Profesores universitarios de Madrid podrían no cubrir las plazas no renovadas como medida de protesta

Profesores universitarios de Madrid podrían no cubrir las plazas no renovadas como medida de protesta

Profesores universitarios de Madrid podrían no cubrir las plazas no renovadas como medida de protesta 0

Bajo el nombre “campaña de desobediencia civil”, profesores de cuatro universidades públicas de Madrid, podrían encarar nuevas medidas de protesta, que básicamente, apelarían a  dejar de cubrir los grupos o clases de aquellos docentes que no hayan sido renovados y hayan perdido sus puestos de empleo en la enseñanza.

Esta novedosa campaña, forma parte de las diversas estrategias de protesta que quienes se dedican a trabajar en la enseñanza universitaria de Madrid han pensado, esto como una forma de ir en contra de los numerosos despidos que han tenido que sufrir cientos de personas que se encargan de desempeñarse en un trabajo de profesor en la región, precisamente, en el área universitaria.

Esta clase de acción surge entonces como una especie de repudio a los diversos recortes que los trabajadores del sector han tenido que enfrentar en los últimos meses. Dado que el número de profesionales despedidos en el área de enseñanza universitaria ha sido notable, y es ahora, cuando comienza un nuevo ciclo escolar, que los profesionales pueden dar cuenta de la cantidad de bajas y con ello, de la merma en la calidad asistencial que vivirán los alumnos, además claro, de ver perjudicado su accionar, ya que ahora tendrán que hacerse cargo del trabajo que antes desarrollaban compañeros del sector.

Es por ello, que la nueva medida de huelga que se piensa llevar a cabo, por parte de los profesores universitarios, obedece a una cuestión elemental como es no cubrir las áreas que han quedado vacías de personal a causa de los numerosos despidos. Esto no nace como una falta de compromiso con la propia labor docente, sino como una manera de enfrentar a la administración autonómica y evidenciar que en realidad, esos profesionales despedidos eran necesarios.

Por supuesto que la contraofensiva esperada, por parte de la consejería y de la administración de Madrid, es apelar al compromiso docente y a la optimización de recursos, sin embargo, este inicio del ciclo escolar 2012-2013 se vaticina como difícil y complejo en la región.

No hay comentarios

Publicar un comentario