Los MIR y un éxodo masivo al extranjero

Los MIR y un éxodo masivo al extranjero

Quizás esta podría ser una noticia que se desprende de otras que hemos comentado en las últimas semanas: sanitarios buscando empleo en centros de salud del extranjero. En este caso, toca hablar de los médicos residentes, también conocidos como Médicos Internos Residentes o simplemente MIR.

Según ha trascendido de boca de la secretaria de Política Social del PSOE, Trinidad Jiménez, unos 10.000 MIR ya habrían pedido su acreditación para poder trabajar en hospitales de otras latitudes, es decir, en otros países, algunos cercanos y otros no tanto. La tendencia indica que los destinos más comunes son los países vecinos europeos, pero también, Latinoamérica es un punto de referencia importante en tal sentido.

Según datos recogidos por Trinidad Giménez, quien fuera ministra de sanidad española en otra época, la Organización Médica Colegial (OMC) de España, ha podido relevar información sobre unos 10.000 médicos residentes, que ya habrían pedido una acreditación para poder ejercer en un empleo de médico, pero en otros países, fuera de España.

Esto se produce en un momento en el que Los MIR temen por la falta de oportunidades laborales que en el país se ofrecen, sobre todo, si evaluamos los conflictos que en distintas comunidades autónomas se han evidenciado en los últimos días, como en Andalucía por ejemplo que unos 5.000 médicos residentes decidieron entrar en huelga por la sucesión de recortes en la región.

¿Por qué los MIR quieren llevar todos sus conocimientos a otras latitudes? La pregunta correcta quizás sería ¿por qué deben hacerlo? Dado que, en realidad, han sido empujados a tomar semejante decisión tras no encontrar ninguna otra salida laboral, luego del esfuerzo de capacitarse durante más de 6 años y especializarse. Nadie duda de las capacidades de estos profesionales, pero tampoco nadie puede obligarlos a quedarse en un sitio en el que no pueden desarrollar sus habilidades en algún empleo de médico en los centros de salud que habitan en España.

Los concreto del caso es que unos 10.000 médicos residentes habrían pedido su acreditación para poder trabajar en hospitales de otros países ¿perderemos a semejante cantidad profesionales españoles?

No hay comentarios

Publicar un comentario