GUÍA: ¿Cómo trabajar en la enseñanza de España?

trabajar en la enseñanza

Trabajar en la enseñanza pública española

Ya ha pasado tiempo desde que iniciamos la aventura de este blog, con la idea de compartir contenido útil para aquellos que de alguna manera tenían intenciones de trabajar en la enseñanza española.

En aquel entonces, año 2011, explicamos de manera general, las posibilidades que tenía un docente de acceder al mercado de trabajo en la enseñanza pública y privada. Ahora, cuatro años más tarde, volvemos a repasar los requisitos, los métodos y las posibilidades de empleo en colegios de España.

Enfocándonos en el caso del empleo en la enseñanza pública, hay cosas que no han cambiado y otras tantas sí. Por aquella época (2011-2012), España atravesaba una de sus crisis más severas, a nivel económico y social y es por ello, que las oportunidades de trabajo en los servicios esenciales, como Educación y Salud, se vieron reducidas enormemente.

Saldo de todo ese periodo de crisis, del que aún no ha terminado de salir el país, son los 30 mil puestos perdidos, una cifra totalmente actual, que indica la falta de cobertura de sustituciones en los años más crudos de crisis, cuando de 10 docentes jubilados, sólo se sustituía a uno, lo que obedecía a la llamada tasa de reposición de funcionarios, que había descendido al 10 por ciento.

Desde hace dos años, esa tasa se viene aumentando progresivamente, llegando al anuncio del Gobierno central,  en agosto pasado, cuando se dio a conocer que finalmente, la tasa de reposición llegaría a ser del 100 por ciento a partir de 2016.

Esto deja como resultado que el año entrante, las convocatorias de empleo público serán mucho más amplias que hasta ahora, pudiendo encontrar con mayor facilidad una plaza de empleo en colegios del Estado. Para lo cual, sólo hay un método posible de acceso: las oposiciones.

Claro que, al día de la fecha funcionan las bolsas de empleo en la enseñanza, que otorgan vacantes temporales a quienes se han inscripto en tales bolsas y que acceden a tales plazas en calidad de interinos o sustitutos.

Las distintas administraciones autonómicas tratan, a veces más, a veces menos, de disminuir la tasa de interinos, en tanto, se trata de situaciones poco favorables para los docentes, pues no pueden acceder, bajo esta categoría, a plazas fijas, lo que redunda en una menor estabilidad laboral para ellos.

De este modo, estas y las que vienen, podrían ser épocas más prósperas para apostar a la enseñanza pública, tratando de participar de oposiciones y con ello, acceder finalmente a un empleo estable en colegios públicos.

¿En qué consisten las oposiciones?

Lo que se conoce como oposiciones o pruebas selectivas en España y enfocándonos principalmente en las destinadas a cubrir plazas en Educación, suelen publicarse a través de los denominados Boletines Oficiales de cada comunidad autónoma y son accesibles a través de las diferentes webs que cada comunidad posee, destinada al área de Educación o Empleo.

Hay normas generales que se aplican a estas pruebas selectivas. Se trata de procesos de selección en los que el candidato, luego de presentar su solicitud bajo los requerimientos especificados en las bases que cada convocatoria detalle, tendrán que afrontar un proceso evaluativo que consistirá tanto en pruebas  teóricas, como prácticas. También se produce en esta clase de proceso selectivo, lo que se conoce como baremación de méritos, por ello, la mayoría de las oposiciones cuentan con una fase de oposición, valga la redundancia, y otra de concurso, que es cuando se estudian los méritos presentados por los candidatos (experiencia profesional, formación, cursos, investigaciones, etc.).

El objetivo de este tipo de proceso selectivo es el de asegurar que el candidato en cuestión posee los conocimientos y aptitudes necesarios para acceder a la plaza, valorando entonces a los más idóneos por encima del resto.

Los interesados en participar de estos procesos de selección, tendrán que preparar, preferentemente con varios meses de anticipación, las oposiciones, que consiste en revisar los temarios de cada prueba selectiva y estudiar en función de las temáticas especificadas en ellos, para poder obtener las calificaciones adecuadas en pos de seguir avanzando en el proceso selectivo.

Hay quienes preparan las oposiciones por su cuenta, y otros acuden a academias específicas donde tanto de forma grupal, como individual, pueden abordar los temarios con otras herramientas pedagógicas en pos de adquirir los conocimientos adecuados para poder afrontar la instancia de evaluación.

La recomendación siempre es, mientras se pueda, preparar las oposiciones con el tiempo suficiente de anticipación. Hay quienes comienzan un año antes de presentarse en las pruebas selectivas y otros que constantemente están actualizándose en tal sentido, pues los temarios muchas veces son los mismos y están disponibles en la web, aunque hay que buscarlos y asegurarse que sean los adecuados.

Las oposiciones generalmente se preparan no sólo para aprobar, sino para estar entre los mejores, porque esto es lo que acerca al candidato a su objetivo de conseguir plaza fija o en su defecto a ingresar a una bolsa de empleo y quedar entre las posiciones más altas, lo que da como resultado, mayores posibilidades de conseguir trabajos temporales en la enseñanza pública.

Trabajar en colegios privados de España

Además de la opción clásica de trabajar en la enseñanza pública, quizás la más buscada por quienes obtienen cualquiera de los diferentes grados en Educación, está la posibilidad de trabajar en colegios privados de España.

En esta categoría no sólo entra la alternativa del trabajo en colegios privados, dentro de los niveles Infantil, Primaria o Secundaria, sino que también hablamos de las academias privadas de idiomas o cualquier centro de enseñanza en el ámbito privado.

Aunque en estos contextos cada centro particular impondrá su proceso de selección de preferencia, es decir, no hay norma general que se siga al respecto, cierto es que en la mayoría de ellos, el candidato puede participar de un proceso de selección al enviar el curriculum a colegios privados.

Esto se puede hacer en respuesta a una convocatoria de empleo específica, o bien de forma espontánea, pudiendo distribuir el CV mediante el correo electrónico oficial de las instituciones, a la dirección especifica del área de Recursos Humanos de cada colegio, o llevándolo personalmente al centro. También puede utilizarse el correo postal para la distribución del curriculum en tales colegios.

La recomendación en este caso, como se trata de la posibilidad de acceder a un empleo, como en cualquier otra empresa, es apostar por fortalecer el curriculum y carta de presentación y estar preparados para afrontar la entrevista. De hecho, a lo largo de estos años hemos abordado el tema desde muchas perspectivas, brindándote diferentes consejos para sacarle partido a este tipo de postulación.

De esta manera quedan detalladas las distintas instancias formales para poder trabajar en la enseñanza en España, quedará para materia de otro artículo, la respuesta a cómo trabajar en la enseñanza fuera del ámbito formal.

¿Qué te ha parecido nuestra guía? Esperamos tu valiosa opinión.

Articulos Relacionados

Motivos para utilizar
1
RÁPIDO
Simplemente llenas un formulario y nos envías tu cv .
2
ECONÓMICO
Tanto si el envío es por correo electrónico como por c. postal.
3
EFECTIVO
Nos lo confirman las felicitaciones que recibimos.
4
GARANTIZADO
Que recibirán tu CV todas las entidades que has seleccionado
5
DESCUENTOS
- 25% en la 2ª contrat. - 50% en la 3ª contrat. - Gratis la 4ª contrat.
Trabajar en los colegios privados y concertados, hospitales, principales empresas privadas en España
WordPress Video Lightbox Plugin