Despidos en sanidad: 12.406 trabajadores sanitarios menos

Despidos en sanidad: 12.406 trabajadores sanitarios menos

Despidos en sanidad 12.406 trabajadores sanitarios menos

Duele ver un número semejante y del mismo modo, también duele que los recortes se concentren en zonas puntuales, donde la situación parece que no puede ser más grave. Hablamos del número de despidos entre quienes se dedicaban a trabajar en sanidad y hoy, a causa de las políticas de ajuste de las comunidades autónomas, no pueden hacerlo, al menos no en el ámbito público.

Según datos del Registro central de personal al servicio de las administraciones públicas, que fue recientemente publicado por el Ministerio de Hacienda, el Sistema Nacional de Salud perdió un total de 12.406 profesionales de la salud, entre el año 2012 y principios del 2013.

Desde aquí ya habíamos informado sobre la compleja situación atravesada por el colectivo sanitario, porque quienes se dedican a trabajar en sanidad, forman parte de uno de los sectores que más ha sufrido los embates de la crisis, teniendo en cuenta que distintas estadísticas publicadas, incluso desde el propio Ministerio de Sanidad, así lo confirman.

Ahora, nos enteramos que la baja en el número de puestos de empleo en centros de salud públicos, ha escalado los más de 12.400 profesionales, en sólo un año y que en autonomías concretas como Andalucía  o Castilla-La Mancha, la situación es más delicada, siendo estas las que han aplicado mayores recortes en el personal sanitario durante el 2012.

El caso de la sanidad andaluza

Imagina que tienes un número negativo en tus manos: 12.406 despidos. Ahora imagina que de ese gran número, 7.027 de las bajas, se han efectuado en una sola región. Si te has imaginado ello, entonces entenderás que Andalucía tiene en sus manos una de las situaciones más riesgosas en lo que a su sistema de salud público respecta.

Que el Servicio Andaluz de Salud (SAS) haya perdido en sólo un año más de 7.000 profesionales dedicados al trabajo de médico, enfermero, auxiliar, matronas, entre otras especialidades, es realmente grave para el propio funcionamiento del sistema, y para los recursos humanos, los trabajadores, que son parte de un recorte que incluye despidos masivos y la incertidumbre de no saber cómo se sigue después de ello.

Los datos pertenecen al Registro central de personal al servicio de las administraciones públicas, publicado por el Ministerio de Hacienda el día de ayer, dejando en claro que Andalucía ha reducido su plantilla en un 7,3 por ciento.

No hay comentarios

Publicar un comentario