Los recortes atentan contra la formación de médicos residentes españoles

Los recortes atentan contra la formación de médicos residentes españoles

Los recortes atentan contra la formación de médicos residentes españoles

Pareciera ser a estas alturas una obviedad que nadie se salva de la crisis, en el sector sanitario y concretamente hablando de quienes desean acceder a un empleo en centros de salud públicos de España, la situación es bastante más catastrófica, puesto que además de verse perjudicados aquellos profesionales titulados que han quedado en la calle o que han tenido que enfrentar la pérdida de calidad en sus actuales puestos de trabajo, quienes están haciendo aun su residencia, también atraviesan un difícil pasar.

Los médicos residentes están experimentado la crisis en su formación, puntualmente por tres motivos principales: reducción de horas de guardia, disminución de salario y por consiguiente, disminución en la calidad de formación.

Médicos residentes en crisis

El panorama para quienes están haciendo su residencia médica en España, suena desalentador, principalmente si observamos la calidad de su formación en estos días. Los recortes han disminuido la cantidad de horas de guardia asignadas a estos facultativos, esto no hace más que repercutir negativamente en su nivel de formación, perdiendo horas de prácticas y también viendo reducida su nómina, ¿acaso esta es la motivación adecuada para los sanitarios?

Claro que no son estos los únicos afectados por la situación actual, pero la tendencia indica que quienes se están formando para obtener un empleo de médico en España, comienzan a ver con mayor expectativa la posibilidad de radicarse en el exterior, lo cual no es del todo favorable para el sistema sanitario español.

¿Fuga de cerebros en sanidad?

Es cierto que desde Cvexpres solemos hacer referencia a la posibilidad de obtener un empleo en sanidad en el extranjero, compartiendo distintas ofertas que se presentan para los profesionales que decidan cambiar el rumbo y apostar a nuevas salidas laborales, pero también es un hecho que los médicos que se forman en España, implican una inversión notable para el Estado, y si se produce el éxodo masivo de estos profesionales, el saldo podría ser bastante lamentable para el sistema de Salud español.

Nadie podría señalar de mala manera a los facultativos que decidan irse, porque estos estarían apostando a una mejor calidad de vida y ese es un derecho que todo ser humano posee, pero ¿existe alguna iniciativa que intente revertir esta incipiente fuga de cerebros? El cambio debería iniciar en los médicos residentes, para que los talentos más jóvenes sigan aportando sus conocimientos al país que los formó, para ello, la verdadera motivación debe nacer en las medidas adoptadas por el Gobierno central ¿se podrá lograr tal inversión?

No hay comentarios

Publicar un comentario