Preocupación por las insuficientes sustituciones de verano en Extremadura

Preocupación por las insuficientes sustituciones de verano en Extremadura

Preocupación por las insuficientes sustituciones de verano en Extremadura

El verano de España propone algunos cambios en las zonas más visitadas y también en aquellas que aunque no son tan turísticas, encuentran mayor demanda de ciertos servicios. Si debemos hablar de la asistencia sanitaria que requieren los ciudadanos, podemos observar con claridad que en la temporada estival aumenta la demanda de esta prestación y para abastecerla, se suscribe a prácticas comunes como la incorporación de personal eventual o temporal en las plantillas de trabajadores sanitarios o la cobertura de las sustituciones, como principales medidas, pero ¿qué sucede cuando estas prácticas dejan de ser comunes y cuando la creciente demanda asistencial no ve satisfechas sus necesidades?

En Extremadura, el verano está dando claras muestras de lo que ocurre cuando se escatima en gastos tan significativos como el que implica la contratación del personal sanitario. No estamos hablando de la simple falta de ofertas de empleo de médico o enfermero, nos referimos a la falta de sustituciones y básicamente, refuerzos para encarar una demanda en crecimiento en los centros de salud de la comunidad.

El secretario de Sanidad del PSOE de Extremadura, José María Vergeles, ha denunciado esta semana, que el ejecutivo regional, no está ocupándose de las sustituciones de los profesionales del Servicio Extremeño de Salud (SES), es decir, las pocas que se han realizado en la comunidad son suficientes para asegurar la calidad de la atención sanitaria durante este verano.

La situación en la sanidad extremeña este verano es tan grave que se han evidenciado casos de médicos y enfermeras de Atención Primaria que acumulan trabajo hasta en tres pueblos y deben hacer  guardias sin posibilidad de librarlas al día siguiente. También hay servicios y centros de salud que han tenido que cerrar sus puertas durante el verano, para no sustituir al personal, mientras que en aquellos hospitales que sí han quedado abiertos durante este periodo, el número de enfermeros, por ejemplo, llega a ser tan escaso, que los propios pacientes o sus familiares, están colaborando, viendo la sobrecarga de trabajo que estos profesionales tienen.

No hay comentarios

Publicar un comentario