Los 7 pecados capitales en la elaboración de un CV de Profesor

El CV de Profesor

Los 7 pecados capitales en la elaboración de un CV de Profesor

 

Los 7 pecados capitales en la elaboración de un curriculum

 

Creando el CV de profesor

 

Te sientas frente a tu PC para elaborar tu curriculum. Sabes lo mínimo e indispensable al respecto. Entiendes que se trata de un recurso más a utilizar dentro de tu búsqueda de trabajo en colegios concertados, privados, academias o escuelas especializadas. También sabes que el CV de profesor no es más que el resumen de la actividad académica, formativa y experiencia profesional del docente. Y, por tanto, los datos que debes incluir en  ese documento tienen que tener relación a esas temáticas. Sin embargo, ¿por qué insistes en comentar cuestiones que ningún reclutador tomará en cuenta? ¿Por qué no has aprendido todavía qué es lo que se debe incluir un curriculum y qué es lo que bajo ningún concepto se debe mostrar?

Si estás en pleno proceso de creación de tu CV o si quieres modificar tu actual curriculum para los colegios, es momento de que conozcas cuáles son los 7 pecados capitales en la elaboración de un curriculum.

 

¿A qué nos referimos con pecados capitales al elaborar un curriculum?

 

Si nos trasladamos al origen de los pecados capitales, veremos que estos han sido utilizados como una mera clasificación de los vicios que repercutían negativamente en la moral cristiana. Por supuesto, estos obedecían a las primeras enseñanzas del cristianismo y, por tanto, se aplicaban sólo a quienes profesaban esa fe.

En este caso, saliendo del asunto religioso que la frase “pecados capitales” puede implicar, hablamos de esos vicios nocivos que cometes en la creación de tu CV de profesor. Estas prácticas, al contrario de lo ocurría en el cristianismo, no afectan a la moral y las buenas costumbres tuyas o de quien recibe tu curriculum. Sino que te llevan a la no concreción de propuestas de trabajo. Porque en el CV que entregas dejas ver tu falta de interés, de responsabilidad, de concentración, de mesura y de enfoque. Todas aptitudes necesarias para ser tenido en cuenta en cualquier proceso de selección. Por ello, debes comenzar a prestar más atención al momento de elaborar un curriculum, para dejar de cometer esos errores irreparables.

 

7 pecados capitales en la elaboración de un curriculum

 

1- Cometer errores gramaticales, ortográficos y de tipeo. Todos podemos tener errores, pero estos no deberían ser visibles en un curriculum. Los errores gramaticales (mal uso de las palabras) los errores ortográficos (acentos equivocados) y los de tipeo (Ej: mi nombro es), demuestran la falta de interés del candidato al presentar su CV ante un determinado reclutador. Además, son una prueba del poco tiempo que se tomó el profesor para elaborar el documento.

2-Incluir información que no es relevante. Tus aficiones e intereses (cine, literatura, TV, ocio en general) y tus pasatiempos (maratones, trekking, nado, baile, etc.), no son en realidad relevantes en el contexto del CV de profesor. No deberías incluir estos datos, a menos que te postules para ser rey o reina de belleza de tu ciudad. Si eres docente y te postulas a un puesto de empleo, evita esta clase de información en tu curriculum.

3-Alardear sobre ti. Al crear un curriculum debes destacar tus puntos fuertes, pero eso no implica hacer alarde de lo bueno y perfecto que eres. Puede que lo seas y te felicitamos si es así, pero a quien revise tu CV  de profesor no le interesará que te describas a ti mismo como un ser valioso. Sino que lo demuestres con hechos concretos. Por ejemplo, comentar lo que has logrado en tu anterior empleo, para tus anteriores empleadores, en lugar de decir “soy muy bueno en lo que hago”.

 

¡Y todavía hay más! Sigue leyendo…

 

4-Excederte en la cantidad de información. No es la cantidad lo que cuenta, sino la calidad. Cuando das demasiados detalles, seguramente en algún punto equivocarás el camino. Por ejemplo, si nadie te lo pregunta, no incluyas en tu CV de profesor los motivos por los que terminaste con tu empleo anterior.

5-Hablar de un pasado muy lejano. La trayectoria debe respetarse, eso es verdad, pero no es bueno exagerar. Debes centrarte en tu experiencia profesional más reciente, porque son tus últimas actividades. La de los últimos 10 años, las que le interesarán a cualquier reclutador.

6-Exederte en extensión. Como el tuyo, seguramente quien está a cargo del departamento de recursos humanos de la institución a la que enviaste tu CV, recibirá muchos otros curriculums más. Por ello, lo ideal es que la extensión no se prolongue más allá de una página si tienes unos 5 años de experiencia o dos páginas si tienes mayor trayectoria. Ya sabes el dicho, lo bueno breve, dos veces bueno.

7-Perder demasiado tiempo en el diseño. Aunque es cierto que en los últimos años se ha innovado mucho en este aspecto, el diseño no lo es todo. En realidad, un buen CV de profesor debe ser un complemento en contenido y estética. Busca el equilibrio y no pierdas tanto tiempo en el aspecto de tu curriculum. Procura que tenga una estructura clara, que los datos de contacto sean perfectamente visibles y que la fuente a utilizar sea elegante y al mismo tiempo sencilla.

 

¿Agregarías algo más a la lista?

 

2 Comentarios

Publicar un comentario