El 2012 fue el año de las huelgas en la sanidad española

El 2012 fue el año de las huelgas en la sanidad española

El 2012 fue el año de las huelgas en la sanidad española

España está en crisis y esta crisis se viene acentuando desde hace tiempo, sin embargo, el año 2012 representó para muchos el punto más álgido del quiebre total del Estado de bienestar, miles vieron como sus empleos peligraban y otros tantos perdieron su trabajo, quedando en la calle, con pocas posibilidades de conseguir otro empleo en el corto plazo. Quienes se dedican a trabajar en sanidad, fueron duramente golpeados durante el 2012 a causa de despidos masivos, recortes en salarios, oferta de empleo nula y la no renovación de contratos, todo ello, llevó al colectivo sanitario español a las calles, a los encierros y a ser uno de los sectores más activos en lo que a las huelgas respecta.

Durante el año pasado, quienes tenían empleo en la sanidad o estaban en busca de él, fueron parte del crecimiento notable que sufrió el sector en términos de huelgas y protestas. De hecho, se triplicó la participación de estos profesionales en las manifestaciones que se realizaron a lo largo del año, dejando como saldo final una participación de un total de 45.213 trabajadores del área de salud en las huelgas del sector.

El sanitario se convirtió de esta manera, en el quinto colectivo que convocó más protestas y que resultó más participativo en ellas. Además de registrarse el incremento en el número de participantes en las huelgas, se evidenció el crecimiento de la cantidad de jornadas de protesta, siendo de una media de 4,3 jornadas para cada trabajador.

El caso de los residentes de Sevilla

En referencia al crecimiento de las huelgas en la sanidad de España, concretamente en Sevilla, los especialistas internos residentes (EIR), a mediados de 2012, iniciaron un paro indefinido de varias semanas, esta huelga fue parte de los titulares de los principales medios de comunicación y el hecho de que se prolongara por varias semanas, demostró la falta de voluntad de la administración autonómica para llegar a un acuerdo, pero por otro lado, ahora el tema es noticia nuevamente porque  la Inspección Provincial de Trabajo de la región emitió un informe en el que concluye que el SAS vulneró de manera indirecta, el derecho a la huelga de quienes se dedicaban a trabajar en la sanidad en la modalidad EIR, contratando a otros profesionales para que los suplantara en actividades. Este asunto ahora podría llegar a denuncia ante el Juzgado de lo Social, como motivo de lesión de tutela de derechos y libertades públicas.

Las huelgas en sanidad parecen no detenerse, lo que no hace más que evidenciar la dura realidad en cuanto al empleo y la calidad del mismo para el colectivo sanitario.

No hay comentarios

Publicar un comentario