saber de qué se trata. Sucede que el gobierno liderado por Mariano Rajoy aprobó la medida que implica que todos aquellos que hoy pueden trabajar en la sanidad pública del Estado, aumenten su jornada laboral semanal en dos horas y media exactamente. Esto generó grandes polémicas y, principalmente, personas que se dedican al trabajo de médico o enfermero en contra. Protestas y huelgas se han llevado a cabo en contra de este aumento de horas, sin embargo, la medida debe cumplirse. Con lo cual, las administraciones de cada CC.AA deberían estar planificando de qué manera se podría llegar a buen puerto, sin herir susceptibilidades y sin ir en contra  de los trabajadores, sino en conjunto. Al parecer, en Madrid habrían hecho algo así, porque las declaraciones desde ICOMEM son bastante positivas. “se ha logrado el objetivo básico de que los recortes sean lo menos traumáticos posible para los médicos, garantizando los puestos de trabajo y por ende la calidad asistencial”, aseguraron. Luego agregaron: “en la actual situación económica especialmente, lo más razonable es apostar por la vía del diálogo y no la del enfrentamiento y así se demuestra con los acuerdos obtenidos en la Mesa Sectorial de Sanidad”. Tan simple y tan complejo como eso. Habrá que pedir receta a Madrid entonces, para lograr un acuerdo en cada comunidad, acerca de este aumento en la jornada laboral semanal con todos aquellos que hoy tienen su empleo en sanidad....

29 Feb 2012

Si es que hasta resulta un tanto gracioso lo que ha ocurrido con quienes se dedican a trabajar en colegios concertados de Cataluña, hoy ellos están peleando por una causa que consideran justa y por supuesto que están en todo su derecho, ahora sólo resta esperar que la justicia dicte sentencia y decida quién tiene la razón. Los involucrados en esta disyuntiva no son otros que quienes hoy tienen empleo en colegios concertados y que cobran sus sueldos directamente del centro en cuestión y no de la Conselleria de Educación catalana, contra la patronal precisamente, los encargados de abonar su salario. ¿Cuál es el conflicto? Sucede que estos profesores que han denunciado a los titulares de los centros concertados, reciben su sueldo del propio colegio, y resulta ser que los administradores de dichos centros se han encargado de rebajar de entre el 5 y el 7% del salario para equipararlos con los docentes cuyo pago la abona la Generalitat. Es por ello que estos profesionales que hoy pueden trabajar en centros concertados han llevado a juicio a la patronal, no sólo para que regularice la situación y deje atrás esta medida “unilateral y oportunista”, sino para que además devuelva la proporción del salario que ha recortado a cada docente concertado, lo que asciende a 1.000 euros anuales. Vale destacar que esta medida de recorte, la patronal la ha llevado a cabo desde septiembre de 2011, por lo cual quienes hoy mantienen su empleo en la enseñanza concertada de Cataluña han decidido llevar a los tribunales el caso, para conseguir una mediación y una resolución de una vez por todas. El sindicato denunciante es CC.OO. y desde el mismo aseguran: “no hay mandato legal que obligue a las empresas a rebajar el sueldo de los trabajadores directos para equipararlo”, lo que deben hacer es cumplir con el convenio colectivo, que de hecho, la patronal modificó en septiembre del 2011 sin negociar con los trabajadores....

27 Feb 2012

Al parecer, a todas las preocupaciones que hoy día tienen  quienes se dedican a trabajar en la enseñanza de España, ahora deben sumarle el hecho de  la ampliación del horario lectivo docente lo que haría que muchos quedaran sin empleo en colegios públicos. Sucede que desde la Federación de Enseñanza de UGT (FETE-UGT) han asegurado que si se aplica el aumento de las horas lectivas del profesorado en toda España, el número de profesionales que quedarían sin trabajo en enseñanza sería muy elevado. Estas conclusiones se dieron a conocer en un estudio que dicho sindicato difundió hace algunos días, el cual marca como impacto más notable un saldo de 22.942 personas que se quedarían sin empleo de profesores en escuelas públicas de España. La información se difundió principalmente porque existe un gran temor por parte de quienes se dedican a trabajar en la enseñanza pública española, ya que el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte podría aprobar un Real Decreto que regularía el aumento de las horas lectivas del profesorado en todo el Estado español, poniendo especial hincapié en el límite de 37 horas que establece la Ley Orgánica de Educación (LOE). El impacto negativo de la aprobación de este decreto sería tal, que la pérdida de puestos de trabajo en colegios llegaría a representar un gran problema para quienes desean acceder a un empleo en la enseñanza y también para aquellos que hoy en día poseen su lugar en dicho mercado laboral. Una de las razones por las que desde UGT han arribado a esta conclusión, está relacionada a  lo que ya ha ocurrido en las comunidades autónomas que han aplicado esta clase de medida, las cuales por haber incrementado el horario lectivo del profesorado perdieron  5.056 puestos de trabajo en la enseñanza pública. Por lo pronto, UGT ya ha convocado a una manifestación que se llevará a cabo en las consejerías de Educación de todas las comunidades autónomas, precisamente el día 29 de febrero....

24 Feb 2012

Finalmente, lo que se anunciaba como uno de los principales obstáculos que tendría que sortear la sanidad de España, parece que está comenzando a mostrar muestras de resolución, un poco de esperanza es lo que plantea esta noticia ¿esperanza de qué? Y de haber encontrado un camino para acercar posturas y con ello comenzar a resolver los problemas de la sanidad pública. Una de las mayores dificultades que debe superar el sistema de salud público es la calidad del trabajo en hospitales, porque por supuesto que las condiciones de empleo de médicos y enfermeros en la sanidad española afecta al desempeño de los profesionales y con ello a la calidad de atención y el servicio que se le brinda al usuario. Por este motivo precisamente, es que da tranquilidad que se alcance un acuerdo en el que, en la medida de lo posible, aquellos que hoy tienen trabajo en hospitales públicos llegan a una conformidad. En este caso, hacemos referencia al tema de las 37.5 horas que desde el gobierno central se dictaminó, que debían comenzar a cumplir los sanitarios de las comunidades autónomas españolas. Esta medida impulsada desde el gabinete de Mariano Rajoy, no tuvo cuórum alguno, todo lo contrario, fue motivo por el que se suscitaron huelgas en muchas de las CC.AA y por ello, las administraciones de cada una de ellas intentó impulsar el dialogo y reuniones para lograr llegar a un acuerdo y consenso en este punto. Por vez primera se confirma que una de las comunidades ha logrado pactar con algunos sindicatos sanitarios, para que quienes tienen empleo en hospitales, ya sea de médico o en el área de enfermería, cumplan con el aumento de la jornada laboral semanal, la cual pasó de 35 a 37.5 horas semanales. Fue Madrid la región que logró acordar con SATSE (enfermería), AMYTS (médicos) y USAE (auxiliares de enfermería), para que todo el personal que se dedica a trabajar en centros de salud de la comunidad, comience con la aplicación de la jornada laboral de 37,5 horas. ¿Será este el antecedente de un acuerdo en el resto de las comunidades autónomas?...