Sindicatos de la sanidad gallega y su lucha por la paga extra

Dicen por ahí que lo prometido es deuda, y por tanto, si hay quien promete algo, mejor que lo cumpla, de lo contrario, su incumplimiento se tornará una deuda y cuanto más tiempo se deja pasar, muchos más efectos negativos podría tener este simple hecho. ¿Qué sucede si la deuda es del Estado y hacia un colectivo tan importante como el sanitario? Para darle más claridad al asunto, diremos que la noticia de hoy está relacionada a la lucha de quienes tienen empleo en la sanidad, precisamente en Galicia, para que se cumpla con lo que se les prometió: la paga extra de diciembre.

La paga extra de diciembre es un complemento que el Gobierno central aprobó y prometió a quienes se dedican a trabajar en sanidad y en realidad, a todos los empleados de la función pública. Pues, estando a pocos pasos de llegar al mes de marzo, aún se adeuda ese pago, dado que el Gobierno central y también la administración gallega, suprimieron esa paga extra, con lo que, los sanitarios de Galicia no sólo no percibieron ese ingreso extra, sino que además, no saben si en algún momento podrán hacerlo.

Cómo método de lucha, las principales organizaciones sindicales sanitarias en la región implementarán una reclamación colectiva, lo que representa el paso previo a una instancia definitiva, que es la judicial.

Los gobiernos suelen incumplir promesas, pero lo extraño del caso de Galicia es que fue el mismísimo gobierno central y luego el autonómico el cual en el 2012 asumió el compromiso de abonar esa paga extra a quienes tienen empleo de médico o enfermero en la sanidad de la comunidad, y si realizaron tal promesa en tiempos de crisis, sólo para demostrar algo de decencia, deberían cumplirla. De lo contrario, a la anunciada declaración colectiva, se sumará la demanda judicial que los sindicatos realizarán en representación del colectivo sanitario gallego.

La reclamación ha sido presentada de manera simultánea en todas las provincias y áreas de salud de Galicia y se espera obtener resultados positivos con ella, para no tener que abordar una ofensiva judicial.

Salir de la versión móvil