Precauciones a considerar en la búsqueda de trabajo en enseñanza

Precauciones a considerar en la búsqueda de trabajo en enseñanza

Precauciones a considerar en la búsqueda de trabajo en enseñanza

La búsqueda de empleo de profesor puede resultar toda una proeza si no se toman los recaudos pertinentes, estos no sólo están vinculados a lo que cada centro educativo ofrece y debe garantizar, sino también, a lo que el docente esté dispuesto a realizar.

Hay muchos detalles que deben ser tenidos en cuenta al momento de iniciar con la búsqueda de trabajo en enseñanza, principalmente cuando las ofertas laborales escasean y dar con una oportunidad de empleo en el sector educativo se torna cada vez más difícil.

Entre las precauciones que debes considerar en la búsqueda de trabajo en enseñanza, no podemos dejar de centrar el análisis en dos puntos principales: lo que el centro educativo debe garantizar y lo que tú puedas realizar.

Precauciones en la búsqueda de trabajo en enseñanza: el centro educativo

Cuando te decides a iniciar con tu búsqueda de empleo de profesor, hay mucho que debes analizar, por ejemplo, antes de presentar tu CV en un centro educativo, tendrás que evaluar qué es lo que esperas de la institución. Para ello, la recomendación principal es que investigues o consultes con colegas que actualmente estén trabajando en escuelas e institutos privados, qué es lo que a ellos ofrece cada institución, en cuanto a horarios, cursos, remuneración por hora y beneficios, esto te permitirá saber qué tan cerca o lejos de tus expectativas se encuentra cada oportunidad laboral que se te presente al enviar tu CV a un colegio privado.

Precauciones en la búsqueda de trabajo en enseñanza: lo que tú puedes realizar

Además de investigar sobre lo que en la actualidad debería garantizar un centro educativo, otra de las precauciones que debes tomar cuando estás buscando empleo en la enseñanza privada, es tus posibilidades, es decir, lo que tú realmente puedes realizar. Esto evitará que asumas compromisos que no puedes cumplir, teniendo luego un bajo rendimiento profesional y con ello, una posible mancha en tu curriculum.

Asegúrate de distribuir tu CV en instituciones en las que tú puedas desarrollar tu labor docente de la mejor manera, es decir, de nada sirve que te postules a empleos en ciudades distantes a la tuya, si no podrás trasladarte hasta allí para trabajar, de nada sirve que asumas un empleo que conste de un horario que no puedes cumplir, de nada servirá que inventes en tu curriculum especializaciones que no posees para dar con un trabajo, puesto que en el día a día se verá tu falta de conocimiento y esto resultará ser un antecedente negativo en tu experiencia laboral.

¿Qué otras precauciones agregarías al listado?

12 Comentarios

  • ivan sarabia dice:

    la escases de laboral es bastante critica, hay que acogerse a veces a la s políticas del sistema educativo o delos colegios privados, para obtener una remuneración

  • ivan sarabia dice:

    la escases de laboral es bastante critica, hay que acogerse a veces a la s políticas del sistema educativo o delos colegios privados, para obtener una remuneración

  • ivan sarabia dice:

    la escases de laboral es bastante critica, hay que acogerse a veces a la s políticas del sistema educativo o delos colegios privados, para obtener una remuneración

  • ivan sarabia dice:

    la escases de laboral es bastante critica, hay que acogerse a veces a la s políticas del sistema educativo o delos colegios privados, para obtener una remuneración

  • Mila dice:

    También habría que añadir algo lógico pero que, a veces, no se analiza: si comulgas con la filosofía del colegio. he visto a una maestra protestante en un colegio católico a quien le he tenido que dar un cursillo exprés de cómo santiguarse y cómo rezar el Ave María. Eso sí, era nativa inglesa, pero dudo que los padres sepan alguna vez que no era católica, y el colegio insistía en que se rezase al entrar por la mañana, a las 12 (el Ángelus) y al entrar a clase después de comer. En mi caso, y debido a mi educación en una familia católica, ya sabía la rutina, pero a ella le pilló de sorpresa.
    También hay que definir muy bien en el contrato las horas de entrada y salida, porque se pueden volver muy flexibles, normalmente en tu contra. También debes contar con días fuera de casa, si el colegio tiene la costumbre de organizar la semana blanca a 500 km de tu casa o una granja-escuela primaveral que dure 4 ó 5 días. Deberían también prevenirte de si se celebran la comuniones en el colegio y que tu presencia es imprescindible (normalmente como acomodador de familiares). Te verás asisitiendo a varias comuniones (sábado y domingo), una tras otra. Se te compensará económicamente, pero tendrás que ir a trabajar el lunes siguiente, habiendo descansado literalmente una tarde. Todo esto hay que dejarlo atado y bien atado. Y es que ser maestro, …ya no es lo que era y menos en la privada.

    • Natalia dice:

      Hola Mila, muchas gracias por comentar y por darnos tan valioso aporte, por supuesto, hay muchas más precauciones que deben considerar los docentes y lo que nos cuentas se suma al gran listado. Saludos! CvExpres.

  • Mila dice:

    También habría que añadir algo lógico pero que, a veces, no se analiza: si comulgas con la filosofía del colegio. he visto a una maestra protestante en un colegio católico a quien le he tenido que dar un cursillo exprés de cómo santiguarse y cómo rezar el Ave María. Eso sí, era nativa inglesa, pero dudo que los padres sepan alguna vez que no era católica, y el colegio insistía en que se rezase al entrar por la mañana, a las 12 (el Ángelus) y al entrar a clase después de comer. En mi caso, y debido a mi educación en una familia católica, ya sabía la rutina, pero a ella le pilló de sorpresa.
    También hay que definir muy bien en el contrato las horas de entrada y salida, porque se pueden volver muy flexibles, normalmente en tu contra. También debes contar con días fuera de casa, si el colegio tiene la costumbre de organizar la semana blanca a 500 km de tu casa o una granja-escuela primaveral que dure 4 ó 5 días. Deberían también prevenirte de si se celebran la comuniones en el colegio y que tu presencia es imprescindible (normalmente como acomodador de familiares). Te verás asisitiendo a varias comuniones (sábado y domingo), una tras otra. Se te compensará económicamente, pero tendrás que ir a trabajar el lunes siguiente, habiendo descansado literalmente una tarde. Todo esto hay que dejarlo atado y bien atado. Y es que ser maestro, …ya no es lo que era y menos en la privada.

    • Natalia dice:

      Hola Mila, muchas gracias por comentar y por darnos tan valioso aporte, por supuesto, hay muchas más precauciones que deben considerar los docentes y lo que nos cuentas se suma al gran listado. Saludos! CvExpres.

  • Mila dice:

    También habría que añadir algo lógico pero que, a veces, no se analiza: si comulgas con la filosofía del colegio. he visto a una maestra protestante en un colegio católico a quien le he tenido que dar un cursillo exprés de cómo santiguarse y cómo rezar el Ave María. Eso sí, era nativa inglesa, pero dudo que los padres sepan alguna vez que no era católica, y el colegio insistía en que se rezase al entrar por la mañana, a las 12 (el Ángelus) y al entrar a clase después de comer. En mi caso, y debido a mi educación en una familia católica, ya sabía la rutina, pero a ella le pilló de sorpresa.
    También hay que definir muy bien en el contrato las horas de entrada y salida, porque se pueden volver muy flexibles, normalmente en tu contra. También debes contar con días fuera de casa, si el colegio tiene la costumbre de organizar la semana blanca a 500 km de tu casa o una granja-escuela primaveral que dure 4 ó 5 días. Deberían también prevenirte de si se celebran la comuniones en el colegio y que tu presencia es imprescindible (normalmente como acomodador de familiares). Te verás asisitiendo a varias comuniones (sábado y domingo), una tras otra. Se te compensará económicamente, pero tendrás que ir a trabajar el lunes siguiente, habiendo descansado literalmente una tarde. Todo esto hay que dejarlo atado y bien atado. Y es que ser maestro, …ya no es lo que era y menos en la privada.

    • Natalia dice:

      Hola Mila, muchas gracias por comentar y por darnos tan valioso aporte, por supuesto, hay muchas más precauciones que deben considerar los docentes y lo que nos cuentas se suma al gran listado. Saludos! CvExpres.

  • Mila dice:

    También habría que añadir algo lógico pero que, a veces, no se analiza: si comulgas con la filosofía del colegio. he visto a una maestra protestante en un colegio católico a quien le he tenido que dar un cursillo exprés de cómo santiguarse y cómo rezar el Ave María. Eso sí, era nativa inglesa, pero dudo que los padres sepan alguna vez que no era católica, y el colegio insistía en que se rezase al entrar por la mañana, a las 12 (el Ángelus) y al entrar a clase después de comer. En mi caso, y debido a mi educación en una familia católica, ya sabía la rutina, pero a ella le pilló de sorpresa.
    También hay que definir muy bien en el contrato las horas de entrada y salida, porque se pueden volver muy flexibles, normalmente en tu contra. También debes contar con días fuera de casa, si el colegio tiene la costumbre de organizar la semana blanca a 500 km de tu casa o una granja-escuela primaveral que dure 4 ó 5 días. Deberían también prevenirte de si se celebran la comuniones en el colegio y que tu presencia es imprescindible (normalmente como acomodador de familiares). Te verás asisitiendo a varias comuniones (sábado y domingo), una tras otra. Se te compensará económicamente, pero tendrás que ir a trabajar el lunes siguiente, habiendo descansado literalmente una tarde. Todo esto hay que dejarlo atado y bien atado. Y es que ser maestro, …ya no es lo que era y menos en la privada.

    • Natalia dice:

      Hola Mila, muchas gracias por comentar y por darnos tan valioso aporte, por supuesto, hay muchas más precauciones que deben considerar los docentes y lo que nos cuentas se suma al gran listado. Saludos! CvExpres.

Publicar un comentario