Los miedos que te acechan ante una entrevista de trabajo en empresas

trabajo en empresas

Ya sabes cómo es. Recibes un llamado y en él, una persona que dice ser parte del departamento de Recursos Humanos de una empresa, te invita a un encuentro personal para hablar sobre tu candidatura dentro del proceso de selección que la compañía tiene abierto.

Inmediatamente celebras internamente y también por qué no externamente, el hecho de haber recibido el bendito llamado que otros tantos miles que buscan trabajo en empresas espera recibir.

Sin embargo, cuando el primer momento de alegría pasa, luego sobreviene la angustia y los miedos, algunos irracionales, otros justificados, no porque esos miedos puedan concretarse con facilidad, sino porque es usual que las situaciones desafiantes, como una entrevista de empleo en empresas,  te coloque en el lugar de la incertidumbre y lo que es incierto deja lugar a dudas y lo dudoso, generalmente, atrae miedos.

¿Cuáles son los principales miedos ante una entrevista de trabajo?

Aunque tu objetivo de trabajar en empresas esté más cerca de concretarse, si tú tienes la posibilidad de celebrar una entrevista de trabajo, cierto es que por más positiva que se presente la situación, es irremediable que algún o algunos miedos te invadan. Repasemos cuáles son los principales y algunos realmente irracionales.

“¿Y si me equivoqué al anotar la dirección a la que debo presentarme?”

Puede suceder, no sería la primera vez que frente al llamado telefónico las manos nos tiemblen y escribamos mal un número o una letra y con ello, hayamos colocado una dirección equivocada en nuestro anotador. Si esto te ocurre, siempre puedes indagar en la web acerca de las oficinas administrativas de una compañía y si no puedes dar con la bendita dirección, será cuestión de comunicarte con la oficina administrativa de la firma a través de correo electrónico o mejor aun telefónicamente, para solicitar la información.

“¿Y si cuando estoy yendo a la entrevista el metro se descompone?”

También son cosas que pueden suceder, en algunas ciudades más que en otras. Si esto ocurre y crees que no llegas a tiempo, bien puedes optar por otro medio de transporte o la mejor solución sería tener previsto ese día salir con muchísimo más tiempo de anticipación del que usualmente usarías. Así, cualquier imprevisto quedará cubierto.

“¿Y si voy vestido con la misma ropa que mi entrevistador?”

Esto puede ser más raro que ocurra, pero supongamos que se dé, tienes una posibilidad de romper el hielo hablando del tema e incluso darte lugar para hacer algún comentario gracioso al respecto, lo que de seguro te ayudará a distenderte y si no lo haces tú, puede que el reclutador haga referencia a ello y ya tengas un inicio de la conversación más relajado.

“¿Y si mis manos sudan tanto que al saludar al entrevistador este tenga que secarse las manos?”

Y si su cede esto, en todo caso, puedes pedir disculpas y explicar que a veces cuando estás un poco nervioso te ocurre. Recuerda que eres un ser humano y como tal, te ocurren cosas que le suceden a muchos otros, como el hecho de sudarte las manos. No serás ni el primero ni el último.

“¿Y si en la entrevista me suena el celular?”

Lo mejor para que esto ocurra es apagarlo antes de entrar al cuarto de la entrevista. No ocurrirá nada en el mundo si apagas por un rato tu móvil.

 ¿Qué otros miedos sumarias a este listado?

Articulos Relacionados

Motivos para utilizar
1
RÁPIDO
Simplemente llenas un formulario y nos envías tu cv .
2
ECONÓMICO
Tanto si el envío es por correo electrónico como por c. postal.
3
EFECTIVO
Nos lo confirman las felicitaciones que recibimos.
4
GARANTIZADO
Que recibirán tu CV todas las entidades que has seleccionado
5
DESCUENTOS
- 25% en la 2ª contrat. - 50% en la 3ª contrat. - Gratis la 4ª contrat.
Trabajar en los colegios privados y concertados, hospitales, principales empresas privadas en España
WordPress Video Lightbox Plugin