Madrid aplica recortes en la sanidad mediante despidos y reducción de jornadas laborales

Que el sector de empleo público es uno de los más afectados por la crisis española, ya nadie lo niega, que en la sanidad pública se han aplicado severos recortes que atentan contra la calidad asistencial y principalmente, contra quienes se dedican a trabajar en hospitales de España, eso ya es un hecho, pero debemos seguir agregando ítems a esta larga lista de malas noticias, ahora nos trasladamos a Madrid, donde el conflicto sanitario continúa  y donde lejos de haber indicios de mejora, se vaticina un futuro plagado de incertidumbre y mucho que perder, principalmente para los trabajadores, quienes deben tolerar ahora despidos y reducciones horarias como medida de ahorro.

Madrid está ajustando los últimos detalles para proceder a la externalización de seis hospitales y 27 centros de salud. Esta alternativa impulsada por la consejería  que dirige Javier Fernández-Lasquetty, supone la privatización de las instituciones sanitarias, en realidad, supone la combinación de la gestión público-privada, sumamente criticada por quienes hoy tienen empleo en la sanidad de la región, puesto que ellos entienden que la medida sólo haría que un servicio público, gratuito y universal como el de la salud, pase a manos de empresas que perseguirán fines de lucro, redundando esto en un deterioro del derecho elemental de miles de españoles que no pueden pagar hoy por un servicio de sanidad inalcanzable.  Además de ello, esta externalización implicaría reajustes de personal, traducidos como despidos o reducciones de jornadas laborales, algo que ya se está aplicando en la comunidad.

Más de  6.000 profesionales que se dedican al trabajo de médico en Madrid, han manifestado su descontento con la medida de externalización en los hospitales de la región, pero también, han dado a conocer parte de la situación irregular actual que sufre el colectivo sanitario en general. Los trabajadores aseguraron que en las últimas semanas no se han renovado unos 130 contratos de médicos eventuales, lo que los ha dejado sin empleo en la sanidad madrileña, sumado a la disminución que se ha registrado en la dedicación horaria de otros 100 trabajadores, lo que representa entre otras cuestiones, menos dinero al final del mes y por supuesto, menos cobertura para los usuarios del sistema público.

Salir de la versión móvil